print
 
ALTO ARAGÓN - COMUNICACIONES

Crefco pide que todos los trenes paren en las estaciones de la línea del Canfranc


La coordinadora respalda la solicitud de los vecinos de Plasencia sobre su apeadero y su apartadero



D. A.
27/11/2018

HUESCA.- La Coordinadora por la Reapertura del Ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco) ha mostrado públicamente su apoyo a la reivindicación expuesta por la Asociación de Vecinos de Plasencia del Monte, cuyos integrantes, además de respaldar la reapertura de la línea internacional del Canfranc, reclaman que el tren tenga parada regular en el apeadero para viajeros de la localidad y que se reabra el apartadero para mercancías que también tiene la población y que está en desuso.

En un comunicado prensa remitido este lunes, Crecfo asegura no entender "que ahora que se habla de despoblación en esta tierra y que hacen falta medidas eficaces que asienten población en el medio rural, haya este despropósito" en referencia ya no sólo a la situación de Plasencia, si no al hecho de que el "Canfranero" no tenga parada regular en otras localidades del trazado ferroviario.

A juicio de la Coordinadora, "es un flaco servicio que no pare el tren en las localidades de Villanúa, Castiello, Caldearenas, Anzánigo, La Peña, Riglos y Plasencia del Monte", algo que -según estima Crefco- genera problemas y molestias de desplazamiento a los habitantes de dichos núcleos rurales.

En este sentido, un grupo de vecinos y amigos de Plasencia del Monte se montó el pasado 17 de noviembre en el Canfranero para viajar en tren entre su localidades y Canfranc como modo de visibilizar su protesta por lo que consideran "desatención" hacia el medio rural, en general, y hacia su pueblo, en particular, al tiempo que mostraron su respaldo a esta línea ferroviaria.

Ahora, es Crefco la que incide en esta reivindicación al apuntar que "es muy diferente el trato que da Renfe a los habitantes de las grandes ciudades con respecto a las poblaciones más pequeñas, en relación al transporte colectivo de viajeros". "No queremos -añade en referencia a los vecinos de los pueblos- que sean ciudadanos de segunda clase, sino que tengan los mismos derechos".

Por ello, exige a Renfe que cambie su política y que posibilite que todos los trenes paren en las estaciones de la línea del Canfranc.