Diario del AltoAragón - Imágenes del Día
  
DOMINGO
17
ENERO
 
Establecer Diario del Altoaragon como página de inicio Añadir a favoritos   Buscar    B. Avanzada 

Cultura

"Con mi libro quiero dar a conocer la historia de la Argelia independiente"

José Luis Gómez Puyuelo.
José Luis Gómez Puyuelo, autor de "La República Pretoriana, Ejército y poder político en Argelia (1954-1978)"

Natural de Aínsa, José Luis Gómez Puyuelo, teniente coronel de Caballería en situación de reserva e investigador aragonés sobre el mundo árabe e islámico, es el autor del primer ensayo histórico en castellano sobre Argelia, titulado "La República Pretoriana, Ejército y poder político en Argelia (1954-1978)". Investigador y coordinador de programas de la Fundación Seminario de Investigación para la Paz (SIP) de Zaragoza, es licenciado en Ciencias Políticas y doctor en Historia Contemporánea. Experto en temas del Norte de África y del Islam, José Luis Gómez Puyuelo aporta en este libro su visión sobre la historia reciente del país magrebí. La obra se presentó el pasado mes de marzo en el Palacio de la Aljafería de Zaragoza, fruto de un convenio de colaboración entre las Cortes de Aragón y del SIP.

Inmaculada CASASNOVAS
04/05/2009

Vota 
Vota 1 de 5 Vota 2 de 5 Vota 3 de 5 Vota 4 de 5 Vota 5 de 5
 Resultado 
1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 0 votos


PREGUNTA.- Decía Henry Thessinger: "Ningún hombre podrá entrar en el desierto o salir de él sin haber cambiado. Llevará, por débil que ésta sea, la impronta del desierto, el sello que caracteriza al nómada". ¿Cómo le marcó a usted su estancia en el Sáhara (1973-1975) como miembro de la Agrupación de las Tropas Nómadas del ejército español?

RESPUESTA.- Mi estancia en el Sahara como oficial en una unidad integrada en su mayoría por tropas saharauis, supuso para mí una experiencia que me marcó para toda la vida. Durante ese tiempo me di cuenta de lo que suponía la colonización para los pueblos árabes y la arrogancia e ignorancia supina que mostrábamos sobre su mundo, sobre su cultura, salvo muy escasas excepciones. Desde entonces mi interés por el mundo árabe e islámico ha sido constante.

P.- ¿Qué le anima a publicar el primer ensayo histórico político sobre Argelia en lengua castellana? Sin duda, sus conocimientos políticos y militares lo colocan en una situación privilegiada para este trabajo.

R.- Durante mi estancia en el Sahara tomé contacto con los ejércitos marroquí y argelino, dos Estados vecinos pero muy diferentes en cuanto a su orientación política. Fue precisamente el estudio de las relaciones entre el poder político y el militar en esos países y por extensión en el mundo árabe lo que me llevó a trabajar sobre Argelia, pues el papel del ejército en el espacio político argelino ha desarrollado unas características muy singulares

P.- ¿Cuáles son los objetivos de esta obra, que comprende algo más de dos décadas de la historia reciente de Argelia?

R.- En primer lugar dar a conocer la historia política de la Argelia independiente, país que a pesar de su vecindad con España es muy desconocido en su historia política, cultural, social etcétera, como se demuestra en la ausencia en nuestro panorama editorial de obras referidas a este país magrebí. Así como Marruecos está más presente en la historiografía en castellano, Argelia es un coto cerrado de los historiadores franceses y argelinos. Para conocer los acontecimientos que están ocurriendo en este país tan importante para nosotros, por su vecindad y por nuestra dependencia energética entre otras cosas, es imprescindible conocer el proceso histórico que le conformó como país independiente, y su posterior evolución hasta la Argelia de hoy con sus grandes incertidumbres y problemas de toda índole.

P.- "La República Pretoriana. Ejército y poder político en Argelia (1954-1978)". ¿Qué aporta con respecto a otras publicaciones de otros países?

R.- Una visión desde una óptica neutral, pues la mayoría de autores tanto argelinos como franceses fueron parte interesada, lo que no quiere decir que no haya autores muy críticos con su propio "bando", ya que la calidad de muchos de estos historiadores es innegable. Además, estudio cuestiones relacionadas con la posición del gobierno de Madrid ante los acontecimientos que describo, así como el papel de Argelia en el contencioso del Sahara Occidental

P.- ¿En qué ha cambiado y en qué no el Norte de África que usted conoció siendo militar en la década de los años 70?

R.- Los actuales países del Magreb, lógicamente, han cambiado mucho en todos los sentidos, pero la rivalidad entre Argelia y Marruecos sigue siendo la misma. El límite geográfico entre ambos vecinos constituye la frontera cerrada más larga del mundo. De hecho el problema del Sahara es el principal factor de rivalidad entre Argel y Rabat, rivalidad que ha provocado que la Unión del Magreb Árabe, creada en 1989, esté prácticamente bloqueada para desgracia del resto de países de la región, que necesitan la integración para hacer frente a los retos que suponen las nuevas circunstancias políticas y económicas a las que se ven enfrentados.

P.- Desde su condición de historiador y politólogo, ¿cómo vislumbra el futuro de Argelia y del pueblo saharaui?

