print
 
SOBRARBE - FAUNA SALVAJE

Unas doscientas personas claman contra la presencia del oso y el lobo en Plan


12
Ganaderos y representantes de otros sectores, como el turístico, rechazan la reintroducción de los depredadores



V. A.
14/07/2019

HUESCA.- Desde el valle de Broto hasta las tierras monegrinas, pasando por Arén, Benasque o Bielsa, el Pirineo y Prepirineo altaoragonés se ha movilizado este domingo en Plan en una sonora y clamorosa manifestación para decir alto y claro: “No al oso, no al lobo, y sí a la vida en los pueblos”.

Unas doscientas personas han respaldado la convocatoria promovida por los ganaderos del Valle de Chistau, con el apoyo de los ayuntamientos y las organizaciones agrarias para mostrar su más enérgico rechazo a la presencia a los dos depredadores en el Pirineo aragonés.

 

VÍDEO DE LA PROTESTA

 

La jornada ha arrancado a las nueve de la mañana en Plan, con un goteo incesante de gente venida de distintos puntos de la provincia. Muchos de ellos ganaderos, pero también representantes de otros sectores, especialmente del turístico, porque “la ganadería extensiva moldea y sostiene los paisajes que atraen a miles de visitantes cada año”, ha destacado la concejala de San Juan de Plan Mireia Puértolas, quien, junto al alcalde, José Serveto, y Mónica, una vecina de Saravillo, han leído un manifiesto ante la atenta mirada de los asistentes.

“Nosotros no hemos pedido la reintroducción del oso y del lobo, y tampoco queremos que se nos calle con subvenciones, que limpie las conciencias de aquellos que hacen las leyes en los despachos, lejos de la realidad de los pueblos y de espaladas a estos”, han manifestado, al tiempo que han señalado que este “no es un problema solo en nuestro valle”, sino que "afecta a todo el Pirineo".

Han resaltado que “la labor del ganadero va más allá de atender a su ganado, ya que ayuda a cuidar las montañas, contribuye a fijar la población en el medio rural y fomenta un tipo de turismo en comunión con el medio ambiente”.

Por ello, han anunciado que este es el comienzo de una serie de acciones de las que irán informando. “Una de las primeras va a ser invitar al consejero de Desarrollo Rural del Gobierno de Aragón, Joaquín Olona, a que venga a nuestro valle y escuche de primera mano, y en el propio territorio nuestras reivindicaciones”. Unas reivindicaciones muy claras: “No al oso, no al lobo, sí a la vida en los pueblos. Por la ganadería de alta montaña”, han concluido.

Tras la lectura del manifiesto se ha realizado una simbólica marcha por la pista de Plan, hacia el puerto de Sahún, donde los asistentes han hecho sonar las esquilas, trucos y cencerros que portaban con la intención de que, en caso de que todavía esté por la zona el polémico Goiat, huyera fuera del territorio.

Y es que toda esta movilización se ha montado a raíz dela llegada del temido oso al valle de Chistau, donde en menos de una semana ha matado a dos terneros y ha atacado varias colmenas en Gistaín y Plan.