print
 
SECTOR PRIMARIO

Uaga plantea que la cereza de Aragón obtenga una IGP

Recolección de cereza en Aragón.
1234
La Indicación Geográfica Protegida proporcionaría mejores precios y mercados

La organización agraria Uaga plantea que la cereza de Aragón obtenga una Indicación Geográfica Protegida (IGP) que, a su juicio, proporcionaría mejores precios y mercados interiores y exteriores. Para ello, pide al Gobierno de Aragón que realice los trámites necesarios para presentar ante el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) la solicitud formal y se tramite ante la Unión Europea para su ratificación e inscripción como nueva figura de calidad reconocida.



D.A.
11/08/2016

HUESCA.- Uaga realiza esta petición cuando ya ha acabado la campaña de recogida de cereza en la Comunidad, que ha tenido una producción global de 25.000 toneladas. Aragón, según confirma Uaga, es la región de mayor producción de toda España, cuya superficie agrícola dedicada al cerezo sigue creciendo, ya que si en 2015 había 7.570 hectáreas, este año han sido 8.158 las hectáreas declaradas.

Un nueve por ciento de esta superficie se sitúa en la provincia de Huesca, y la mayor parte de las hectáreas están en regadío. La superficie ha aumentado un 20 por ciento con respecto al año 2015.

La Comarca del Bajo Cinca, con 554 hectáreas declaradas en la PAC 2016, aporta el 82 por ciento de la producción de la provincia, siendo los municipios de Belver, Torrente y Fraga los más productores.

La cereza está siendo un cultivo en expansión en Aragón por varios factores, entre ellos, los bajos precios de otras frutas como el melocotón, la nectarina y el paraguayo, por haberse puesto "de moda" su consumo, los ciclos cortos en su producción, la mejora en la conservación post-cosecha o por su dureza para soportar el transporte para la exportación, etcétera.

Uaga no duda en afirmar que gracias a las nuevas zonas de producción y a las nuevas variedades, "sin tardar mucho produciremos cerezas durante todo el año".

La organización agraria califica la campaña de "muy buena" tanto en producción como en precios, calidad y empleo, al tiempo que indica que Polonia, Italia, Grecia y Hungría compiten con España en producción.

En Aragón se cultivan las variedades Summit, Sumburst, Lapins, Early Van o Brooks. También la Napoleón, destinada directamente a la transformación industrial. En total, son más de un centenar de tipos distintos que favorecen una maduración escalonada y permiten extender el periodo de recolección desde el mes de mayo hasta los primeros días de agosto.

Explica Uaga que son variedades que exigen el pago de unos royalties altos, dando lugar a "clubs de variedades" (con exclusividad total), que son los que obtienen la variedad, autorizan el cultivo en pocas hectáreas, controlan las fases productivas y la comercializan.

Con respecto a los precios, apuntan que la disminución de producción en otras zonas de España (casi la mitad en Extremadura) ha dado lugar al incremento de los precios que son entre un 25 y un 30% más altos que en 2015, en torno al 1,5 y 2,5 euros/kilo.

"La campaña no solo se ha visto influida por la menor oferta extremeña, sino también por la bajada de producción en Italia o la exportación a nuevos mercados árabes como el de Dubai", señalan desde Uaga, que destacan que el 30 por ciento de la cereza de Aragón se exporta principalmente dentro de la Unión Europea a Francia, Reino Unido, Alemania, Italia y Países Bajos, así como a países del Golfo Pérsico y Hong Kong.