R.- Argelia acaba de celebrar sus elecciones presidenciales y, como estaba previsto, sus resultados no han sido nada halagüeños. Si el problema del terrorismo ha disminuido notablemente, las elecciones han mostrado la gran sima que existe entre el poder político y la ciudadanía, la existencia de un pluralismo político que solo es de fachada, ya que la oposición ha sido anulada; la contestación social ha sido notable y ha existido una clara manipulación de los datos electorales. En fin, más de lo mismo en un país que pasa por una situación muy delicada tanto en lo económico como en lo social. Por otra parte, el ejército sigue manteniendo una gran capacidad de decisión.

En cuanto al conflicto del Sahara Occidental, único proceso de descolonización inacabado en África, las cosas no van por buen camino para que el pueblo saharaui pueda decidir sobre su autodeterminación. Para mí, el principal factor que impide que se cumpla con el Derecho Internacional que de forma clara avala las pretensiones saharauis, es el apoyo incondicional que tanto los EEUU como Francia otorgan al reino de Marruecos.

P.- Tan cerca, pero tan lejos. ¿No cree que persiste un gran desconocimiento sobre el universo islámico y magrebí? ¿A qué obedece?

R.- Absolutamente. Este desconocimiento es extensible al mundo árabe e islámico. Los prejuicios y estereotipos, las imágenes distorsionadas que se tienen en Occidente sobre este mundo, denotan ignorancia y arrogancia. Cuando se generaliza sobre la "barbarie del otro", del musulmán, del árabe, nos olvidamos del cúmulo de violencia sobre la que se ha erigido nuestra modernidad. Por otra parte, la política de agresión llevada por Occidente tanto en el Magreb como en el Oriente árabe (colonialismo, cuestión palestina, Iraq etcétera), está en el origen de la aparición de ciertos fenómenos violentos que provienen del islamismo radical, pero de ahí no se puede generalizar en cuanto a la responsabilidad de los árabes o de los musulmanes. Las generalizaciones son nefastas y contribuyen a que la ignorancia se convierta en odio. El mundo árabe e islámico y el propio islamismo, sea moderado o radical, es caleidoscópico. Cada país, cada corriente religiosa tienen su origen y desarrollo específico.

P.- ¿Cómo ven los ojos del historiador la convivencia entre el mundo árabe y el mundo occidental?

R.- Tiene que mejorar. Pero esta mejora, este acercamiento sólo puede venir de un conocimiento del otro que deseche los prejuicios y estereotipos en los que desgraciadamente se basa nuestra opinión sobre ellos. Las autoridades políticas en todos los niveles, los medios de comunicación, deben ponerse a esta tarea, pues en gran medida son los responsables de la ignorancia reinante que, como no me cansaré de repetir, es el camino más corto hacia el odio y la barbarie.

P.- Tras su primera publicación en solitario, ¿proyecta algún nuevo libro?

R.- Por el momento no. Más adelante quiero escribir sobre las relaciones entre Occidente y el mundo árabe-islámico desde una perspectiva histórica que tendría su punto de partida en el final de la Segunda Guerra Mundial. Además sigo trabajando sobre la actualidad sociopolítica del Magreb en el marco de mi trabajo en la Fundación SIP.

P.- Para terminar, cuéntenos qué recuerdos y qué vinculación guarda con su pueblo, Aínsa.

R.- Buena parte de mis mejores años de vida transcurrieron en Aínsa, donde nací en 1950, y mis recuerdos de infancia y juventud están siempre presididos por la Peña Montañesa. Mi madre Mercedes Puyuelo Bielsa nació en Aínsa, de donde era mi abuelo materno, José Puyuelo Puyuelo, que fue alcalde de la villa y mi abuela Felicitas Bielsa Bardají, aunque nacida en Escalona, vivió en Aínsa desde muy joven. Por cierto, hace años a los nacidos en Ainsa nos llamaban con cariño "moricos" o "moricas". Recuerdo que el apelativo, que nos significaba de forma especial, se hacía con simpatía y lo recibíamos como un cumplido. Ahora parece que los jóvenes no aprecian demasiado tal gentilicio. ¿Tendrá algo que ver con lo que hablábamos antes?



Enviar a un amigo Enviar Imprimir Imprimir
 
Enviar a: Facebook Meneame Digg Wikio Del.icio.us Technorati Yahoo Fresqui


Enlace interno 6

Enlace interno 3

Enlace interno 2


Redes Sociales

Enlace interno 5

Enlace interno 4

Imágenes del día
249 y 250 de 303

Enlace interno 1

X


 
SUSCRIPCION WEB PLUS
SUSCRÍBETE  
COMPRA DE BONOS
COMPRA TUS BONOS
COMPRA 1 DIA POR SMS
Envía DIARIO PAPEL al 25511
Para comprar la edición del día 20 de junio de 2009 envíe DIARIO PAPEL 20/06/2009 al 25511.
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  
COMPRA FOTOS EN HD
Envía DIARIO FOTO + código al 25511
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  

Política de privacidad y aviso legal
Acesso  WEB PLUS
 
 
Nuevo Usuario
Recordar Contraseña
Bolsa Trafico Sorteos Farmacias Cine Horoscopo Agenda Regístrese pulsando aquí