Diario del AltoAragón - Imágenes del Día
  
VIERNES
23
OCTUBRE
 
Establecer Diario del Altoaragon como página de inicio Añadir a favoritos   Buscar    B. Avanzada 

Cultura

ENTREVISTA DIGITAL

"No hay una genialidad en esto, innovar es una manera de avanzar"

Julio Luzán en su despacho junto a dos pequeñas maquetas de un parque temático.
1234
Julio Luzán, de la empresa ICP Tecmolde, responde a las preguntas de los lectores de DIARIO DEL ALTOARAGÓN

Julio Luzán, creador, ideador, innovador, observador, artista... desde su empresa ICP Tecmolde se ha convertido en un referente tanto nacional como más allá de nuestras fronteras por su trabajo con escenografías y decorados en todo tipo de producciones y entornos, en los que "la calidad" es siempre marca de la casa y también el hecho de que "no nos asusta trabajar con grandes volúmenes". Y todo ello lo ha logrado sin salir de Loporzano, lugar en el que tiene sus instalaciones y al que llegó hace 30 años y se siente "bien acogido".

26/01/2015

Vota 
Vota 1 de 5 Vota 2 de 5 Vota 3 de 5 Vota 4 de 5 Vota 5 de 5
 Resultado 
1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 0 votos


HUESCA.- La pasada semana respondía a las preguntas de nuestros lectores y nos habló de las claves de su éxito internacional, que se basan en "el trabajo y en estar abierto a los nuevos mercados" y en "no tener miedo a lanzarnos al exterior" y tampoco a "usar la tecnología" si "te propones avanzar" pero sin dejar atrás "la parte artesanal", que siempre es necesaria y en la que intervienen "diferentes oficios".

A Julio, a la hora de recrear cada pieza, lo que más le gusta es "conseguir los efectos que la gente quiere ver" y "lograr que las cosas se acerquen a la realidad", junto a "la satisfacción que sientes al verlo acabado", un momento que define como "muy importante, emocionante e intimo". Unos trabajos en el caso del cine, que una vez que han cumplido su función, "no perduran en el tiempo, se destruyen en el momento en el que cumplen su misión".

María Jesús, de Sariñena: Julio, ¿qué crees que se ha hecho bien en tu empresa para que después de mucho tiempo tenga tanta proyección internacional?, y ¿cuál es tu mejor cualidad?

La proyección internacional está basada en el trabajo y en estar abierto a los nuevos mercados. Una de las cosas que llevamos haciendo muchos años es el formarnos en el tema de la exportación mediante cursos en los que nos han enseñado cómo se debe exportar. Y así quitarnos ese miedo a lanzarnos al exterior, que tanto preocupa a veces. Poco a poco se han ido abriendo mercados en el exterior a la par que hemos ido avanzando en el trabajo. Hay que decir que tampoco hemos hecho mucha labor comercial en este aspecto. Ha sido el propio trabajo el que nos ha traído a los clientes, quienes según nos han ido conociendo al entregar nuestros trabajos, han ido aumentando tanto por Europa como por el resto del mundo.

Respecto a mi mejor cualidad, creo que es la observación. Nuestro trabajo se basa mucho en ella: en lo que vemos, en la naturaleza, en lo que al final tenemos que reproducir. Por ejemplo, en el mundo del cine tenemos que reproducir ambientes y paisajes que existen con materiales industriales, por tanto hay que tener un punto muy importante de observación de los detalles. Si no existe esto, es prácticamente imposible hacer estos trabajos.

Alba, de Huesca: ¿El secreto del auge de su empresa es mezclar tecnología y arte?

En cierta manera sí. Creo que hay un momento en toda empresa que te preguntas si continuas trabajando de manera artesanal, formando un equipo no muy numeroso y atendiendo los mercados más cercanos que tienes; o te propones avanzar para hacer grandes producciones y en este punto, lógicamente, tienes que echar mano de la tecnología. Es por esto que la incorporación de las tecnologías a nuestro trabajo es una parte muy importante.

Andrés, de Huesca: En estos últimos años, gracias a las máquinas y la innovación, ¿ha cambiado mucho el trabajo?

