print
 
FÚTBOL - OPERACIÓN OIKOS

Tres niveles de responsabilidad entre los investigados


Bravo y Aranda eran los cabecillas, Iñigo López estaba en el 2 y el resto en el 3



M. A. B.
31/05/2019

HUESCA.- Juan Pablo Lerena fue quien explicó que, por el desarrollo de las declaraciones y las decisiones que había tomado el juez Ángel de Pedro con respecto a las medidas cautelares con los seis investigados, existían tres niveles de presunta responsabilidad en la denominada operación "Oikos".

Unos grados de responsabilidad que presentaban un tercer nivel en el que estarían el doctor Juan Carlos Galindo -puesto en libertad sin fianza pero con cargos-, el presidente del Huesca, Agustín Lasaosa -en libertad bajo fianza de 50.000 euros- y Borja Fernández, ex jugador del Valladolid, también en libertad bajo fianza de 50.000 euros.

En un segundo nivel se encontraba su defendido, Iñigo López, para quien la fianza por su libertad ya era superior y alcanzaba los 75.000 euros.

Y por último, quedaban en el primer nivel, o lo que es lo mismo, máxima responsabilidad, los ex jugadores Raúl Bravo y Carlos Aranda. Ambos, a la vista de que el sumario sigue abierto, se acogieron a su derecho a no declarar pero también tuvieron que hacer frente a la medida preventiva más elevada ya que fueron conducidos a prisión y podrán evitarla previo pago de una fianza de 100.000 euros cada uno.