print
 
SUCESO

Una especie protegida se cuela en una sucursal bancaria de Huesca


El animal, un lagarto ocelado, fue rescatado por los Agentes de Protección de la Naturaleza



JARA ARNAL
08/08/2019

HUESCA.- Los trabajadores de una de las oficinas de Ibercaja en Huesca, ubicada en la avenida Pirineos, se toparon este miércoles con un cliente atípico, un lagarto ocelado, una especie protegida. Desde la sucursal avisaron a la Policía Local, quien enseguida se puso en contacto con los Agente de Protección de la Naturaleza, del Gobierno de Aragón.

Este animal, más conocido en Aragón como fardacho, es una especie incluida desde 2011 en el Listado Español de Especies Estrictamente Protegidas. De un tamaño medio de 60 centímetros, tiene  un color verde amarillento con característicos ocelos de color azulado, que se disponen a lo largo del cuerpo. 

Son habitantes habituales de los claros del bosque mediterráneo, bordes de caminos y zonas agrícolas, pedregales y bosques de galería del sur de la península. Según comentaron fuentes del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, debió colarse en la oficina "despistando", posiblemente buscando cobijo o persiguiendo alguna presa, ya que come básicamente insectos, aunque también algunos pequeños frutos).

Cuando se localizan este tipo de ejemplares, el protocolo en este caso determina que hay avisar a los agentes de protección de la naturaleza (a través del teléfono del Servicio Provincial de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, o del 112). Ellos se pasan y si, como ha sucedido en este último caso, el animal no está herido, lo trasladaran a un lugar mas "natural". En caso de tener alguna lesión o problemas de alimentación o de deshidratación, se envían al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de la Alfranca