Sí, sí que ha cambiado. Lo que sucede es que, por mucha tecnología que se incorpore, en el mundo de la escenografía y de la tematización siempre hay una parte artesanal y manual en el proceso inicial del trabajo y en el final, en el proceso intermedio es en el que trabajan las máquinas. En ese proceso inicial, las manos crean y modelan volúmenes y figuras empleando un criterio artístico. Las máquinas ayudan a producir los grandes volúmenes. Y después, una vez que salen de las máquinas, también hay una intervención manual, para la cual contamos con un equipo de taller formado por gente muy preparada para este tipo de trabajos.

Ricardo, de Huesca: ¿Todo el proceso es automático o sigue siendo un trabajo que se desarrolla a mano en cuanto al acabado y los detalles finales?

Sí. Como he dicho anteriormente, el proceso tiene una parte muy importante de criterio artístico. En todos los procesos de nuestros trabajos hay muchos oficios y muy distintos entre sí: pintores, escultores, soldadores, etc. Pero hay que saber modelar, tallar y, en definitiva, hacer acabados de calidad ya que son las personas (los artistas) las que dan ese acabado final y no las máquinas.

Luis, de Huesca: El avance de las impresoras digitales en 3D que cada ver hacen más cosas, ¿le preocupa?

No, al contrario. Para nosotros es un punto de apoyo. Que las tecnologías avancen no significa que quiten parcelas a los trabajos, sino que ayudan. Por ejemplo, el 3D y las impresoras nosotros las empleamos para estudiar las proporciones de los grandes volúmenes y figuras antes de empezar un trabajo. Es bueno, y muy práctico, ver los modelados a un tamaño medio para poder valorar esas proporciones. Y, también, hay trabajos de pequeños tamaños que son más rentables trabajarlos en impresoras 3D que en nuestras máquinas para grandes volúmenes.

Jaime, de Huesca: Todo el mundo conoce sus trabajos como la calabaza Ruperta, sus paisajes del parque de atracciones Port Aventura o ha visto los decorados de películas en las que ha participado, pero, en realidad, no se sabe ni se dice de quién son. ¿Cree que obtiene el reconocimiento que merece?

A nivel profesional sí. En el mundo en el que nos movemos, tanto en el cine como en televisión, publicidad y parques temáticos, estamos reconocidos profesionalmente.

Piluca, de Huesca: ¿Se siente profeta en su tierra?

No, lo que sí me siento es muy acogido. En los 30 años que llevo con la empresa en Loporzano, me he sentido muy acogido y valorado por nuestro trabajo, tanto por la gente de Loporzano como por la de Huesca.

Asunción, de Huesca: ¿Qué le impulsó a dedicarse a esto?

Toda la vida me he dedicado a lo mismo. He hecho muchas cosas, desde escultura hasta exposiciones y decorados pero a nivel más individual. Lógicamente, cuanto más avanzas, más mercados se te abren y vas conociendo más campos en los que puedes aportar tu trabajo.

Sergio, de Huesca: Tanto el cine como el resto de empresas culturales se han visto seriamente dañados por los recortes en sector, ¿esta crisis también le ha salpicado a su empresa?

Sí, como a todo el mundo la crisis nos ha afectado. A nivel de clientes, muchas veces la publicidad, cuando hay una crisis, es casi lo primero que disminuye. Por este motivo, es bueno estar abierto a otras cosas y a los diferentes mercados que hay. También es cierto que cuando el trabajo lo tienes localizado no te preocupas tanto en expandirte, pero cuando el trabajo empieza a aflojar hay que empezar a abrirse a nuevos mercados tanto en el exterior como en España. Lo importante en una situación de crisis, es ampliarnos a esos sectores que muchas veces tenemos olvidados.

Roberto, de Huesca: ¿La clave para ser un genio es estar siempre pensando en innovar?

Creo no hay una genialidad en esto. Pienso que innovar es una manera de avanzar. Durante todo este tiempo hemos estudiado la manera de avanzar tanto en materiales como en tecnología. Siempre damos pasos y creamos cosas nuevas. Todo esto es una constante, si no te mueves, no innovas y si no te preocupas por el I+D de tu empresa en pocos años puede disminuir tu cantidad de trabajo. Por eso considero que innovar es muy importante.

