print
 
SOMONTANO - TOROS

Gómez del Pilar sale a hombros en Barbastro al cortar tres orejas


12
Gonzalo Caballero fue cara y cruz y el Adoureño se marchó sin trofeos



ÁNGEL HUGUET
09/09/2019

BARBASTRO.- Gómez del Pilar ha salido a hombros por la puerta grande de la Plaza de Toros tras cortar tres orejas a los astados jienenses de Apolinar Soriano aunque recordará, en especial, las posibilidades que le ofreció "Correrríos", cuarto de la tarde, toro colorado de 510 kilos que le permitió el lucimiento personal; se ha hecho acreedor al "paraíso taurino" si es que existe. La rentabilidad de Gómez del Pilar en dos corridas seguidas en plazas aragonesas ha sido de cinco orejas entre Calatayud y Barbastro.

El diestro se ha acreditado en su primero "Payasito", cuatreño castaño abrochado de cuello bajo, presto al capote, con derribo al caballo, una pica y dos pares de banderillas. Apenas ha recibido castigo y le recibió en tablas para lucirse, después, en tanda de derechazos con adornos, desplante, toreo con muleta a media altura con adornos acreedores de ovaciones. Pinchazo hondo y estoconazo alto. El respetable pidió la oreja y el presidente la concedió para el recuerdo personal.

En el cuarto, de salida se ha lucido con verónicas medias y rodilla en tierra ante "Correrríos" que no ha sufrido castigo de varas y solo dos pares de banderillas. El toro de buena embestida ha facilitado la labor del diestro que hizo de casi todo, rodilla en tierra, tanda de derechazos, pases de pecho y pases cambiados. Tan a gusto ha estado que se descalzó para la lidia del toro de clase que humilló bien. Se ha metido al público en el bolsillo con desplantes y toreo al natural sin estoque antes de matar de una tendida desprendida, acreedora de dos orejas y ovaciones.

Gonzalo Caballero ha sido cara y cruz. Se lució en su primero "Equivocación" toro negro de 540 kilos al que recibió con tandas de capote bajo antes de recibir una puya y un buen par de banderillas. El diestro de connotaciones mediáticas llevó bien al toro en tanda de derechazos con faenas aseadas que recibieron ovaciones. La nobleza del animal, de embestida clara, ha permitido el lucimiento del diestro que encandiló al respetable. Al final, mató de una estocada tendida y consiguió su primera oreja de la temporada.

Peor recuerdo se ha llevado del quinto "Delator", toro flojo de fuerzas, el peor de la tarde, que recibió dos varas y tres pares de banderillas que le dejaron para el arrastre. Ante la posibilidad de sacarle escasa faena con la muleta, el diestro ha optado por sacárselo de encima con cinco pinchazos y olvidarse pronto.

El diestro francés Adoureño se marchó entre silencio, en el primero, y bronca en el último. En el lote, "Ratatorpe", un castaño noble de 485 kilos, al que recibió con verónicas, hubo tres intentos vanos de banderillas y dos pares altas, después de la puya. El Adoureño ha toreado por la izquierda, muleta derecha a media altura y sacó el provecho máximo del animal al que mató de media estocada, suficiente para conseguir "silencio" del respetable.

Del sexto, un negro mulato de buena estampa, lo mejor ha sido sus 530 kilos que darán más jugo gastronómico que juego en la arena. Un toro inválido que ha doblado dos veces al que apenas ha sacado faenas pese a su empeño y le ha dado más trabajo a la hora de matar con una estocada tendida, seis pinchazos y el único aviso de la tarde. En fin, "Comadrón" se ha ido al infierno taurino con creces.