print
 
SENDERISMO - PEÑA GUARA

Un sendero botánico por La Galliguera cierra 2018


Los caminantes conocieron la vegetación de ribera en el Río Gállego para aprovechar un día lluvioso



P. A.
20/12/2018

HUESCA.- El domingo las secciones senderistas Turismo por el Altoaragón y Rutas por la Provincia, de Peña Guara, se unieron en una excursión con el fin de despedir las salidas de 2018.

El día era lluvioso cuando los sesenta y dos componentes de la marcha montaron en el autobús, conducido por Javier, camino de Biscarrués. Al llegar, nos esperaban los amigos de la Coordinadora de Biscarrués - Mallos de Riglos que habían preparado un café y unos dulces. Un gran recibimiento de este grupo dedicado desde hace años a la protección del entorno del río Gállego.

Esperando una mejoría del tiempo, Lola aprovechó para explicarnos la iglesia parroquial, dedicada a La Asunción; una construcción del siglo XVII de grandes dimensiones realizada en sillería y sobria desde el punto de vista decorativo. Esta iglesia se levantó adosada a la torre del siglo XII, lo único que perdura del antiguo edificio de estilo románico.

La lluvia seguía presente y hubo un cambio de planes. Acompañados en todo momento por Lola decidimos acercarnos a la margen izquierda del río Gállego; paramos unos minutos al lado de un espacio musealizado para hacernos una idea de cómo se construían las navatas, declaradas Bien de Interés Cultural Inmaterial, utilizadas para bajar por el río los troncos de madera cortados en la zona del Pirineo y trasladados a las tierras bajas, sobre todo a la ciudad de Zaragoza.

Poco más tarde tomamos un sendero que transcurre por la orilla de la cola del pantano de Ardisa en el que se disfruta de una vegetación típica de ribera donde se observan chopos, arces, sauces, artos, alisos, quejigos, fresnos y gran variedad de arbustos, destacando algunos ejemplares que están esperando la denominación de monumentales, como el sauce denominado "Aspirino", que sobrepasa los 5 metros de circunferencia. Hay que resaltar la gran labor que realizan los voluntarios de la Coordinadora y los vecinos de la zona para mantener limpio este recorrido.

El camino continúa paralelo al soto del río hasta un cruce donde unas tablillas nos indican la dirección de Erés. Se cruza el barranco de Valderrasal y se llega a un nuevo desvío señalizado; la pista indica que bajando se puede seguir hasta el puente. El grupo, en ligero ascenso, llega al pueblo de Erés, observando unas construcciones con paredes fabricadas con grandes cantos rodados formando alineaciones de espigas.

Alcanzamos la iglesia de San Jorge. La climatología ha mejorado y decidimos seguir caminando por el denominado "Camino para los sentidos", adecuado por la Asociación Gabardiella con el apoyo de ADESHO; es un precioso sendero cercano a la corriente del agua que atraviesa un interesante bosque con ecosistema de ribera que permite disfrutar de excelentes paisajes del valle del río Gállego. Por él avanzamos hasta finalizar la excursión.

En menos de una hora distinguimos a lo lejos el autobús, que se encuentra aparcado al lado del "Puente de Hierro", importante obra de ingeniería diseñada a comienzos del siglo XX, apoyada en grandes bancos de arenisca y construida en hierro siguiendo patrones franceses.

La jornada acabó con una comida en el Restaurante "El Cobertizo" y una tertulia donde los senderistas se desearon los mejores augurios para las excursiones del próximo 2019.