print
 

Raúl Herrero hace gala de su humor postista en Huesca

El escritor Raúl Herrero sostiene su obra, ayer en la librería Másdelibros de Huesca.
12
El escritor presentó ayer en Másdelibros su nuevo poemario, Sombra salamandra.



BEGOÑA SIERRA
10/12/2016

HUESCA.- El poeta, dramaturgo y relatista, Raúl Herrero (Zaragoza, 1973) presentó ayer en la librería Másdelibros de Huesca su poemario Sombra salamandra (poesía supersónica) (Libros del Innombrable 2016), un ejemplar en el que este polifacético escritor hace gala de su humor postista.

El libro cuenta con un epílogo de Jaime D. Parra, que analiza la obra del autor, y está ilustrado con los dibujos de Hermes Antonio Herrero, hijo del escritor. De la poesía supersónica, Herrero dijo que está muy relacionada con el postismo, un movimiento de los años 40 donde "lo que importa es la arritmia, el sonido y el ritmo, sin llegar a ser soniquete". Como ejemplo, comentó que el propio título del libro Sombra salamandra, con gran influencia de la "r" y la "s", está relacionado con su nombre Raúl Herrero, con influencia de la "r", al igual que el de su hijo, Hermes Antonio Herrero Martín, y el de la editorial Libros del Innombrable. "Si esto lo leemos todo junto sería un poema supersónico", explicó.

En Sombra salamandra (poesía supersónica) el autor vuelve al humor a partir de una mezcla de géneros combinando el surrealismo, la dislocación de la realidad propia de los estados alterados de la conciencia psicodélica, el pop y la tradición.

De su obra comentó que incluye unos fragmentos en clave de humor. "Para mí es muy importante integrar la poesía y lo lírico con el ingenio, no con el chiste fácil sino con el humor inteligente", aclaró.

En este sentido, reveló que el volumen brinda un homenaje a los humoristas Tip y Coll y realiza unas derivaciones al postismo, movimiento "muy moderno para la época donde el humor era principal".

De este tipo de corriente, consideró que fue seguida por otros autores que aunque no fueron estrictamente postistas sí que participaban de estos intereses, como por ejemplo Fernando Arrabal, Francisco Nieva e incluso Camilo José Cela.

El libro se divide en un largo poema compuesto por diecinueve fragmentos que juega con la idea del manuscrito encontrado. Este texto da título al libro y relata una historia de iniciación de tipo medieval cargada de aventuras, al estilo del mítico rey Arturo y los libros de caballerías, que fascinan a Herrero.

A este texto se suman poemas centrados en diferentes temas y por los que desfilan un buen número de personajes y monstruos como Drácula, el hombre lobo, el hombre menguante, Luis de Góngora, Javier Gurruchaga, los pitufos, los hermanos Marx, Chaplin o Frankenstein.

El volumen se cierra con un poema en el que Louis Armb se aparece transformado en el Arcángel San Gabriel y un completo estudio de la obra de Herrero preparado por Jaime D. Parra.

El libro, dijo el autor, lidia en sus páginas entre lo popular y lo culto. "Aparece Luis de Góngora, referencias al Renacimiento, a poemas épicos", detalló el escritor, que aclaró que su idea ha sido "mezclar opuestos complementarios".

En este sentido, consideró que el objetivo del libro es que los lectores que no están acostumbrados a la poesía humorística accedan a ella a través de estas páginas. "Pueden encontrar la poesía de las vanguardias clásicas, otra de tipo épico, versos más intimistas o conocer a otros autores a los que cito y que les pueden despertar curiosidad", manifestó.

Añadió que sus versos también pueden divertir e incluso "convulsionar" en el sentido de que resultan chocantes.

"Hay palabras ante las que diferentes escuelas literarias se han preguntado si pegan en un poema", explicó el autor, que añadió que Cela rompió moldes en este sentido.

En esta línea, comentó que para aquellas personas que no hayan leído versos relacionados con el intimismo y con una forma de poesía más realista será interesante encontrar contenidos de tipo filosófico y citas a la vez que se divierten.

Todo este cóctel de contenidos va acompañado por los dibujos que su hijo Hermes realizó cuando contaba con dos y tres años de edad. Además, añadió que el libro incluye el extra del epílogo de Jaume D. Parra, que recoge su trayectoria literaria a lo largo de veinte páginas.

"Creo que en esta obra es interesante la dualidad y que la gente que lo lea y que piense que se trata de una tomadura de pelo vea que hay una trayectoria detrás y que hay un motivo para escribir versos de esta manera en base a un tipo de humor muy bien definido, el humor postista, aquel de los herederos de La codorniz, de Mihura, Gila y Tip y Coll", explicó.

Raúl Herrero presentará hoy, a las 20 horas, en la Librería General de Jaca este mismo libro en colaboración con el Ateneo jaqués, que también le acompañó ayer en el acto celebrado en Huesca.