print
 
ALTOA ARAGÓN - COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN DE HUESCA

Torres del Obispo se subirá al taxi gratuito para ir a las urnas


#CONTRALADESPOBLACIÓN



ELENA FORTUÑO
25/05/2019

TORRES DEL OBISPO.- El Ayuntamiento de Graus ha solicitado el taxi electoral gratuito para 5 de sus 16 núcleos de cara a los comicios de este domingo. En Torres del Obispo, por el volumen del censo, se espera que este transporte esté muy solicitado, por lo que se han previsto tres servicios, en horario de mañana y tarde.

Los 143 habitantes de Torres del Obispo dispondrán de taxi a las 10, las 11 y las 17 horas para ir a Graus a votar. En Aguinaliu, los interesados podrán utilizar el taxi a mediodía, a la misma hora a la que lo tendrán disponible los vecinos de Panillo. En Juseu, sin embargo, el servicio de taxi se prestará una hora antes, a las 11 horas, y en Pueyo de Marguillén todavía más pronto, a las 10 de la mañana.

No se ha solicitado, sin embargo, en el resto de núcleos. El alcalde, José Antonio Lagüens, explicó que se contactó con los pedáneos y, en algunos casos, no lo consideran necesario. En Torres del Obispo, recordó, se utiliza mucho porque contaban antes con mesa electoral propia, para ellos y los vecinos de Pueyo y Juseu. "Tienen menos costumbre de desplazarse a Graus para votar", indicó el edil, que ve muy útiles estos taxis. "Es un servicio que sufraga la Subdelegación de Gobierno a través de la Junta Electoral y favorece que la gente pueda votar", dijo.

José, Aurelio y Ramón son tres vecinos de Torres del Obispo, usuarios habituales desde que su población perdió la mesa. "Se había hecho siempre desde que quitaron la mesa", apuntó José. "Menos estas últimas de abril que no se hizo porque no vinieron, pero lo estábamos esperando y lo echamos en falta", indicó Aurelio.

El pedáneo de Torres, Alfredo Burrel, cifró en diez o doce personas el número de usuarios de este taxi en la población, la mayoría asiduos. "Antes había mesa en Torres, pero en cuanto se bajó de los 200 votantes entre Torres, Juseu y Pueyo, se quitó y la gente se acostumbró al taxi". Joaquín no es usuario habitual, pero no lo descarta. "Lo he empleado una vez. Salíamos de misa, vimos el taxi y aproveché para llevar a mi madre porque yo iba por la tarde y así me ahorré un viaje", explicó.