print
 
ALTO ARAGÓN - PÉRDIDAS AGRÍCOLAS

El fuerte calor de junio deteriora la fruta en explotaciones de la provincia de Huesca


12
UPA cifra las pérdidas entre un 15 y 20 por ciento de las producciones de pera y manzana



P. BORRUEL
05/07/2019

HUESCA.- Las temperaturas elevadas del verano y los fuertes contrastes meteorológicos del año han dado lugar en el conjunto de la provincia a una campaña frutícola con una producción inferior, mientras que no han variado los precios. En la mayor parte de los casos, no se cubren los costes y se precisa de una mayor cantidad de mano de obra para la recolección.

El responsable de fruta de Uaga Aragón, Óscar Moret, ha indicado que las afecciones por calor las han sufrido más las explotaciones de pera, cereza y manzana, "al estar marcados y haberse acelerado sus maduraciones, por lo que en muchos casos se va a tener que tirar esa fruta".

Respecto al precio de la fruta de hueso, indica que "está rozando el coste de producción" por lo que afirma que "la campaña no es buena" por el momento. En coincidencia con el inicio del periodo vacacional, existe mucha acumulación de fruta en almacenes "por lo que se puede hundir el mercado".

También recalca que las plagas de trips, dejan marcados los frutos y desecha la fruta de variedades tempranas. Una consecuencia que atribuye a la falta de calibre.

En cuanto a los precios, indica que se sitúan en torno a unos cinco céntimos de euro por debajo de la campaña del año pasado.

Por parte de Asaja, su secretario general en Aragón, Ángel Samper, matizó que en esta campaña ha disminuido la producción de melocotón amarillo y rojo.

A su vez, la falta de mano de obra ha dado lugar a dificultades para el aclareo. Con ello, explica Samper, "se está recogiendo la fruta temprana y tardía". La finalización de la campaña de recogida de fruta en Murcia ha dado lugar a una mayor oferta para contratar temporeros.

En cuanto al exceso de calor, indica que afecta a producciones de manzana, pera y ciruela, "al quedar quemada una parte importante de la piel", y no pueden salir a la venta estos frutos dañados. Por otro lado, estas altas temperaturas promueven, a juicio de Samper, un mayor consumo de fruta.

Respecto a la situación del sector, el secretario general de Asaja Aragón indica que no es optimista por las experiencias de otros años. "Si al final sale adelante la fruta nos daremos una gran alegría pero no tenemos elementos de juicio para ser optimistas". Desde Asaja Aragón, reivindican un plan de arranque para descongestionar el mercado.

Desde la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), su secretario general en Aragón, José Manuel Roche, indica que en el caso de la fruta de hueso, las perspectivas son bastante buenas "en cantidad y calidad" con un incremento de la producción de un 20 por ciento respecto a la campaña anterior. Una recolección, explica, que se ha realizado con normalidad con la excepción de la semana pasada. "Las altas temperaturas han quemado fruta en las comarcas del Bajo Cinca y Cinca Medio", y según Roche, "han supuesto unas pérdidas de entre el 15 y el 20 por ciento en pera y manzana, y algo menos en melocotón".

También se ha referido a la falta de mano de obra para la recogida de fruta, que ha coincidido con la subida del salario mínimo interprofesional "que han cumplido los agricultores de pequeñas y medianas explotaciones de la provincia de Huesca".

El presidente de la Asociación Regional de Agricultores y Ganaderos de Aragón (Araga), Jorge Valero, explica que la cereza que quedaba en el campo se ha perdido por las altas temperaturas, que también han afectado a explotaciones de pera y manzana.

"A la hora de la venta cualquier marca oscura hace perder su valor comercial", lamenta.

Según apuntó, la subida del salario mínimo interprofesional "ha incrementado los costes", y cita "la incertidumbre que existe en las explotaciones por el control horario".

 

EL CEREAL, MÁS AFECTADO POR LA SEQUÍA EN LA ZONA SUR

 

La disminución de la producción de los cereales de secano en el Alto Aragón es un hecho confirmado por la mayor parte de las organizaciones agrarias.

El secretario general de Uaga Aragón, José María Alcubierre, confirmó la "campaña irregular" de cereales en la recta final de la cosecha. Puso como ejemplo que la Cooperativa Virgen de la Corona de Almudévar estima una disminución de su producción del 30 por ciento respecto al año pasado, mientras que en el norte de la provincia se espera una producción de cereales en la media en contraste con el sur. "Sería bueno que los precios subieran porque los gastos son cada vez mayores y la rentabilidad se queda muy justa", matizó.

Desde UPA, el secretario general en Aragón, José Manuel Roche, indicó que se estima "una pérdida de la producción de entre el 25 y el 30 por ciento respecto a una campaña normal". Las causas, explica, son "que ha llovido menos que en un año normal y los problemas de heladas en los meses de abril y mayo". En cualquier caso, indicó que las mayores pérdidas de productividad de cereales se centran en las comarcas de Los Monegros, Cinca Medio y Bajo Cinca.

El presidente de Araga, Jorge Valero, se refirió a la incidencias de plagas de conejos que han mermado algunas explotaciones de cereales en las comarcas de La Hoya de Huesca y Los Monegros, en una campaña que, en líneas generales, calificó de "normal, salvo excepciones".

Por su parte, el presidente de Asaja Huesca, José Fernando Luna, comentó que la campaña de cereales ha sido baja respecto al año pasado, con un 50 por ciento menos en el sur de la provincia y un 20 por ciento menos en el norte. "Al final nos quedamos con un 28 por ciento de reducción de cosecha, lo que supone unas 350.000 toneladas menos que en 2018", añadió.