print
 
FÚTBOL - JORNADA 38

"Hasta luego" a Primera División


El Huesca dice adiós a la temporada y a la categoría ante el Leganés en una noche de despedidas y emociones y la retirada de Juanjo Camacho



JAVIER GARCÍA SALVATIERRA
18/05/2019

HUESCA.- El Alcoraz dice este sábado "hasta pronto" a la Primera División. El Huesca cierra la temporada contra el Leganés en un encuentro en el que los azulgranas no se juegan nada más allá de sumar tres puntos con los que acabar con buen sabor de boca y la posibilidad de no acabar en la última posición. Tampoco tiene nada en juego el conjunto pepinero en un día que servirá de despedidas, como las de Francisco Rodríguez y Juanjo Camacho.

El primero de ellos hará esta noche su última alineación como entrenador de los oscenses y su once será una incógnita, aunque la convocatoria se hace prácticamente sola al no estar disponibles el sancionado Pulido (al que le ha caído un partido tras su expulsión ante el Betis), Cucho, Miramón, Akapo, Insua ni Ferreiro, que no ha entrenado en toda la semana por unas molestias. Por lo tanto, el almeriense deberá hacer dos descartes -uno de ellos, uno de los porteros-.

Tendrá minutos a buen seguro el capitán Camacho, que está semana anunció que se retira como futbolista y se llevará la ovación de los siete mil oscenses que estarán en las gradas tras doce temporadas como azulgrana. Otros jugadores que dirán adiós a la afición serán gente como Juan Aguilera, Chimy Ávila y el resto de cedidos que dejan el equipo.

El Huesca quiere una victoria para cerrar con una alegría un curso en el que los azulgranas han sufrido mucho hasta culminar un descenso que se certificó hace dos semana también en casa contra el Valencia. La guinda sería que ese triunfo sirviera para adelantar al Rayo Vallecano, que visita al Celta, y no ser el farolillo rojo de la competición liguera.

Delante estará un Leganés que se reencontrará con Martín Mantovani. El central argentino, que podría ser titular esta noche, se verá las caras con el equipo del que salió el pasado verano tras cinco años con dos ascensos cosechados. Otra circunstancia para hacer todavía más emotivo el choque.

El equipo madrileño viene a El Alcoraz también con la intención de hacerse con los puntos para cerrar una temporada sobresaliente de los de Mauricio Pellegrino, que han logrado la salvación y la semana pasada se acabaron sus posibilidades de meterse en la séptima plaza. Para ello, el técnico argentino sacará un once inicial parecido al de la semana pasada contra el Espanyol, por lo que saldrá con prácticamente toda su artillería en el que será, al menos por ahora, el último encuentro que dispute el Huesca en la máxima categoría del fútbol español.