print
 
BALONCESTO - LEB ORO

Las rachas ponen la incertidumbre en una LEB Oro muy fluctuante


La irregularidad de los equipos mantiene la competición abierta a todo en la segunda vuelta



J. G.
31/01/2019

HUESCA.- El récord de victorias consecutivas en LEB Oro establecido por el Betis en 17 y las 6 derrotas seguidas de Palencia, que han llevado al cese de uno de los entrenadores más carismáticos de la liga, Alejandro Martínez, están haciendo patente la importancia de las rachas y de los estados anímicos en una LEB Oro muy fluctuante en todo momento.

Existen pocos equipos que puedan mostrar un recorrido muy regular en sus resultados, ya sea por la parte alta o por la baja de la tabla. La gran mayoría de ellos han atravesado picos y valles de forma y de resultados en distintos momentos, algunos de forma llamativa.

Ello implica también que los puestos no están definitidos ni mucho menos y que una buena o una mala racha pueden cambiar en pocas semanas la situación de un equipo, como ha ocurrido ya.

Se trata de una advertencia para todos los equipos, pero también de un acicate para pelear hasta el final por logros importantes.

En el caso de Levitec Huesca, la mejor y la peor racha se produjeron de forma consecutiva. El equipo pasó de cuatro victorias seguidas (Castelló, Lleida, Araberri y Coruña) a tres derrotas (Valladolid, Betis y Palma), esta última rota por la última victoria en Prat. Lo mismo le sucedió al Bilbao en las mismas jornadas que al Peñas. Y por ello van a llegar igualados al duelo que les mide el próximo sábado.

 

PALENCIA Y LLEIDA, LOS RETROCESOS MÁS LLAMATIVOS

 

En las últimas quizá los retrocesos más llamativos han sido los de Palencia y Lleida, equipos que comenzaron la liga entre los mejores y que han sufrido rachas de seis y cinco derrotas que los ha puesto fuera del playoff.

Y uno de los casos más extremos de la liga es el Coruña, un equipo que sufrió muchísimo en el arranque, llegando a encadenar siete derrotas consecutivas y a estar instalado en el descenso, pero que luego despertó con cinco triunfos seguidos.

Después de la racha del Betis de 17 partidos ganados, las mejores son las de 5 conseguidas por los coruñeses, Oviedo y Valladolid.

Y en el lado negativo destaca la del colista, el Prat, con once derrotas consecutivas, tras la que van las de Coruña con 7 y Palencia, con 6. Los casos de Palencia y Coruña, alertan de la posibilidad de que equipos, a priori, fuertes, atraviesen crisis importantes.

Además del Betis, el Oviedo no ha sufrido dos derrotas consecutivas en lo que va de liga, y sólo el Barcelona ha sido incapaz de ganar dos partidos seguidos, algo que sí ha conseguido el colista, el Prat. El Araberri, penúltimo, contrapone una mejor racha de cuatro victorias seguidas con una de 6 derrotas.

Y, todo ello, habla de una liga en la que todo va a estar muy abierto hasta el final. Precisamente algunas de estas rachas han llevado a que los puestos entre el segundo y el décimo se concentren en una diferencia de solo dos victorias (13 y 11). Y lo mismo puede decirse de los puestos de abajo, en los que sólo separan dos triunfos a duodécimo, del decimoséptimo.