print
 
CARRERAS POR MONTAÑA - EHUNMILAK

Más de 40 horas corriendo en las 100 Millas Vascas


12
Guiral hizo el mejor tiempo de Peña Guara y Ferrer y Hernando fueron sextas



M. A. B.
16/07/2019

HUESCA.- "Una experiencia inolvidable... Todas las emociones y sentimientos vividos durante las 40 horas y 53 minutos que estuvimos, no se pueden explicar...", así resume Silvia Ferrer la aventura vivida este fin de semana en la Ehunmilak, carrera por montaña de las 100 millas vascas. Una descomunal prueba con más de 11.000 metros de desnivel positivo y 168 kilómetros, "aunque al final salieron 172", que tiene sus cotas más elevadas en el Aizkorri (1.500) y Txindoki (1.340).

Silvia Ferrer se estrenó en esta compleja aventura con Flora Hernando (entraron las dos juntas a meta) y otros tres corredores de Peña Guara, Lorenzo Guiral (acabó en un excelente puesto 72, con un tiempo de 33h.38"20"), y José Vicente Bellido y Martin Scofield (ambos juntos, 194 y 195, tras 42h.22"04"). Acabaron 15 chicas de las 26 que empezaron y 260 hombres del medio millar que habían tomado la salida.

"Entre risas, charlas, dolores, rabia, enfados, lloros, alegrías inmensas, desesperación, remontadas, desgaste físico y mental y mucho mucho esfuerzo conseguimos llegar a meta con la mejor de nuestras sonrisas y con una alegría desbordante...con Flora Hernando Molpeceres, compañera y gran amiga que ha compartido conmigo esta gran hazaña.... Porque para nosotras lo es... Madre mía lo que hemos hecho guapa!! Tu y yo sabemos lo que nos ha costado!!", comentaba Silvia Ferrer en su perfil de Facebook.

Pero tanto Silvia como Flora tuvieron su particular calvario. En el caso de Silvia, desde el kilómetro 10 tuvo que correr con un derrame en la rodilla derecha, consecuencia de una recaída del que tuvo recientemente en la Ulta del Sobrarbe. Y Flora se vio martilleada por el dolor de las ampollas en los dedos de los pies. Ambas tuvieron que aprovechar al máximo los avituallamientos para ser atendidas con hielo y tratamiento a cargo de Cruz Roja, su amigo Oskar y el apoyo de Laura Llovería y Susana Ochoa.

"Hicimos la carrera mano a mano. Salimos de Huesca el viernes por la mañana, la carrera empezó a las seis de la tarde, llegamos juntas a meta a las once menos diez de la mañana del domingo y llegamos de regreso a Huesca a las doce de la noche del mismo domingo. Fueron 55 horas sin dormir. No te puedes imaginar lo duro que ha sido", comentaba Silvia, que agradecía al menos el buen tiempo que les acompañó pese a la niebla que tuvieron que sortear en algunos momentos y que dificultó la visión".

Nunca antes había estado corriendo 40 horas seguidas, pero para los dos chicas de Peña Guara y para el resto de integrantes del club fue "una experiencia inolvidable" con un ambiente "buenísimo" y con unos paisajes "impresionantes".

El próximo fin de semana toca la Ultra Trail Aneto-Posets. Esta vez van de voluntarias.