print
 
CARTAS AL DIRECTOR

Piel de mariposa




Guadalupe Ordóñez
08/12/2016

El día 2 de diciembre se celebró la 2ª cena solidaria organizada por la Fundación Telefónica.

Este año a favor de la asociación Piel de Mariposa, siendo un gran éxito de asistencia de público. Nos juntamos en esta cena 136 personas, lo que supone 1.360 euros en donativos para la asociación. Gracias a todos los asistentes.

Además de la organización, Fundación Telefónica colabora en la iniciativa duplicando los donativos, o sea, aportando otros 1.360 euros. Esto supone 2.720 euros que la asociación Piel de Mariposa va a invertir en un estudio que tiene como objetivo conocer los productos de apoyo (ayudas técnicas) existentes en el mercado, haciendo un análisis pormenorizado de sus diseños, materiales, formas de fijación, etc. así como conocer los objetos diseñados por las propias familias, para fomentar la autonomía de las personas con Piel de Mariposa y poder así ofrecer un recurso de gran utilidad para mejorar su calidad de vida y la de su entorno familiar.

También se vendieron 23 tikets de fila cero y algunos productos de artesanía que gustosamente aportaron diferentes amigas y voluntarias de la Piel de Mariposa, y se realizaron varios sorteos entre los asistentes de productos donados por diversos establecimientos de la ciudad. Desde la asociación, queremos dar las gracias a todas y cada una de las personas que hicieron posible la celebración de este evento, empezando por: Fundación Telefónica, Restaurante Alameda, Joyería Cuarzos, eboca, Perfumería Julia, Escuela de Hostelería y Turismo San Lorenzo, Delicatessen La Correría, El Arcón, pastelería Ascaso, Julián Albero bolsos, Tecmolde, Panadería Santolaria, Supermercados IFA, Librería Santos Ochoa, Carpintería Castellar, Diario del AltoAragón, Cadena Ser Radio Huesca.

Por último, a Lucía Gracia ART, que nos ha diseñado unos carteles y unas entradas preciosas, a Rosa, que nos hizo unos centros de mesa espectaculares y a Pili, Chus, Conchita, Eduardo, Claudio, Salas, Sonia, Gema, Anabel y Visi, que también aportaron su granito de arena haciendo que todo fuese más fácil.