María de Barbastro: ¿Qué es lo que más le gusta de su trabajo?

Lo que más me gusta de mi trabajo es conseguir los efectos que la gente quiere ver. Para mi es muy importante que, por ejemplo, cuando hacemos una piedra con poliestireno la gente la reconozca como tal. Me gusta lograr que las cosas se acerquen a la realidad y conocer la sensación que tiene la gente acerca de esa realidad.

Gemma, de Jaca: ¿Da empleo a mucha gente? ¿Cómo es su equipo? ¿Qué formación tienen?

En este momento estamos 30 personas trabajando en la empresa. Somos un equipo de trabajo muy compacto y con un ambiente muy bueno, porque este tipo de trabajo lo requiere. Sobre todo porque a la gente que trabaja aquí le tiene que gustar mucho y estar enamorado de su trabajo, de lo contrario es muy difícil porque la verdad es que se trabaja mucho, pero los resultados de los trabajos son muy satisfactorios. En cuanto a la formación de las personas que trabajan aquí, tenemos de todo: ingenieros de diseño, bellas artes, historia del arte. Pero principalmente es mano de obra cualificada, unida a ese saber hacer natural que tienen algunas personas, por tanto no es necesario tener una carrera universitaria.

Alejandro, de Huesca: Como artista que le considero, ¿se puede vivir del arte?

Sí se puede vivir del arte. Pero creo que en este momento se puede vivir más del arte industrial, que es casi un producto, y no tanto del arte puro, a no ser que ya tengas un cierto reconocimiento profesional y seas un artista consagrado.

Juan, de Huesca: ¿Cómo se ha hecho ese hueco en el panorama internacional para participar en proyectos como la película de Éxodus? ¿Es muy difícil hacerlo desde Loporzano?

Éxodus es una película de proyección internacional pero que enlaza con nuestra trayectoria dentro del mundo del cine, donde se nos conoce como una empresa de grandes producciones y construcciones tanto nacional como internacionalmente. Por ello, cuando se trata de algún decorado de gran volumen casi siempre recurren a nosotros. Y, a parte, conocen la tecnología que empleamos y les damos la garantía y calidad que ellos quieren.

Hacer todos estos trabajos desde Loporzano ha sido complicado, pero en este momento la infraestructura está preparada y creo que permite realizar este tipo de trabajos desde sitios como Loporzano o cualquier pueblo, el nivel de medios lo permite.

Estrella, de Huesca: Elaborar decorados no es trabajo de un día, llevan horas de dedicación y en casos como en la película Lo Imposible, una gran obra se los tragó y los hizo desaparecer, ¿Qué se piensa al ver esfumarse todo bajo el agua?

La mayoría de trabajos que nosotros hacemos no perduran en el tiempo, se destruyen en el momento en el que cumplen su misión. Esto pasa sobre todo en el cine, aquí el trabajo dura lo que dura el rodaje de la película. En el caso de los parques temáticos, los trabajos duran más, entre 10 y 15 años, aunque no perduran para siempre. Pero hay un momento muy importante, emocionante e intimo que es cuando terminamos un trabajo en el taller. Es la satisfacción de ver tu trabajo antes de que salga hacia su destino. Por eso cuando un decorado se destruye a mi ya no me preocupa porque todo lo que tenía que sacar de ese trabajo ya lo he sacado antes de que salga de Loporzano. También es importante la satisfacción que sientes a la hora de entregar tu trabajo.

Pilar, de Barbastro: ¿Cuál es, en su opinión, su mejor trabajo?

Nunca he tenido un trabajo o proyecto preferido. Cada trabajo tiene una entidad propia, todos son diferentes. La verdad que no sabría decidir cual es mi mejor trabajo. Pero tengo que decir que disfruto mucho de la mayoría de ellos.

Aurora, de Huesca: ¿Hay muchas empresas que se dediquen a lo mismo que hace en Tecmolde?

Hace unos años sí que había muchas. También es cierto que no contaban con tanta tecnología pero sí que, tal y como se construían antes los decorados, tenían mucha calidad manual y artesanal de manos de grandes profesionales. En las grandes ciudades aún quedan empresas así pero hay que decir que la crisis ha cerrado muchas de ellas. Y a nivel tecnológico no hay muchas empresas de este tipo.

