print
 
MAGIA

Civi Civiac: "En estos 20 años el público nos ha hecho dar el salto"


12
"Civi Civiac y su mundo mágico" celebra el aniversario de la compañía



S. C.
18/12/2018

HUESCA.- Para Ismael Civiac, ver su trayectoria familiar reflejada en el álbum "Civi-Civiac y su mundo mágico" es"un sueño hecho realidad". El ilusionista presentó este lunes el libro en el Instituto de Estudios Altoaragoneses acompañado por Ana Rioja, autora del texto, y Mamen Marcén, responsable de las ilustraciones. A punto de cumplir veinte años de trayectoria, Rioja decidió bucear en los orígenes y reflejar en formato familiar "cómo es posible que en un pueblo como Pueyo de Santa Cruz naciese una compañía campeona del mundo de magia". La escritora y periodista habla de cómo Estrella y Eduardo transmitieron a sus hijos la pasión por las artes escénicas y "les hicieron crecer en un mundo de ilusión y fantasía".

La mirada de niño que padre e hijo conservan, cómo su hermano David decidió acompañarle en el lado técnico y cuidarle desde el otro lado y el fruto del trabajo constante están muy presentes. También "el valor de soñar, porque el libro dice que se cumplen, que hay que soñar, y soñar alto". El agradecimiento a maestros como los Titiriteros de Binéfar tampoco falta en una obra dirigida a todas las edades que supone la primera incursión de la autora en la literatura intantil.

Ismael Civiac ha disfrutado también de esta vuelta al origen. "Ver eso plasmado en el cuento es maravilloso, porque realmente ves de dónde vienes y hasta dónde hemos llegado con todo ese amor y esa pasión por la magia". Él es la cara visible de un proyecto tras el que está la pasión por el trabajo que le inculcó su padre, la sonrisa permanente de su madre, y muchos viajes por Aragón transmitiendo ilusión. "Vernos plasmados con el coche, cargados de maletas a la entrada de los centros culturales, es maravilloso", señala el ilusionista.

En su caso, a alcanzar los objetivos han ayudado también "los mejores maestros que podía tener, tanto a nivel familiar, de amigos como los Titiriteros de Binéfar, y otros muy conocidos, como Juan Tamariz". A las familias que lean el libro quiere transmitirles que "la magia está ahí y que dejen a sus hijos soñar y brillar". El libro quiere crear afición y plasma lo mucho que se aprende viajando, y también que el de mago es un trabajo serio, que en su compañía da trabajo a seis personas que cada año recorren entre setenta y ochenta mil kilómetros y ofrecen doscientas representaciones.

En 2019 celebrarán su vigésimo aniversario, con actos que comenzarán en marzo con una exposición itinerante. Ismael Civiac insiste también en el papel fundamental de los espectadores. "En estos veinte años el público, sobre todo el aragonés, nos ha dado la clave para evolucionar y mejorar paso a paso en nuestros espectáculos. Ha sido el gran crítico que nos ha permitido dar el salto".