print
 
SOMONTANO - PREMIO

El vermú "Cabecita loca" de Barbastro logra el máximo galardón del vino a nivel mundial


Los productos elaborados en Barbastro por Víctor Clavería acumulan importantes reconocimientos de calidad



A. HUGUET
05/12/2018

BARBASTRO.- En una de las cuatro naves-nido del Polígono Industrial "Valle del Cinca" de Barbastro se elabora el mejor vermú de España con etiqueta mundial porque ha recibido uno de los recientes premios International Wine Change 2019 que figuran entre los más acreditados. Se les considera los "Óscar del mundo del vino" y algunas bodegas de la D.O. Somontano han conseguido medallas de oro, plata y bronce en ediciones anteriores.

El vermú "Cabecita loca" trae de cabeza a los clientes de Víctor Clavería porque sus productos han conseguido reconocimientos de calidad muy importantes en poco tiempo. En la misma senda de la sangría -con antelación -está el vermú que ha competido con marcas de prestigio mundial.

Buena prueba es que solo dos han recibido galardones en este certamen, el altoaragonés Cabecita Loca con 91 puntos por delante del californiano Vya Sweet Vermouth, que sumó 81 puntos.

Víctor Clavería, natural de Almunia de San Juan donde inició su proyecto, amplió su empresa hace dos años en el Polígono Industrial con la referencia Binomio Vinos que lleva con su esposa, aunque se han planteado la necesidad de ampliar puestos de trabajo porque "nos absorbe el tiempo y muchas veces estamos desbordados", explicó este "artesano alimentario de Aragón", como se define en etiquetas de los productos.

"Este reconocimiento es la recompensa que espera cualquier empresario que confía en los resultados de mucho trabajo y esfuerzo. Si además te lo reconocen miembros del Jurado procedentes de casi todo el mundo, que aportan la experiencia propia de enólogos, sommeliers, importadores y expertos del sector, la satisfacción llega en estado puro", señaló en los días siguientes. "Conseguir 91 puntos en uno de los certámenes con mayor prestigio del mundo es para estar muy contentos".

Víctor y su esposa lo tienen claro, "se trata de hacer las cosas lo mejor posible y en este caso con los ingredientes a nuestro alcance. Sobre todo, a base de trabajo muy duro porque se elabora con el estilo tradicional sobre una base de vino blanco de calidad.

Se emplean más de 20 extractos diferentes con predominio de artemisia y ajenjo, entre hierbas, raíces, flores, especias y frutas que se han macerado sobre el vino al que confieren un aroma y sabor muy característicos, amargo y tónico, con elegancia particular".

Además, "se añade alcohol de origen vínico y subimos la graduación hasta 17º dos más del mínimo que permite la normativa. En los vermús es una graduación habitual.

A los ingredientes de calidad se suman los tiempos de maceración y mucho trabajo para poner cada cosa en su sitio. Se busca el equilibrio entre las notas amargas y dulces, procedentes de los extractos naturales y del mosto de la uva sin fermentar. El resultado global es el ensamble de todos los elementos para conseguir el producto".

 

VERMÚ CON SELLO

 

En la misma línea explica que "es el único vermú que tiene sello de Artesanía Alimentaria de Aragón avalada por el Gobierno de Aragón. Todo ha ido muy rápido porque sacamos este formato en septiembre aunque hace tres años que elaboramos vermú. Al final, optamos por el embotellado que se estrenó en Ferma Gourmet en Barbastro a finales de agosto".

Hasta ahora, la producción es limitada. "La demanda aumenta y estamos un poco desbordados porque ha venido todo de repente, todos quieren probarlo, tenerlo en su establecimiento y distribuirlo. La intención es realizar un crecimiento sostenido, sin prisas y con los mismos criterios de elaboración artesanal y productos".

Víctor dice que "ampliaremos los puestos de trabajo actuales ya que la demanda nos supera un poco". La distribución comercial se realiza en Aragón, Madrid y Barcelona donde tenemos cotas altas de consumo con más demanda. Poco a poco nos conocerán en más capitales de provincia españolas".

Además "hemos abierto otras puertas y en pocos meses llegaremos más lejos". En mercados exteriores "vendemos en Alemania, Bélgica y Andorra donde ya hubo incursiones comerciales con la sangría".