Diario del AltoAragón - Imágenes del Día
  
JUEVES
9
JULIO
 
Establecer Diario del Altoaragon como página de inicio Añadir a favoritos   Buscar    B. Avanzada 

DOMINICAL

ANIMALES

Un virus mutante

Determinados virus pueden resultar mortales para los gatos.

26/04/2009

Vota 
Vota 1 de 5 Vota 2 de 5 Vota 3 de 5 Vota 4 de 5 Vota 5 de 5
 Resultado 
1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 0 votos


Nos planteamos como un reto, más que como una obligación, la tarea de dar a conocer las dificultades que encuentra la bioquímica y la medicina veterinaria para dar la respuesta más eficaz y rápidamente encaminada a la curación de los pacientes. En ocasiones, los motivos de un mal desenlace con un enfermo son conocidos por los profesionales y el dueño afectado, pero no tanto por los propietarios del animal sano.

En el artículo de hoy explicaremos las características de un virus del gato que, si se manifiesta en su forma virulenta, se convierte en causante de una enfermedad incurable que es conocida por un número creciente de aficionados al reino animal. La enfermedad es el PIF, y el causante, la forma mutante del coronavirus felino.

UN MISMO AGENTE, DISTINTOS EFECTOS

Comencemos diciendo que existen dos coronavirus felinos conocidos, los llamaremos el VPIF (virus de la peritonitis infecciosa felina) y el VCE (virus del coronavirus entérico felino). Entérico significa intestinal.

El VPIF causa en los felinos una enfermedad casi siempre mortal, mientras que el coronavirus entérico, de por sí, tan sólo es capaz de provocar una leve enteritis (inflamación intestinal) en el gato, con diarreas superables en casi todos los casos.

Ambos son virtualmente el mismo virus desde un punto de vista genético y también desde un punto de vista antigénico –producen la misma respuesta de anticuerpos en el organismo infectado-.

A día de hoy está aceptado que la forma grave (PIF) es una forma mutante del coronavirus entérico, pero todavía no se ha descubierto la mutación responsable del incremento de poder patógeno (generador de enfermedad) del virus.

Por si parece poca la complicación, ahí van otras: Dentro del virus PIF existen diferentes líneas, desde las que son casi avirulentas y producen cuadros que curan a menudo hasta las que originan una mortalidad del 100% de individuos afectados.

Todos los coronavirus del gato (el bueno y el malo) pertenecen a dos diferentes serotipos o variedades respecto a la facilidad (serotipo I) o dificultad (serotipo II) de crecimiento en cultivos celulares de laboratorio; prácticamente todas las líneas que ocasionan PIF pertenecen al serotipo I.

DOS INMUNIDADES, DOS CUADROS CLÍNICOS

Hemos conocido ya que hay dos tipos de un mismo virus, uno de ellos causa una enfermedad muy grave y otro un leve mal.

Veremos ahora que, dentro de la grave enfermedad que es el (la) PIF, existen dos cuadros distintos en función de que se genere en mayor o menor grado, dentro del organismo enfermo, una de las dos formas de respuesta inmunitaria –la respuesta humoral o la respuesta celular-.

Forma efusiva o piogranulomatosa: La respuesta inmunitaria del gato, cuando detecta el virus, es sobre todo humoral (mediada por anticuerpos) y la inmunidad celular (mediada por glóbulos blancos) es nula o casi ausente.

El animal genera fluidos (efusiones) en gran cantidad, el abdomen se llena de líquido y también la caja torácica, el tórax. El animal tiene grave insuficiencia respiratoria y los órganos abdominales dejan de funcionar, generándose anemia y llevando al paciente a un rápido deterioro.

Forma seca o granulomatosa El gato hace frente a la enfermedad con una fuerte inmunidad humoral pero, a diferencia de la forma anteriormente descrita, la inmunidad celular, aunque débil, está presente. Hay respuesta leucocitaria.

Se generan granulomas o acúmulos (tumoraciones) de leucocitos en diferentes órganos, fundamentalmente en riñón, pero también en ganglios linfáticos, hígado, bazo, intestino e incluso en cerebro y médula nerviosa espinal. Se comprende que ante la imposibilidad de contar con antibióticos que actúen contra virus tan agresivos la insuficiencia de los órganos afectados conducirán a un fatal desenlace de la enfermedad.

Diremos, ahora se entenderá mejor, que la única posibilidad de que el gato llegue a superar la enfermedad –se da en pocas ocasiones, pero se da- es que la respuesta sea casi absolutamente celular, una fuerte respuesta celular, y esté casi ausente la respuesta humoral (mediada por anticuerpos). Si los leucocitos toman el mando, el gato puede salvarse. Por desgracia eso es lo raro y únicamente depende del propio paciente, nada se puede hacer desde un punto de vista médico, salvo paliar síntomas y mantener a los pacientes que se aprecian con posibilidades de ir superando etapas hacia la curación.

DIAGNÓSTICO PROBLEMÁTICO

Lo hemos visto, es un virus y dos enfermedades. Por tanto, no se sabe si los niveles de anticuerpos detectados en un análisis son altos porque el animal porta un PIF o porque el animal padece un leve coronavirus entérico. Se sabe que un nivel muy alto de anticuerpos es sugestivo de significar PIF y, por el contrario, si se detectan pocos anticuerpos es que el animal sufre la variedad coronavirus. No obstante, hay un rango muy amplio de niveles dudosos y casi siempre se necesitan varias determinaciones bisemanales o mensuales para acabar con una duda que casi siempre nos acabará de aclarar el cuadro clínico que desarrolle el animal.

Como siempre, de todos modos, un análisis dudoso hay que contemplarlo a la luz de un cuadro clínico que lo clarificará. Esto es así en muchas enfermedades.

No dudamos de que, en unos años, o quién sabe si en pocos meses, contaremos con más conocimientos para hacer frente a esta enfermedad del gato. Hoy disponemos de una vacuna bastante eficaz frente al PIF que se recomienda a todos los gatos, especialmente a aquellos que estén en contacto con otros congéneres de los cuales es fácil que puedan llegar a contagiarse, dado que los virus se eliminan por heces y un animal sano puede adquirir la enfermedad olisqueando las marcas fecales de un competidor por el territorio.

Raúl Cajal Serrano Carlos Malo Betoré Sergio Lanuza Sancerni Natalia Calvo Pesini Macu Palacín Arizón Centro Veterinario Los Olivos



Enviar a un amigo Enviar Imprimir Imprimir
 
Enviar a: Facebook Meneame Digg Wikio Del.icio.us Technorati Yahoo Fresqui


Noticias relacionadas


Enlace interno 2

Enlace interno 3


Redes Sociales

Enlace interno 7

Enlace interno 5

Enlace interno 4

Imágenes del día
25 y 26 de 371

Enlace interno 1

X


 
SUSCRIPCION WEB PLUS
SUSCRÍBETE  
COMPRA DE BONOS
COMPRA TUS BONOS
COMPRA 1 DIA POR SMS
Envía DIARIO PAPEL al 25511
Para comprar la edición del día 20 de junio de 2009 envíe DIARIO PAPEL 20/06/2009 al 25511.
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  
COMPRA FOTOS EN HD
Envía DIARIO FOTO + código al 25511
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  

Política de privacidad y aviso legal
Acesso  WEB PLUS
 
 
Nuevo Usuario
Recordar Contraseña
Bolsa Trafico Sorteos Farmacias Cine Horoscopo Agenda Regístrese pulsando aquí