print
 
MONEGROS

Las quintas y quintos de Grañén se muestran muy ilusionados con su papel en las fiestas


Todos coinciden en que la imposición de las pañoletas es un "acto muy afectivo"



M. B.
20/07/2018

GRAÑÉN.- En representación de los quintos y quintas de las fiestas, Karen García coincide con la concejala de festejos en que la imposición de las pañoletas es un acto muy afectivo.

"A los quintos nos hace mucha ilusión pues es nuestra mayoría de edad y la primera vez que formamos parte de la comisión de fiestas", ha señalado la joven representante de los quintos del año 2000.

En su opinión, "es un reconocimiento y una forma de colaborar en las fiestas desde dentro, proponiendo actividades y organizándolas".

En este caso ha puesto como ejemplo "las propuestas del fútbol burbuja y el juego de aventura Scape Room", actividad que los quintos están organizando con la concejala de fiestas.

De entre todos los actos de la programación, estos jóvenes escogen el chupinazo.

"Este es nuestro año y tenemos la obligación de disfrutar mucho. Por eso no vamos a parar desde el momento del chupinazo hasta la traca de fin de fiestas", ha afirmado García.

Para ella figuran como actos preferidos además del chupinazo, "el fútbol burbuja y la actividad de Scape Room".

También ha subrayado que "el tobogán de 50 metros va a estar genial, sin perdernos todos los bailes y la discomóvil", agrega la representante de los quintos y quintas de la localidad monegrina.