print
 
ALTO ARAGÓN - COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN DE HUESCA

César Sistac, de Graus: "Cuanto mejor sea la red de internet, mejor pueden funcionar las empresas"


#CONTRALADESPOBLACIÓN



E.P.
12/01/2019

HUESCA.- En Ribagorza es muy importante que la gente joven se quede y la banda ancha dará muchas oportunidades de trabajo". Así se expresa César Sistac, de Electricidad Sistac, ubicada en Graus, una de las empresas del medio rural que va a trabajar en el Plan de Extensión de la Banda Ancha de la Diputación Provincial de Huesca, con el que en 20 meses se llegará a 321 núcleos de la provincia. De hecho, para ellos es "otro nicho de negocio", ya que en el medio rural es necesario diversificar para mantener la puerta abierta. En su caso, también instalan aire acondicionado, calefacción o hacen trabajos de electrónica.

Electricidad Sistac cuenta con siete trabajadores y, por el momento, como el despliegue se va a hacer de forma escalonada, no tienen previsto ampliar plantilla, pero tampoco lo descartan. En su caso, empezarán a trabajar durante el segundo trimestre del año para instalar la fibra óptica por la comarca de Ribagorza.

A veces, también se desplazan a Somontano o La Litera, ya que trabajan desde los inicios de Embou, desde el año 2000, con la instalación de la tecnología Wimax (inalámbrica), en Ribagorza, primera comarca en la que se desarrolló. En conjunto, hay hechas más de 500 altas de clientes.

"Es fundamental que la gente tenga acceso a la banda ancha", resaltó y, aunque considera que la tecnología actual con Wimax funciona muy bien, "es indudable que mejorará". De hecho, recuerda que hace 10 o 12 años se ofrecían 2 Mb, que después pasaron 5 Mb y hace dos años se cambiaron todas las antenas de la zona para ampliar la velocidad.

Según César Sistac, este tipo de proyectos son importantes porque las grandes compañías no llegan de la misma forma a las zonas de baja densidad de población. Además, insiste en que no solo hay que valorar la velocidad sino la respuesta ante las incidencias, el "servicio del día de después".

 

MEJORA DE LAS CARRETERAS

 

"Cuanto mejor sea la red de internet, mejor puede funcionar una empresa pero, además de ello, hay más necesidades como la inversión en carreteras". Defiende la necesidad de esta tecnología, pero como presidente de la Asociación de Empresarios de Ribagorza también reclama la mejora de las comunicaciones convencionales, como la ejecución del tramo que recientemente se ha licitado del Congosto de Ventamillo a Campo en el Eje Pirenaico (N-260). "Si tiene que llegar una ambulancia, porque aquí hay mucha gente mayor, de nada sirve la banda ancha", indica Sistac, a pesar de compartir la importancia del proyecto. Además, también reclama la apertura de una carretera entre Graus y Torreciudad, para mejorar la posición de la capital comarcal de cara al turismo.

¿Y se encuentra en el medio rural personal formado para extender esta tecnología? A esta pregunta, responde que lo que busca es "buena gente y después ya se les forma", porque en un negocio diversificado como el suyo un día puede tener a uno "colocando antenas y al día siguiente echando cables". Con todo, hace una reflexión y lamenta que se haya incitado tanto a los jóvenes a estudiar carreras, mientras que "a la Formación Profesional se la ha maltratado mucho", indica. Pero, además, "veo a la gente joven muy poco motivada, no sé si por el salario, pero ahora hay una gran ventaja para trabajar y para aprender, que es precisamente internet. Yo estudié Electrónica hace 30 años y me dejaba medio sueldo en libros", comenta.

Entre los siete trabajadores, además de su hermano Alberto, está su hijo de 25 años, que también lleva idea de quedarse en Ribagorza. Su otro hijo, de 23 años, después de estudiar Formación Profesional, ha montado unos invernadores de Tomate Rosa de Barbastro en Graus, ya que forma parte de la zona y se cultiva un producto de mucha calidad.

En su caso, se incorporó hace cinco años como joven agricultor pero "no es fácil, porque las ayudas a la incorporación limitan demasiado", explica su padre. Con todo, está contento por que puedan tener oportunidades para vivir en Graus ya que insiste en que "es necesario que haya gente joven y, si salen a estudiar, cuesta mucho que vuelvan".