ALPINISMO - JORNADAS MUJER Y MONTAÑA
 

Fin de semana marcado por el virus

Las IV Jornadas Mujer y Montaña de Jaca tuvieron que adaptarse a las restricciones



RICARDO GRASA
26/10/2020


JACA.- La cuarta edición de las Jornadas Mujer y Montaña celebradas durante el pasado fin de semana se vieron condicionadas por el repunte de casos de Covid-19 registrado en Jaca, lo que obligó a ofrecer sus tres conferencias exclusivamente en un formato on line y llevar a cabo con un aforo muy reducido tanto las actividades al aire libre (la salida montañera a Oroel y la carrera a Rapitán), como la cena social, que reunió a un simbólico número de participantes.

El evento corrió a cargo del Club Montañeras Adebán, cuya vocal, Astrid García, mostró su esperanza de que "pronto terminen las limitaciones y podamos hacer montaña como nos gusta". A su juicio, "fueron unas jornadas especiales" y "las ponencias -previstas en el Palacio de Congresos- se hicieron on line para que fueran accesibles a las socias y al público que estuviera interesado".

La periodista Mercedes García, que se encargó de moderar las conferencias del pasado sábado, aseguró que "la relación entre mujer y montaña es tendencia". Además, manifestó que "este tipo de jornadas ayuda a visibilizar el papel de la mujer en los deportes de montaña y la actividad física, lo que es muy importante" a la hora de buscar la igualdad en dichos ámbitos.

El ciclo de conferencias de las jornadas comenzó con la intervención de la valenciana Elena Elipe, que contó la expedición que realizó junto a las andaluzas Vera García y Victoria Bocanegra en julio de 2019 al Muztagh Ata, una montaña de 7.546 metros situada en China, cerca de la frontera con Pakistán.

Las aventureras coincidieron con una expedición china que contaba con varios sherpas. "Cuando vieron a tres mujeres solas, nos ofrecieron su ayuda, pero les dijimos que no, porque queríamos hacerlo todo nosotras", explicó la deportista, que agregó que "las mayores dificultades tuvieron lugar entre el campo 1 y el 2, al encontrar bastante pendiente y grietas de 50 metros de profundidad".

 

HAZAÑAS FEMENINAS EN EL TECHO DEL MUNDO

 

A continuación, Rafael Ballesteros, autor, junto a Javier Sanz, de un libro titulado "Ni tontas, ni locas", explicó las hazañas de 5 mujeres que dejaron su huella en la historia del Everest: la británica Elisabeth "Nina" Mazuchelli (primera mujer que explora el Himalaya en 1872), su compatriota Jan Morris (cronista de la conquista del Everest en 1953), la japonesa Junko Tabei (primera mujer en llegar a la cima del Everest, en 1975), la china Phantog (la esclava que casi fue la primera en escalarlo en 1975) y la polaca Wanda Rutkiewicz, que hizo cima en 1978.

Para el comunicador y divulgador cultural, "es necesario reivindicar a estas mujeres para poner en valor su trabajo en la historia del montañismo", dentro de la que citó a dos españolas: Araceli Segarra, la primera fémina de nuestro país en subir el Everest en 1996; y Edurne Pasabán, que en 2010 se convirtió en la primera mujer del mundo en coronar los 14 "ochomiles".

La última charla corrió a cargo de Raquel Val, autora del libro "3.000 ejercicios de entrenamiento para el desarrollo muscular". "Entrenar la fuerza permite disfrutar más de la montaña", según la deportista y experta en Educación Física, que abogó por "romper los estereotipos" y lamentó que cuando "la mujer emplea unas pesas, se sigue enfrentando al estigma de estar haciendo algo masculino".

Desde la organización de estas jornadas, destacan el apoyo técnico prestado por Alexandro Lacadena, que hizo posible que las charlas se pudieran emitir de forma on line. También, agradecen el soporte que ofreció el Hotel Oroel y el respaldo de diversas marcas comerciales, como la empresa local Ulleco, que produce huevos ecológicos desde la pedanía jaquesa de Ulle.



Volver


diario del Altoaragon
® Copyright Publicaciones y Ediciones del Alto Aragón S.A. | Diseño y Desarrollo: WEBDREAMS