Diario del AltoAragón - Imágenes del Día
  
VIERNES
10
JULIO
 
Establecer Diario del Altoaragon como página de inicio Añadir a favoritos   Buscar    B. Avanzada 

Comarcas

ALTO ARAGÓN - MEDIO AMBIENTE

El cambio climático deja menos lluvias en el Pirineo y un aumento térmico


Un informe del Observatorio de la CTP actualiza los indicadores e impactos en el Pirineo

M. J. LACASTA
04/11/2019

Vota 
Vota 1 de 5 Vota 2 de 5 Vota 3 de 5 Vota 4 de 5 Vota 5 de 5
 Resultado 
1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 2 votos


HUESCA.- El 50 % de los glaciares pirenaicos han desaparecido en los últimos 35 años; la disminución de las precipitaciones ha sido del orden del 2,5 % por década entre 1949 y 2010; en ese mismo periodo de tiempo la temperatura ha aumentado 1,2 grados; y la mitad de las estaciones de aforo hídrico se han visto afectadas por una caída de los caudales medios.

Estos son solo cuatro de los indicadores sobre el cambio climático en el Pirineo que recoge el informe "El cambio climático en los Pirineos: impactos, vulnerabilidades y adaptación", impulsado por el Observatorio Pirenaico del Cambio Climático (OPCC) de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP). El trabajo, en cuya elaboración participaron más de 80 expertos, fue finalista en el concurso europeo "Project Slam" celebrado en Bruselas y se presentó en el III Coloquio internacional sobre cambio climático en zonas de montaña OPCC2 2019, que tuvo lugar en Jaca los pasados 22 y 23 de octubre.

Este informe aglutina otros cinco sobre el clima (Climpy), la flora (Florapyr), los lagos y turberas (Replim), los bosques (Canopee) y el ciclo hidrológico (Piragua) del Pirineo, y a modo de conclusión propone 10 desafíos.

El caudal de datos e información que ofrece el documento revela las evidencias científicas de una realidad que, en el prefacio del informe, el presidente de Aragón, Javier Lambán, resume así: "Las zonas de montaña están experimentando aumentos de temperatura superiores a las zonas llanas y por lo tanto los impactos del cambio climático son más intensos". "En concreto -añade- para los Pirineos ya se están observando impactos en todos los sectores naturales y socioeconómicos como la desaparición acelerada de ecosistemas sensibles y elementos iconográficos como los glaciares; la alteración del ciclo de vida de muchas especies, entre ellas algunas endémicas; la incidencia del cambio climático en los riesgos naturales, en las actividades ligadas al turismo, en la agricultura o los cambios observados en el ciclo hidrológico". A su juicio, "el cambio climático se posiciona como un factor de estrés añadido que agrava los problemas ya conocidos en el territorio pirenaico como la despoblación, los cambios de usos del suelo o la falta de relevo generacional en el sector primario".

Al hablar del clima en los Pirineos, el informe explica que entre 1949 y 2010 la temperatura media ha experimentado un claro aumento, aunque el calentamiento no ha sido ni constante ni regular. Hasta 1980 han predominando las anomalías negativas, con una tendencia al descenso de las temperaturas, pero -prosigue- a partir de los años 80 se invirtió esta tendencia, con anomalías positivas sistemáticamente ascendentes hasta ahora. De toda la serie, el año más cálido fue 1997, con una temperatura media superior en 1,5 grados al valor promedio del período 1961-1990. Por el contrario, 1972 fue el más frío, con 0,8 grados por debajo de la media de referencia.

Por lo que respecta las precipitaciones, el documento observa un predominio hacia el descenso de los volúmenes anuales debido sobre todo a la caída en los inviernos y veranos. El indicador climático para la precipitación muestra una tendencia a la disminución de las precipitaciones del orden del 2,5% por década entre 1949 y 2010.

Los primeros resultados del proyecto Climpy respecto a la evolución del espesor medio de la nieve en los Pirineos apuntan a un descenso significativo, a pesar de la fuerte variabilidad interanual, desde 1960. "Así, en el Pirineo central y a 1.800 metros de altura, el espesor medio de la nieve podría disminuir a la mitad en el año 2050 según la referencia actual, mientras que el período de permanencia de la nieve en el suelo podría reducirse en más de un mes", señala el informe.

 

FAUNA Y FLORA

 

Respecto la fauna, el documento apunta que el calentamiento global podría inducir cambios en la productividad y abundancia de las especies de alta montaña. Así, destaca que la perdiz nival está viendo alterado su estado fisiológico y abundancia, que los anfibios se encuentran entre los vertebrados más vulnerables al cambio climático, o que en las últimas décadas se han registrado adelantos en la fecha de los primeros avistamientos de muchas especies de mariposas, "y el aumento de las temperaturas parece ser la razón principal".

