print
 

Más de dos mil personas han pasado por el Own Spirit Festival


12
El promotor de esta cita dice que volverán a la zona de Baldellou



D. A.
18/07/2018

HUESCA.- Más de dos mil personas de treinta y cinco nacionalidades diferentes han participado en el Own Spirit Festival que en su IV Edición se ha celebrado en el entorno del embalse de Santa Ana, en la zona de Baldellou. "Hemos venido para quedarnos", ha destacado a este Diario Françesc Ibáñez, promotor de este evento que ha conseguido los objetivos propuestos.

Más de cuarenta artistas, grupos djs, han participado de esta cita, que en sus tres primeras ediciones se celebró en Manresa, pero "quedamos ya hace unos años prendados de la belleza de este lugar y desde luego volveremos. Own Spirit Festival es una apasionante experiencia multidisciplinar, donde destaca una modélica organización, el respeto, el consentimiento y la responsabilidad con el medio ambiente. Buscamos recrear en este espacio el que queremos ver en el mundo" ha apuntado Ibáñez.

El emplazamiento amplio se ha dividido en diferentes espacios para disfrutar de un programa que ha durado cinco días.

Se ha contado con talleres de crecimiento personal, conferencias, artes de circo y artistas, desde el español Mark Pulido -que este martes ha clausurado el evento con un espectacular concierto de campanas- a djs como Merkaba (Australia), Hypogeo (Italia), Kliment (Bulgaria) y Lupin (España). Uno de los momentos más emocionantes y vibrantes fue el concierto de más de dos horas del guitarrista de origen ucraniano afincando en New York Estas Tonne. Su música es una fusión de la guitarra clásica con técnica de flamenco con raíces gitanas, con aportes de paisajismo latino y electrónico.

Se ha dispuesto de espacios de baile, una amplia zona de restaurantes y espacios de comidas con calidad y todo tipo de propuestas, y el templo de las frecuencias donde se han podido disfrutar de los sonidos chillout y tecno. La limpieza se ha cuidado con todo tipo de contenedores, y se ha contado con equipamientos que han permitido disfrutar de esta propuesta a publico de todo tipo en una amplísima zona de acampada.

Como ha recalcado Françesc Ibáñez, "los asistentes han quedado prendados del paisaje, que es precioso, pero ha sido también vital conectar con la gente del territorio que se ha acercado para ver el Own Spirit, así que estaremos de nuevo en el próximo".