print
 
FÚTBOL - TERCERA DIVISIÓN

Nueva gestión del equipo en Almudévar


Diego Allueva se estrena con un conjunto muy remodelado



P.A.F.
21/08/2019

HUESCA.- El Almudévar afronta una nueva temporada en Tercera División con la principal novedad de que ya no es filial de la SD Huesca y tiene que conformar un equipo con sus propios medios. Un proyecto totalmente nuevo donde solo ha renovado un jugador del año pasado, el centrocampista Diego Martínez "Roma".

Juan Antonio Sagardoy sigue como presidente de la entidad y asegura que el objetivo prioritario es dejar zanjada la permanencia cuanto antes. "Queremos competir sin renunciar a nada. Primero dejar salvada la categoría y a partir de ahí conseguir los máximos puntos posibles", declara. En cuanto a la plantilla que se ha confeccionado, es totalmente nueva. "Con la nueva gestión es todo nuevo. Pero cada día veo mejor al equipo, van cogiendo lo que transmite el entrenador y el pasado viernes contra el San Juan se compitió muy bien", se mostró optimista Sagardoy, indicando que en una categoría con cinco descensos y cuatro o cinco equipos profesionales, "va a haber muchísima igualdad". "Toda la temporada va a haber un calendario muy apretado, además es muy larga y no hay descanso ni en Navidad, por lo tanto los que tienen más medios económicos tendrán más opciones", expone. Desde que el club consiguiera el ascenso en la temporada 2011/12, el cuadro amarillo no se ha bajado del barco de la Tercera División y eso para un pueblo como Almudévar es un lujo. La entidad maneja un presupuesto de unos 145.000 euros, incluyendo las categorías base, mantenimiento del campo de fútbol y material.

Diego Allueva coge las riendas del Almudévar con un equipo "recién hecho". La línea del técnico es similar a la del presidente. "Intentaremos salvarnos lo antes posible y de ahí optar por estar entre los diez o doce mejores. Vamos a intentar aprovechar el trabajo y la estructura del club", explica Allueva, quien tiene en su currículum gran experiencia en clubes de Tercera y Preferente. La plantilla que tiene a su disposición es "gente joven pero con experiencia en Segunda "B" y Tercera, una combinación con gente contrastada en defensa y un mediocentro que marca las diferencias, en cada línea hay mezcla de perfiles".

El Almudévar ha adoptado hasta seis jugadores del Sabiñánigo, que el curso pasado consumó su descenso a Preferente. Por último, el entrenador tiene claro que sus jugadores están mentalizados de la competitividad que tendrá este año la liga. "No veo favoritos, ni para estar arriba ni abajo. Nosotros tenemos que hacer La Corona fundamental para conseguir los tres puntos, porque será una temporada larga con partidos entre semana", finaliza.