print
 
SEMANA SANTA

Vistosidad en la procesión del Santo Entierro de Graus


Multitud de fieles acompañaron con repeto el vía crucis en la población



ELENA FORTUÑO
21/04/2019

GRAUS.- La procesión del Santo Entierro vivió en Graus una de las ediciones más vistosas de los últimos años. En una tarde muy agradable en lo meteorológico en la capital ribagorzana, multitud de fieles, grausinos y visitantes, acompañaron con respeto el vía crucis por las principales calles de la villa.

La Banda de la Asociación Cultural Gradense abrió la procesión del Santo Entierro de Graus del pasado viernes que, como viene siendo habitual en los últimos años, partió desde la parroquia de San Miguel. Horas antes del comienzo del vía crucis, previsto a las 20 horas aunque se retrasó ligeramente, en esa zona se fueron concentrando los nueve pasos con que cuenta el vía crucis grausino y también las personas que colaboraron para llevarlos, así como romanos, cofrades, priores y párrocos.

A esa zona de San Miguel, se fueron acercando también los fieles para acompañar la procesión desde el principio y disfrutar de escenas como la custodia del Sepulcro, que como es habitual, estuvo instalado en la capilla de las Monjas hasta el comienzo de la procesión.

A diferencia de otros años, se contó en esta edición con todos los romanos, algo que no sucedía desde hacía bastante tiempo, lo que dio más vistosidad al vía crucis. Tras la banda, la imagen de la "Burreta" con la entrada de Jesucristo en Jerusalén, seguida de su madre, luego Cristo cargando con la cruz, crucificado en el paso siguiente, uno de los más difíciles de portar; a continuación la imagen de la Virgen en un vistoso paso adornado con flores y faroles, seguido por el grupo de tambores de la Magdalena y la Soledad, que también acompañaron durante todo el recorrido.

En la segunda parte de la procesión grausina, la Virgen con su hijo muerto, el nutrido grupo de romanos precediendo el sepulcro, uno de los pasos más vistosos del vía crucis grausino y, como cierre, la Magdalena y la Soledad. Los representantes de todas las cofradías grausinas: Santo Cristo, Magdalena, Rosario, San Pedro y San Antonio, cerraron la procesión.

El recorrido fue el mismo de años anteriores. Partiendo de San Miguel, se cruzó por el Portal del Jabonero hacia la Calle del Prior, el Barrichós, la Muralla, la calle Mayor, la plaza Mayor, la calle Fermín Mur y Mur, las Pueblas Bajas, las Pueblas Altas, la calle Ángel Samblancat, Salamero, Barranco y San Miguel de nuevo.

Pese a que se contó con un buen número de asistentes, la procesión transcurrió en un ambiente de recogimiento y respeto y con la supervisión en todo momento de Guardia Civil y Policía Local, que desviaron el tráfico y cortaron las calles pertinentes para el paso del principal vía crucis de Graus.

Otras localidades ribagorzanas como Benabarre también contaron con vistosas procesiones del Santo Entierro el pasado viernes.