print
 
FÚTBOL - PRIMERA DIVISIÓN

Sabina y Camacho


Carta del presidente Agustín Lasaosa al gran capitán de la Sociedad Deportiva Huesca



AGUSTÍN LASAOSA
15/05/2019

Canta Joaquín Sabina una estrofa, tan de todos, que dice: "Tanto la quería que tardé 19 días y 500 noches...". No sé el tiempo que vamos a necesitar para olvidar la trayectoria de Juanjo Camacho. No sé ni el tiempo que tardó Sabina en curar el supongo "peculiar enamoramiento" entre Gran Vìa y Tribunal, pero más de 400 partidos y casi 100 goles los vamos a echar de menos. De hecho, ya lo estamos haciendo. Faltan los goles de Camacho.

Empezamos medio en broma decían, y muy en serio pensábamos Petón y un servidor, de la mano de Rodri y Margarita, una altoaragonesa de la "Francha", a reclutar hace 13 años a aragoneses por el mundo que se atrevieron a un sueño que José y yo llevábamos en la mente desde nuestra adolescencia.

No todos nos creyeron, incluso alguno que se pasó años besando el escudo de nuestra camiseta vino a firmar. Por dinero, que se sepa. No es día de dar nombres.

Otros se subieron a nuestro bus azulgrana (sin preguntar) cuánto les iba a costar vestirse del Huesca. Gracias. Ellos saben quienes. Yo también. Otra vez Sabina: "Pongamos que hablo de Madrid". O lo que es parecido, pongamos que hablo de Camacho.

Nos costó convencerle, pero es que era el mejor... y sigue siéndolo: números, actos y afectos le acompañan.

El Huesca y Juanjo fuimos juntos como novios, más de una docena de años, salvo una pequeña crisis, que conoció a otra en teoría más guapa, pero... de nuevo Sabina... "Con la falda muy corta y la lengua muy larga..., y terminó por dejarla para volver con la que siempre quiso". Su novia verdadera, la SD Huesca.

Juanjo no merece tan sólo estas líneas de un presidente, más amigo que presidente, sino un libro por su conducta profesional.

También con sus quejas, broncas sin sentido, inoportunidades... en esto es el rey. Si destaca en algo "malo" entre comillas, es que cuando comes con él y se echa mano al bolsillo, siempre saca del vaquero el móvil, pocas veces 50 euros.

Pero esto es una memez comparado con su cariño, entusiasmo, profesionalidad y hasta sus lágrimas por el bien del Huesca.

Voy terminando, siempre podremos presumir que (no sé si el mejor) pero en nuestra historia centenaria, sí el que más nos ha regalado. En todo. Partidos, goles, esfuerzo, lealtad. Grande hasta entrenando.

El Huesca creciendo, Camacho ayudando, Sabina componiendo y este tu amigo presidente eligiendo una frase del cantautor: "Prefiero la guerra contigo al invierno sin ti". Damas y caballeros, se abre el telón, con todos ustedes... el 10 del Huesca, Juanjo Camacho Barnola.