Luisa, de Zaragoza: ¿Qué les hace ser diferentes a otras empresas que se encargan de hacer decorados y ambientaciones?

La calidad, que creo que es un aspecto muy importante y que valoramos mucho, y las grandes producciones y construcciones. En muy poco tiempo podemos producir grandes decorados y volúmenes, gracias a la tecnología y materiales que estamos empleando y a la vez innovando dentro del mundo de la escenografía.

Ana, de Huesca: Teniendo en cuenta su experiencia, ¿cree usted que no es necesario trasladarse a grandes ciudades como Madrid o Barcelona para llegar lejos?

No es necesario, aunque depende mucho del tipo de trabajo que se realice. La evolución de los medios en general y de la logística permite una mejor comunicación. Sí que es cierto que estar en un pueblo requiere un poco más de esfuerzo puesto que hay que desplazarse y viajar.

Raquel, de Huesca: ¿En qué proyectos estás trabajando en estos momentos?

En este momento estamos trabajando en varios parques infantiles en Qatar, estamos también con un parque temático en España y con decorados de una gran película que se va a rodar ahora, de la cual no puedo decir el nombre hasta que se vaya a estrenar.

Alicia, de Jaca: ¿De qué proyecto se siente más orgulloso? ¿Y cuál de ellos ha sido el de mayor envergadura?

El proyecto de mayor envergadura que hemos hecho fue el año pasado en la nueva ampliación de Port Aventura, Angkor. Ahí se movieron miles de metros de escenografía, es el mayor proyecto que hemos hecho hasta la fecha. Me siento orgulloso de los proyectos más grandes, porque tienes que emplear muchos medios y hay mucha producción para realizarlos, por eso el empeño que se pone en estos trabajos hace que te sientas más orgulloso. Así que si tengo que sentirme más orgulloso de un proyecto quizás sea de Angkor y de Lo Imposible.

Jesús, de Huesca: ¿Qué premios ha recibido tras dos décadas de carrera?

Ninguno. En el cine, por ejemplo, no existe una categoría específica de construcción de decorados, nos engloban en la categoría de efectos especiales. En el caso de Lo Imposible, que ganó el Goya a mejores efectos especiales, nos nombraron en el discurso de agradecimiento. Premios directos no hemos recibido, pero reconocimientos profesionales muchos.

Pedro, de Huesca: Cuando va al cine, ¿se centra en el argumento o sólo está pendiente de los decorados y la ambientación? ¿Y piensa cómo lo habría hecho usted?

La verdad que estoy muy pendiente de los decorados y, sobre todo, cuando son nuestros porque observo los acabados y cómo han resuelto las escenas; aprendo mucho viendo las películas en las que hemos trabajado.



Enviar a un amigo Enviar Imprimir Imprimir
 
Enviar a: Facebook Meneame Digg Wikio Del.icio.us Technorati Yahoo Fresqui


Noticias relacionadas


Comentarios



Escribe un comentario
  Escribe un comentario


Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Facebook

Diario del Altoaragón no se hace responsable de las opiniones emitidas por nuestros lectores en los comentarios de las noticias de nuestra página web.

Enlace interno 3

Enlace interno 2


Redes Sociales

Enlace interno 5

Enlace interno 4

Imágenes del día
221 y 222 de 265

Enlace interno 1

X


 
SUSCRIPCION WEB PLUS
SUSCRÍBETE  
COMPRA DE BONOS
COMPRA TUS BONOS
COMPRA 1 DIA POR SMS
Envía DIARIO PAPEL al 25511
Para comprar la edición del día 20 de junio de 2009 envíe DIARIO PAPEL 20/06/2009 al 25511.
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  
COMPRA FOTOS EN HD
Envía DIARIO FOTO + código al 25511
Coste del mensaje 1.45€ IVA Incl. Válido para España y todas las operadoras.
Código:  

Política de privacidad y aviso legal
Acesso  WEB PLUS
 
 
Nuevo Usuario
Recordar Contraseña
Bolsa Trafico Sorteos Farmacias Cine Horoscopo Agenda Regístrese pulsando aquí