Diario del AltoAragón - Imágenes del Día
  
DOMINGO
12
JULIO
 
Establecer Diario del Altoaragon como página de inicio Añadir a favoritos   Buscar    B. Avanzada 

Cultura

TRABAJADOR DE LAS FORMAS

Julio Luzán, un creador que convierte en realidad los sueños

En su empresa no conocen la palabra imposible y son capaces de recrear todo cuanto imaginemos reproduciendo cualquier tipo de formas

Todo empieza en una idea, un producto de la imaginación, y después, gracias a su trabajo, las ilusiones intangibles se hacen realidad, se materializan y cobran forma. Julio Luzán no es mago, pero es capaz de crear todo cuanto deseamos, y lo consigue sin conjuros ni sortilegios, sustituye la varita mágica por tecnología de última generación y los sueños dejan de serlo para cobrar vida ante nosotros y dejarnos boquiabiertos. Sus obras igual nos hacen regresar al pasado, al origen de los tiempos, donde habitaban los dinosaurios, que nos llevan a todo tipo de paraísos lejanos o recrean el mundo de los dibujos animados en un parque temático, sin olvidar que sus decorados enriquecen algunas de las grandes películas de los últimos tiempos, además de lucir en populares series y anuncios de televisión.

CHUS SÁNCHEZ
24/02/2013

Vota 
Vota 1 de 5 Vota 2 de 5 Vota 3 de 5 Vota 4 de 5 Vota 5 de 5
 Resultado 
1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 0 votos


HUESCA.- En los más de veinte años que lleva desarrollando este trabajo, Luzán ha ido creciendo profesionalmente al tiempo que traspasaba fronteras, y hoy la empresa ICP Tecmolde es todo un referente a nivel internacional, para quien la palabra imposible no existe, a la par que se hace cargo de todo trabajo con el mismo esfuerzo e interés porque cada encargo "es igual de especial e importante".

Lo primero son las ideas, y estas se plasman en el papel, es el boceto inicial que después cobrará forma en "pequeñas miniaturas que suelo realizar personalmente", explica este creador. Después llega el turno de las máquinas "que escanean cada volumen". En el siguiente paso entra en escena el poliestireno, "más conocido como poliespán", que es el auténtico protagonista y materia prima de cada uno de los trabajos. Sobre cada bloque de este material se empieza a esculpir "en el tamaño elegido" cada objeto y una vez acabado va a manos de los artesanos, los artistas que lo dotan de auténtica personalidad y añaden los detalles, y por supuesto el color. Finalmente, antes de darse por acabada una pieza, Luzán supervisa cada uno de los trabajos y ninguno sale de las instalaciones sin que él le dé el visto bueno. "Si estoy fuera me mandan alguna foto para que vea cómo ha quedado", matiza.

En función del lugar donde tengan que estar las obras, éstas se tratan de una manera u otra, y, aunque todas estén hechas de poliestireno, la base que se pone encima es bien distinta, y de ella nos hablaba Luzán: "No se usa la misma base para algo que tenga que durar tres días que para objetos en los que tengas que dar una garantía de años. Por eso tenemos distintos acabados y texturas, y hemos formulado principios químicos nuestros que forman parte de nuestra marca y tenemos registrados".

Julio Luzán recaló en nuestra ciudad como muchos otros "para hacer la mili". En aquel momento no sabía que en Huesca echaría raíces y dejaría de forma definitiva su Asturias natal. Aquí conoció a su mujer y después pasó una temporada en Madrid trabajando, hasta que decidió volver y emprender esta faceta profesional instalándose en una pequeña localidad próxima a la capital, y desde ese momento el nombre de Loporzano ha sido conocido en medio mundo.

Lleno de inquietudes, dispuesto a aprender cuestiones nuevas y sobre todo con grandes capacidades para trabajos manuales y similares, "siempre me ha gustado el mundo de la escultura y trabajar con volúmenes, y decidí aprovechar esta facilidad que tengo para realizar estas tareas". Y en 1992 empezó su andadura, "la idea inicial era hacer cosas para el cine y la publicidad", añade. Los primeros trabajos no tardaron en llegar y recibieron muchos encargos para diputaciones y administraciones de Aragón. Y sin pretenderlo comenzaron a hacerse con nuevos clientes, "durante bastante tiempo el 60 por ciento de los decorados de televisión y cine de TV3 salían de nuestras instalaciones", recuerda.

Hasta ese momento todo se realizaba de forma manual, "pero -justifica- llegó el momento en que nos teníamos que plantear si seguir trabajando así o crecer, y, conscientes de que el futuro pasa por la tecnología, se hizo una gran inversión en procesos tecnológicos avanzados".

La decisión fue más que acertada. "Lo que antes nos costaba hacer cinco días, ahora las máquinas te lo crean en ocho horas escasas", detalla, al tiempo que "podemos manejar grandes volúmenes". Estas máquinas con las que trabajan son tres tipos de escáner, "uno de edificios, otro de mucha precisión y un tercero para personas", además de grandes fresadoras y programas informáticos punteros.

Tras esta gran renovación, "tuvimos acceso a un mundo más abierto y grande y empezamos a trabajar con grandes decorados y a exportar a otros países", cuenta.

En la actualidad, y al tiempo que se ha mejorado en tecnología, explica que también la plantilla se ha ampliado, "hemos pasado de seis a dieciocho trabajadores", e incide en la valía del personal que conforma la empresa. "Nuestro equipo está integrado por gente con mucha formación y gran preparación, contamos con ingenieros de diseño y estructuras, gente que ha estudiado comunicación audiovisual y otros que han cursado Bellas Artes".

