CRISIS DEL CORONAVIRUS
 

Las tasas de asintomáticos y positividad tienen sus peores datos de la pandemia de covid

Federico Arribas señala que hay una mayor activación y difusión del virus



O. ISARRE
26/10/2020


HUESCA.- El secretario de la Sociedad Española de Epidemiología (SEE) y profesor de Salud Pública en el Campus oscense, Federico Arribas, afirma que la situación sanitaria ha llegado a un punto que, "si no estuviera la economía de por medio", la mejor solución sería "cerrar todo dos semanas y todos para casa".

Pero consciente del "gran sufrimiento" que el confinamiento de primavera y las restricciones posteriores han causado en "familias, negocios que están al límite o tantas personas que viven al día", esa opción no es válida.

Junto al incremento de casos de las últimas semanas y el de hospitalizados e ingresados en UCI, otros dos indicadores (la tasa de positividad, que según la OMS no debe superar el 5 %, y el porcentaje de asintomáticos) están en sus peores índices desde que la DGA comenzó a difundirlos con valores para todo Aragón, sin desglosar por provincias.

Con datos desde mediados de agosto hasta la semana del 12 al 18 octubre -la conversación con Arribas fue el día 19-, la tasa de positividad había alcanzado su mayor nivel de ese intervalo, con 18,82 % (casi 19 casos confirmados de cada 100 PCR). En ninguna de las semanas anteriores había llegado al 15 % y en varias estuvo en el entorno del 10.

Lo mismo se aprecia en el porcentaje de asintomáticos sobre el total de enfermos, que en la última semana analizada llegó a su mínimo con el 42,46 %. Entre inicios de agosto y mediados de septiembre, casi seis de cada diez contagios confirmados eran personas asintomáticas, que deben guardar cuarentena para evitar contagiar a otros pero que al margen de eso no suponen grandes problemas para el sistema sanitario. Pero desde comienzos del mes pasado, esa proporción comenzó a bajar y ahora la mayoría de diagnosticados en Aragón son personas con síntomas. Un problema más para el sistema sanitario.

"Es bueno que haya asintomáticos -manifiesta Arribas-, pero si hay muchos al final (el virus) pasa a la población más débil, porque los asintomáticos también contagian, y ocurre lo que vemos ahora: más ingresos y más UCI".

Para el secretario de la Sociedad Española de Epidemiología y profesor de Salud Pública, el empeoramiento de estos dos indicadores, junto a otros como el incremento de casos, "indica una mayor activación y difusión poblacional del virus, lo que motiva muchos positivos y una mayor presión hospitalaria en camas y en UCI".

Por estas razones "se tienen que extremar las medidas de contención", pero hacer eso es "terriblemente complicado" por el muy difícil equilibrio entre salud y economía. Si sacáramos el impacto económico de la ecuación, la respuesta sería muy sencilla -"cerrar dos semanas y todos para casa"-, pero Arribas también es muy sensible con el muy grave impacto económico que la pandemia ha dejado ya entre tantas y tantas personas. Por tanto, también hay que "contener de alguna manera el destrozo económico", ya que la pobreza "es a la vez generadora de problemas de salud".

Con las dos partes del dilema "eterno" muy tocadas -el sistema sanitario y la economía-, Arribas afirma que la situación es "muy complicada" y pide a los ciudadanos que pongan su granito de arena con las medidas ya más que conocidas (mascarilla, también en casa "aunque cueste"; distancias e higiene de manos) y otras muy aconsejables para el invierno: airear bien los interiores, "tener el mínimo círculo social dentro de lo que se pueda y que sean las mismas personas" y vacunarse de la gripe común.

Aunque parezca una contradicción respecto a los consejos anteriores, Arribas también afirma que es "muy importante no estar solo". Se ha comprobado que existe un "aislamiento excesivo" de algunos mayores. "Con tantas noticias malas, pueden tener miedo y no salir. Eso es muy malo y puede generar una bajada inmunitaria". Es decir, salir pero con mucho cuidado y cumpliendo todas las medidas "porque te puedes atrincherar pero esto puede durar hasta verano como poco y mientras tanto vamos a tener que convivir (con el virus) muchos meses".

Un ejemplo de combinar ese "mucho respeto" que hay tener a la covid y mantener una vida más o menos normal dentro de todas las limitaciones es "seguir yendo a terrazas, pero en las que haya poca gente". En resumen, "modificar un poco nuestros hábitos y favorecer un poco el precario equilibrio" entre salud y economía.

 

REFORZAR SALUD PÚBLICA Y MÁS RASTREADORES

 

Hasta aquí lo que podemos hacer nosotros, pero al fin y al cabo las autoridades son las que toman las decisiones básicas, de un impacto mucho mayor que el comportamiento individual. A ellas, Arribas les pide reforzar "de una vez" los servicios del "patito feo" del sistema sanitario, la Salud Pública y la vigilancia epidemiológica, y la formación de más gente para rastrear casos y contactos. "Es lo fundamental, es lo que limita la extensión de estas enfermedades" que, recalca, no está solo en España sino en toda Europa, donde muchos países ya tienen "rebrotes muy importantes, incluso con incidencias más elevadas que España, lo que no quiere decir que aquí se esté haciendo bien".



Volver


diario del Altoaragon
® Copyright Publicaciones y Ediciones del Alto Aragón S.A. | Diseño y Desarrollo: WEBDREAMS