print
 

"La humanidad es lo más importante de todo "

José Verón Gormaz
JOSÉ VERÓN GORMAZ El escritor, poeta y periodista publica su trigésima quinta obra "El Espíritu del Frío"



ÁNGELA FERRER
08/07/2017

HUESCA.- La humanidad es lo más importante de la vida, por encima de cualquier ideología, por encima de cualquier conflicto, pero ¿hasta dónde es capaz de llegar el ser humano para conseguir lo que más ansia José Verón Gormaz, Premio Honorífico de la Asociación Aragonesa de Escritores (2009) y Premio de las Letras Aragonesas (2013) entre otros galardones, recoge en su última obra El Espíritu del frío escenarios y hechos basados en una cruel realidad que haran recordar al lector la importancia de la humanidad.

Raimundo es un pastor de mente sana y humilde que camina entre las ruinas de lo que antes fue su hogar. "Para Raimundo, el ser humano es como él, y nada más. Se siente cerca de cualquier persona. No piensa en el mal sino en lo que le hace daño y en las consecuencias de ese mal", señala.

En medio de la sierra turolense unos soldados encontrarán a un Raimundo apenado y destrozado y juntos comienzan su andadura a través de paisajes desolados por la guerra. La obra se divide en cuatro partes siendo la primera, El Espíritu del Libro", la historia de Raimundo y la predilecta del autor. La segunda recoge varios relatos en honor a Júlio Cortázar y su caracterísitico mundo dedicado a la inocente infancia que se acompañan de breves historias contadas en la tercera parte, que concentran -como si de un frasco del mejor perfume se tratara- emociones y sensaciones.

En el bloque final, José Verón intenta trasmitir la intolerancia por la antigua Inquisición Española "y la osadía humana que te acaba conduciendo a situaciones complicadas que terminan en un suicidio voluntario".

Con esta obra, el autor admite tener dos pretensiones: en primer lugar, ser disitinto, "pero eso puede no ser igual para todos" y, en segundo lugar, que el lenguaje sea cuidado pero no llegue a rimbombante, sencillo pero no vacuo.

"El lenguaje nos puede llevar a lugares insospechados, a pensar cómo es un ser humano y la importancia que tiene su propio trayecto", indica el autor.

"Ustedes han matado a todos mis amigos. No me queda ninguno. Todos muertos y yo solo, solo de verdad. Ni las ovejas me quedan", apunta expresivamente en su libro.