print
 
POLÍTICA MUNICIPAL

El pleno del Ayuntamiento oscense acuerda retirar los carteles de "Uesca" y poner una gran bandera española en la plaza San Antonio


Se aprueba la declaración de emergencia climática y el expediente para contratar la limpieza viaria



O. ISARRE
30/09/2019

HUESCA.- Pleno municipal el de este lunes marcado por cuestiones simbólicas, como demuestran la moción del PP para retirar los carteles de "Huesca/Uesca ciudad bilingüe" y otra de Vox para poner una gran bandera de España junto al monumento a las víctimas del terrorismo en la plaza San Antonio.

La resolución de Vox ha salido adelante con los votos a favor de los tres partidos de derechas (PP, Cs y los proponentes) y también del PSOE. El portavoz de Vox, Antonio Laborda, ha defendido la propuesta asegurando que la bandera es "el símbolo de todos" y "representa a todos", argumentado que han compartido populares, naranjas y socialistas.

Sólo Con Huesca Podemos Equo ha votado en contra y el concejal Óscar Sipán ha señalado que "una bandera no dignifica nada" y que "ni la derecha ni los ultras tienen el monopolio" de la enseña. A su juicio, "lo que hace grande a un país no es el número ni tamaño de las banderas, sino una sanidad y una educación públicas".

Y a propuesta del PP se ha revocado el acuerdo plenario de 2016 por el que el Ayuntamiento se consideraba "municipio incluido en la zona de utilización histórica predominante de la lengua aragonesa", lo que acarrea a su vez la retirada de los carteles de bienvenida en la entrada de la ciudad donde el municipio se identificada como "Huesca/Uesca".

La popular Teruca Moreno ha expuesto que "muy pocos oscenses han oído hablar en aragonés en actividades cotidianas" y que los carteles eran "ridículos" y una "distorsión tremenda de la realidad" fruto del "capricho de un grupo minoritario", en alusión a Aragón Sí Puede el anterior mandato.

En la misma línea se han pronunciado Cs -"es hora de volver a la normalidad"- y Vox -"el cartel dice que es una ciudad bilingüe pero nadie habla" el aragonés-.

En este caso, se han opuesto tanto el PSOE como Con Huesca. El socialista Ramón Lasaosa ha declarado que la situación del aragonés en Huesca "hoy es la misma" que cuando se aprobó la anterior moción, por lo que los argumentos de entonces "siguen vigentes". Mientras, Óscar Sipán (Con Huesca) ha asegurado que "en nuestro día a día usamos muchas más palabras en aragonés de las que somos conscientes" y ha pedido a la derecha que "deje de destruir lo que no está en su marco ideológico".

 

EMERGENCIA CLIMÁTICA Y LIMPIEZA VIARIA

 

El pleno también se ha ocupado de asuntos menos simbólicos y con más relevancia para el día a día, como son la limpieza viaria, el impacto del salario mínimo en la limpieza de edificios, la financiación local, la emergencia climática o la soledad no deseada de los mayores.

Por unanimidad se han respaldado las propuestas del PP para que el Consistorio inicie un programa que detecte los grupos de mayores en riesgo de sufrir soledad no deseada y ponga en marcha actuaciones para paliarla. Otra moción de los populares reclama que el Gobierno central haga efectivas sus obligaciones económicas y financieras y realice la transferencia actualizada de los recursos de la Participación en Ingresos del Estado y del resto de recursos que corresponden a Huesca ciudad.

Sí ha habido debate en la moción de Con Huesca para declarar el estado de emergencia climática y adoptar medidas al respecto. Con el apoyo de PSOE y Cs, Con Huesca ha sacado adelante una propuesta que busca, ha explicado la portavoz Pilar Novales, contribuir en "mitigar el cambio climático", aspecto donde los municipios tienen "un papel absolutamente fundamental".

El PP ha rechazado sumarse ya que la moción opta por la prohibición y "no por medidas en positivo", mientras que Vox se ha opuesto porque la alternativa que propone Con Huesca es "ser vegano" y ha afirmado que el sistema más contaminante es "el comunismo".

En otro orden de cosas, y con la suma de PSOE y Ciudadanos, se ha aprobado el expediente para sacar a contratación por ocho años y un valor de casi 23 millones de euros la limpieza viaria municipal.

El socialista Roberto Cacho ha asegurado que seguirá siendo un "sistema mixto" (público-privado) que "combina la mejora en la calidad y la salvaguarda de los derechos laborales", mientras que Con Huesca ha votado en contra porque supone la privatización y la imposibilidad de remunicipalizar el servicio aunque el TSJA falle a favor del Ayuntamiento en el recurso sobre la remunicipalización.

El PP se ha abstenido porque el servicio "lleva 816 días en la ilegalidad" y porque el procedimiento evidencia una "nefasta gestión", mientras que Vox ha tomado la misma posición pero porque "son cantidades muy importantes (22 millones) como para estar a favor".