CRISIS DEL CORONAVIRUS
 

Los hospitales de la provincia de Huesca rozan el pico de ingresados de la primera ola

El número de hospitalizados por covid en la provincia se ha duplicado desde el inicio de este mes



O. ISARRE
26/10/2020


HUESCA.- En apenas tres semanas entre mediados de marzo y primeros de abril, las unidades de cuidados intensivos de la provincia pasaron de tener un único ingresado por covid a atender a casi una veintena. La irrupción del coronavirus fue una especie de "blitzkrieg", una guerra relámpago que casi antes de darnos cuenta dejó contra las cuerdas a un sistema sanitario que dedicó todos sus esfuerzos contra la pandemia y tuvo que ampliar la capacidad de sus UCI y suspender toda operación no urgente o vital para contener a duras penas la arremetida inicial, siempre bajo la amenaza del colapso total.

Ahora, esta segunda ola se asemeja más a un goteo que desde mediados de agosto ha ido colmando gota a gota el sistema sanitario extenuado tras los esfuerzos de más de medio año y que es más pequeño, ya que se ha acentuado la escasez de personal de UCI, lo que a su vez ha impedido una ampliación de cuidados intensivos tan profunda como la de marzo.

Pero el goteo estival de ingresos hospitalarios y en cuidados intensivos se ha acelerado en las dos últimas semanas, en las que la parte covid del Hospital San Jorge se ha saturado varias ocasiones y ha tenido que trasladar pacientes de UCI a Zaragoza o usar una undécima cama -para situaciones extremas- varias veces para evitar el colapso. La mayor rapidez de la covid en las últimas fechas ha hecho que a partir de hoy el hospital oscense vuelva a suspender las operaciones programadas no urgentes (a excepción de las oftalmológicas) y amplíe de nuevo la unidad de intensivos, aunque no tanto como en primavera por la citada falta de personal.

Y aunque la situación hospitalaria en el Alto Aragón ha sido de cada vez mayor presión en verano aunque en niveles todavía manejables, en octubre el número de hospitalizados ha pasado de los 46 de media de la primera semana a los 106 de esta última semana, superándose el centenar de ingresados por primera vez desde abril.

Aunque muy lejos de la disparada evolución de primavera, la UCI también se encuentra al máximo de su capacidad y, vista la "desescalada hospitalaria" iniciada a finales de abril, pasará mucho tiempo hasta que los niveles de ocupación de cuidados intensivos por covid estén por debajo de 5. En primavera, para eso hubo que esperar mes y medio e, importante diferencia, entonces hubo un confinamiento total que redujo los contagios y, por tanto, el número de casos que acababan en hospital o UCI.

En este sentido, los ingresos en Huesca no dejan de aumentar estas semanas y el San Jorge tiene unos 10 diarios, entre planta y UCI. Además, ha llegado al máximo desde el inicio de la pandemia, con una jornada en la que 21 personas ingresaron en el hospital por covid, una de ellas en cuidados intensivos.

En resumen, el incremento de hospitalizados e ingresados en UCI en esta segunda ola es menor que la avalancha de marzo-abril, pero poco a poco la situación hospitalaria se ha colocado muy cercana a la de la peor semana de la pandemia. Entre el 30 de marzo y el 5 de abril hubo 116 hospitalizados de media en el Alto Aragón y esta última semana la cifra es de 106.

El pico en la UCI tardó más en llegar, hasta la semana del 13 al 19 de abril, con 23 pacientes covid en cuidados intensivos. Esta última semana hubo 13 altoaragoneses en las unidades intensivas de la provincia, aunque cabe apuntar que la saturación de estas hizo que se derivaran tres pacientes a Zaragoza, por lo que la media de afectados es, en realidad, algo mayor a esas 13 personas.

Asimismo, el porcentaje de camas UCI disponibles en Aragón -la DGA no desglosa por provincias- estaba esta pasada semana en su punto más bajo desde que comenzó la pandemia, con apenas el 22 por ciento libre. Lo mismo ocurría con las camas hospitalarias convencionales, de las que tan solo el 29 por ciento están disponibles. Incluso en los peores momentos de la primera ola, la disponibilidad de UCI se movía entre el 34 y 42 % y la de camas convencionales, del 42 al 55, aunque entonces, como ya se ha mencionado, se suspendieron todas las intervenciones quirúrgicas no vitales y no urgentes.

 

PANORAMA "MUY NEGRO"

 

Para el vicesecretario de Cesm Aragón y médico de Urgencias del San Jorge, Manuel Muñoz, el panorama que anticipa esta segunda ola "es muy negro" y hace énfasis en que las medidas, como los confinamientos perimetrales o los toques de queda, "deben tener un tiempo para que se vean los resultados". Además, "no son un confinamiento total" como en primavera y, aunque "evidentemente ayudarán", sus efectos no serán de tanto calado. Por ello, insiste en que los ciudadanos debemos "adoptar medidas en las reuniones familiares y sociales" porque "si seguimos reuniéndonos a nivel familiar y por encima de los 6 permitidos y sin medidas, seguiremos igual".

Muñoz aclara que "la gente no tiene la culpa de la pandemia", pero también precisa que con su actitud "puede evitar que se siga transmitiendo". Recalca que son las autoridades y los sanitarios los primeros que deben responder contra el coronavirus, pero también repite que la ciudadanía "puede ayudar para que no vaya a más".

El médico de Urgencias del hospital oscense y representante de Cesm advierte de que la situación va a agravarse sobremanera en próximas semanas, pudiendo llegar a igualar o empeorar la primera ola de primavera. "No hay ninguna duda y no hemos acabado octubre, que se dice pronto. Eso quiere decir que no ha venido el frío todavía ni las complicaciones de los pacientes respiratorios", dice.

Para Muñoz, el previsible empeoramiento de la situación sanitaria se deberá a la coincidencia del coronavirus con otras circunstancias habituales del invierno, como las complicaciones de los problemas respiratorios en los pacientes más débiles, los virus de transmisión respiratoria en colegios y guarderías o las neumonías bacterianas que se puedan complicar, aunque confía en que la gripe tenga menor incidencia este año por el uso de mascarillas y las distancias.



Volver


diario del Altoaragon
® Copyright Publicaciones y Ediciones del Alto Aragón S.A. | Diseño y Desarrollo: WEBDREAMS