Han sido tantos los trabajos que les han encargado que ya le es difícil recordarlos todos. "Hemos hecho decorados y reproducción de piezas para muchas películas", entre ellas "El orfanato", "Asterix", "El Che", "La noche de los girasoles", "El orfanato" y más recientemente "Lo imposible". Esta última estaba nominada a numerosos premios Goya -entre otros se hizo con el de Mejores Efectos especiales- y se ha convertido en una de las más taquilleras de los últimos años. Sobre su participación en esta superproducción nos habla Luzán. "Nosotros hicimos todo lo que arrastra la ola, todos los elementos que se lleva por delante: escombros, muros, coches, motos, mobiliario... y todo se hizo con materiales blandos para que no dañara a la gente".

En cuanto a las series de televisión en las que han colaborado haciendo los decorados, le sucede algo similar. "Seguro que alguna se me olvida, ahora mismo no podría decirlas todas", pero las hay tanto actuales como de años atrás y de todo tipo de temáticas: "Compañeros", "Menudo es mi padre" o "Isabel", entre otras.

Realizar trabajos en estos ámbitos le ha permitido conocer a importantes actores, algo a lo que resta importancia. "Yo voy y hago mi trabajo, y hay veces que sí entablas relación y otras no, he tratado con muchos en estos años". En cualquier caso, en este mundo ha encontrado algunos amigos, entre ellos Anthony y Lorenzo Queen.

La crisis es una de las causas por las que trabajan más fuera de nuestro país, pero a juicio de Julio Luzán este hecho también se debe a que "después de hacernos con tecnología de mucha calidad nunca nos hemos cerrado mercados ni limitado". Además se han decantado por un sector en el que muy pocos trabajan. "En Madrid hay una empresa similar, pero nosotros somos de los más potentes de Europa, y la única empresa dedicada al mundo de la escenografía técnicamente tan avanzada".

En ICP Tecmolde no les faltan encargos, algo que Luzán atribuye al hecho de que "nunca nos hemos cerrado puertas a nada a la hora de escoger un trabajo o un lugar", un aspecto que se ha hecho posible por la implicación de quienes integran su equipo, y por ello se siente muy agradecido. "Nos movemos mucho, y en ocasiones se van y tienen que pasar fuera uno o dos meses, pero nadie pone pegas".

Y más curioso resulta aún para quienes visitan las instalaciones ver que están ubicadas en un pequeño pueblo. "De entrada muchos se sorprenden, lo ven como algo más propio de una gran capital" y, recalca, "actualmente las máquinas pueden estar en cualquier lado, no hay barreras de comunicación y puedes moverte por todo el mundo". Para Loporzano, el contar con esta empresa le ha reportado ventajas ya que la localidad ha salido muchas veces en los medios de comunicación. Además, "los vecinos lo llevan bien, se pasan a veces a visitar las naves a ver las cosas y como yo no estorbo a nadie me cuidan mucho", incide Luzán.

Pero la elección de este enclave también tuvo sus contras. "Los orígenes fueron duros y hubo momentos muy complicados, empezar fue difícil porque no teníamos Internet ni tampoco teléfono, pero una vez superados esos años todo ha ido rodado", reconoce el empresario.

Tras dos décadas han sido muchos los trabajos que han pasado por sus manos y resulta imposible guardar una muestra de cada uno. "Son pocos los originales que conservo, entre las pocas cosas que tengo están parte de las piezas del retablo de Alcubierre y algunos de los elementos que se hicieron para el Olimpia", aunque eso no significa que los trabajos queden en el olvido. "Tenemos un gran almacén de imágenes en 3D de todo lo que se ha hecho". Y al tiempo le cuesta decantarse y elegir una pieza favorita. "Me siento satisfecho de lo que hago, me enamora mi trabajo en general, y si bien unos encargos te aportan más que otros que son meramente comerciales, todo me gusta, disfruto con lo que hago". Y es que en última instancia Luzán no deja de mirar con ojos de creador las figuras y las formas bonitas, "que siempre me siguen llamando la atención" y para él es todo un placer "convertir las cosas en realidad y hacer que los bocetos y pensamientos cobren forma".



Enviar a un amigo Enviar Imprimir Imprimir
 
Enviar a: Facebook Meneame Digg Wikio Del.icio.us Technorati Yahoo Fresqui


Noticias relacionadas


Comentarios



Escribe un comentario
  Escribe un comentario


Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Facebook

Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Enlace interno 2

Enlace interno 3


Redes Sociales

Enlace interno 7

Enlace interno 5

Enlace interno 4

Imágenes del día
97 y 98 de 344

Enlace interno 1

X


 
SUSCRIPCION WEB PLUS
SUSCRÍBETE  
COMPRA DE BONOS
COMPRA TUS BONOS
COMPRA 1 DIA POR SMS
Envía DIARIO PAPEL al 25511
Para comprar la edición del día 20 de junio de 2009 envíe DIARIO PAPEL 20/06/2009 al 25511.
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  
COMPRA FOTOS EN HD
Envía DIARIO FOTO + código al 25511
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  

Política de privacidad y aviso legal
Acesso  WEB PLUS
 
 
Nuevo Usuario
Recordar Contraseña
Bolsa Trafico Sorteos Farmacias Cine Horoscopo Agenda Regístrese pulsando aquí