print
 
SOBRARBE - FAUNA SALVAJE

La DGA estudia qué medidas tomar ante los altercados vividos la noche del martes en Plan


El alcalde de la localidad habla de "pequeños incidentes"



V. A.
17/07/2019

HUESCA.- El Gobierno de Aragón estudia qué medidas tomar ante los incidentes ocurridos la noche del martes en Plan, tras la reunión del consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, con representantes del sector ganadero, turístico y político de la zona por la presencia del oso en el Pirineo.

Así lo han confirmado fuentes del Ejecutivo autonómico, desde donde explicaron que la salida de Olona del Ayuntamiento fue "muy tensa", debido a varias personas que, además de abuchear, pitar y protagonizar una sonora esquilada, increparon al consejero, llegando a romperle la luna del cristal del coche con un cencerro.

"Una cosa es manifestarse y otra muy distinta es atentar contra la seguridad de una persona", han advertido desde el Gobierno de Aragón, al tiempo que anunciaron que están estudiando si denunciar o qué otro tipo de medidas tomar por lo sucedido.

La reunión previa no tuvo nada que ver con lo que ocurrió después, coincidieron en señalar tanto los ganaderos como el Gobierno de Aragón. En las casi tres horas de entrevista con el consejero "hubo discusiones y posturas encontradas, pero todo en un clima de diálogo", sostuvieron ambas partes.

No obstante, aunque el encuentro se desarrolló con relativa normalidad, "tampoco sirvió de mucho", ha destacado el alcalde de Plan, José Serveto, quien argumentó que Olona "llegó sin soluciones. Nos dijo que nos entendía pero nos quedamos en el mismo punto en el que estábamos".

 

"PEDIMOS INFORMACIÓN, LAS AYUDAS QUE SE LAS GUARDEN"

 

Aragón, pese a haber manifestado su rechazo al programa de reintroducción del plantígrado, sigue siendo un territorio vulnerable a la entrada del depredador. Por ello, "los ganaderos reclamamos que al menos se nos avise cuando esté cerca, para poder protegernos. Queremos información, las ayudas que se las guarden", ha subrayado el alcalde, quien denunció que el Gobierno se niega a dar los datos "excusánose en que eso supone apoyar el programa del oso".

En su visita a Plan, Olona se comprometió a solicitar formalmente y por escrito a la Generalitat de Cataluña que se haga cargo de Goiat, el oso que mató dos terneros y destruyó varias colmenas la semana pasada en el valle de Chistau. Para Serveto, el compromiso del consejero es del todo insuficiente, igual que la nueva convocatoria de subvenciones que ha publicado la DGA, "no las queremos para nada", espetó el edil.

 

IMAGEN DENOSTADA

 

En la reunión se contrapusieron estas ideas y se pusieron sobre la mesa muchas otras, como la necesidad de mejorar la imagen de los ganaderos de cara a la opinión pública. Al respecto, Enrique Ramón, ganadero y concejal en el Ayuntamiento de Torla, ha comentado que hubo intervenciones "muy interesantes" que hablaron de la labor que desarrolla la ganadería extensiva en el paisaje, su contribución a la sostenibilidad del medio ambiente o a la fijación de población, entre otros beneficios.

"La estrecha relación entre el turismo y la ganadería fue otra de las cuestiones que se trató, quedando de manifiesto que ambos sectores debemos ir a una y apoyarnos", ha añadido Enrique Ramón, quien ha rechazado los episodios que se vivieron tras la reunión, al considerar que "dan una imagen equívoca, que no nos representa a todos", y que fueron fruto del momento de crispación que se vive en el valle.

Por su parte, el alcalde de Plan también se ha referido al ambiente de "nerviosismo" que hay en la zona por la llegada de un depredador como Goiat del que, por cierto, se desconoce si continúa en el territorio, aunque algunos ganaderos apuntan a que podría haber regresado a Francia. Respecto a la situación vivida con el consejero, Serveto ha dicho que fueron "pequeños incidentes" aislados, que no deberían empañar la realidad, y es que "el consejero no dio ninguna solución".