print
 
VENECIA

Venecia cierra la plaza de San Marcos por una nueva subida del agua


Salvini asegura que se ha perdido demasiado tiempo para finalizar el sistema de diques que impida las inundaciones



EFE
16/11/2019

ROMA.- Venecia volvió a sufrir este viernes una gran inundación, después de que el pasado jueves el agua diera algo de tregua, hasta el punto de que el ayuntamiento decidió cerrar la emblemática plaza de San Marcos a residentes y turistas.

El alcalde de la ciudad de los canales, Luigi Brugnaro, anunció que había decidido cerrar San Marcos por motivos de seguridad, debido al nuevo pico de 154 centímetros que alcanzó a media mañana el "agua alta".

Se trata del segundo récord alcanzado esta semana después de la gran inundación de martes, la mayor sufrida por la ciudad en más de medio siglo, con las aguas alcanzando los 187 centímetros.

"Hemos destruido Venecia. Hablamos de mil millones de daños y solo los del otro día, y no los del viernes", afirmó el alcalde.

La Oficina Meteorológica de Venecia comunicó que el pico de la marea fue de 154 centímetros, aunque empezó a descender lentamente sobre todo gracias a la ausencia de viento.

Con el 70 por ciento de la ciudad inundada, transitar por ella se ha convertido en una aventura, la mayoría de los negocios están cerrados y los comerciantes tratan de achicar agua de sus locales.

Quien se paseó por la plaza de San Marcos antes de su cierre fue el líder de la ultraderechista Liga y exministro de Interior italiano, Mateo Salvini, quien aseguró que nunca había visto así Venecia. "Es un desastre para los que viven y trabajan aquí", añadió, y dijo que ya se ha perdido demasiado tiempo para finalizar el sistema de diques que impida las inundaciones.

"Ya no se pude perder el tiempo. Esta ciudad pide ayuda, necesitamos unirnos para completar el Mose", afirmó Salvini en referencia al proyecto de ingeniería para evitar las inundaciones.

El jueves, el Consejo de ministros italiano decretó el estado de emergencia en Venecia y aprobó una inversión de veinte millones de euros como primera ayuda a los damnificados.