También el calentamiento global altera el crecimiento y cambia la productividad de muchas especies de flora, y se ha podido determinar que más del 2 % de la flora del Pirineo está amenazada. Pone como ejemplo que la menor cobertura de nieve provocada por el cambio climático reduce su efecto aislante durante el invierno, provocando que la flora de las cumbres sea más vulnerable a las temperaturas extremas.

 

LAGOS Y TURBERAS

 

Los cambios en el régimen hidrológico junto al aumento de las temperaturas pueden modificar -según el estudio- las condiciones físicas y químicas de los lagos, con consecuencias negativas en las comunidades vegetales y animales. "Además, la mayor frecuencia e intensidad de las sequías junto al cambio en la distribución de las precipitaciones podría disminuir la disponibilidad de agua en los ibones en algunas estaciones del año (especialmente verano y otoño)", detalla.

 

BOSQUES

 

La importancia de los bosques en el Pirineo no es baladí, ya que ocupan la mitad de la superficie del macizo pirenaico. Ya se han constatado cambios -relata el informe- como el desplazamiento en altura del límite del bosque en 35 metros o la recolonización por parte de la masa arbolada de zonas de pasto abandonadas. Añade que el cambio climático puede tener efectos en la productividad de los bosques y en su capacidad para fijar el CO2 atmosférico a través de la fotosíntesis; podría influir sobre la capacidad de los bosques para proteger de algunos riegos naturales típicos de las zonas de montaña; y podría incrementar el número e intensidad de los incendios forestales en los Pirineos.

 

CICLO HIDROLÓGICO

 

El cambio climático ha generado modificaciones en las aportaciones medias anuales de muchos ríos del Pirineo en las últimas décadas, según constata el estudio. "Sin embargo estos cambios se atribuyen tanto a causas climáticas como a cambios en los usos del suelo y de la cubierta vegetal, resultando complicado cuantificar la influencia de cada factor por separado", aclara del documento, que señala que la acumulación de nieve por debajo de los 1.500 metros podría llegar a reducirse en un 78 % en el último cuarto del siglo XXI.

También dice que el aumento de las temperaturas y los cambios en el ciclo del agua inducidos por el cambio climático pueden alterar las características físicas y químicas de las aguas pirenaicas.

 

MENOS DÍAS ESQUIABLES Y NIEVE A COTAS MÁS ALTAS

 

El informe analiza los impactos del cambio climático en los sectores turístico, agroganadero y energético. El documento advierte de que en las últimas décadas ha disminuido el número de días esquiables (aquellos que presentan espesores de nieve de 30 centímetros, "suficiente" para poder esquiar con normalidad en las estaciones) y la línea de acumulación de la nieve ha subido a cotas superiores. Considera que la producción de nieve artificial a gran escala como medida de adaptación "pone en riesgo la rentabilidad económica de las estaciones" y "conlleva una serie de externalidades ambientales a considerar".

Respecto al sector agrario, el documento señala que los efectos pueden ser negativos y positivos, ya que la disminución de los días con heladas y el incremento de las temperaturas podrían favorecer algunos cultivos más mediterráneos, mientras que los de secano podrían verse afectados negativamente por la menor disponibilidad de agua.

Y en el capítulo energético, apunta que el cambio climático puede afectar a la capacidad de las centrales hidráulicas para producir energía en algunos períodos del año, mientras que la producción de energía solar podría verse favorecida por un incremento del índice de la irradiación solar. Por contra, la producción de energía eólica podría verse negativamente afectada.



Enviar a un amigo Enviar Imprimir Imprimir
 
Enviar a: Facebook Meneame Digg Wikio Del.icio.us Technorati Yahoo Fresqui


Comentarios



Escribe un comentario
  Escribe un comentario


Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Facebook

Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Enlace interno 2

Enlace interno 3


Redes Sociales

Enlace interno 7

Enlace interno 5

Enlace interno 4

Imágenes del día
47 y 48 de 372

Enlace interno 1

X


 
SUSCRIPCION WEB PLUS
SUSCRÍBETE  
COMPRA DE BONOS
COMPRA TUS BONOS
COMPRA 1 DIA POR SMS
Envía DIARIO PAPEL al 25511
Para comprar la edición del día 20 de junio de 2009 envíe DIARIO PAPEL 20/06/2009 al 25511.
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  
COMPRA FOTOS EN HD
Envía DIARIO FOTO + código al 25511
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  

Política de privacidad y aviso legal
Acesso  WEB PLUS
 
 
Nuevo Usuario
Recordar Contraseña
Bolsa Trafico Sorteos Farmacias Cine Horoscopo Agenda Regístrese pulsando aquí