print
 
BALONMANO - ASOBAL

Cinco jornadas para remontar antes del parón navideño


Bada Huesca se mide en las próximas semanas a tres equipos que lleva por detrás en la tabla en una oportunidad para poner tierra de por medio



ALFONSO HERRÁN
20/11/2019

HUESCA.- Después de un inicio de liga bastante discreto para Bada Huesca, quedan cinco jornadas para cerrar la primera vuelta, y en esos partidos, al menos por los rivales que va a haber enfrente, Bada Huesca tienen una buena oportunidad de sumar y poner tierra de por medio con la zona más baja. Sería un empujón de tranquilidad para llegar al parón navideño con una situación más holgada y pensar en la segunda vuelta de otra manera, mirando hacia arriba y sin excesivos agobios. Además, tres de los cinco encuentros son en casa.

 

DOS RIVALES DIRECTOS SEGUIDOS

 

Los oscenses inician este ciclo de cinco partidos este viernes en el Palacio ante el Quabit Guadalajara. Los alcarreños están justo por detrás de los oscenses en la tabla, también con seis puntos, uno más que la zona de descenso, y por tanto son un rival directo en esa lucha. Los de Nolasco tendrán que apelar a su fortaleza como locales, donde han sumado todos los puntos que llevan hasta el momento, para ganar un partido importante en ese camino de ir llenando el saco de puntos y, en este caso, dejando a un rival directo a dos puntos de distancia.

Y una semana después, el sábado 30 de noviembre, los altoaragoneses cerrarán el mes en la pista de Puerto Sagunto, otro de los cuatro equipos que ahora mismo suman seis puntos, y que en este caso también está por detrás de los oscenses en la tabla.

Sería una buena oportunidad de sumar los primeros puntos fuera de casa, una asignatura pendiente de momento para Bada. Los levantinos han ganado dos partidos y han empatado uno como locales, y tras un comienzo de liga bastante flojo parece que le han ido cogiendo el aire a la categoría en las últimas jornadas. En todo caso, una buena opción como decimos de sumar, alejar a otro rival directo en la zona baja y reforzarse anímicamente.

La decimotercera jornada de liga se sale un poco de estos parámetros, porque Bada recibe en el Palacio al Logroño, actual quinto clasificado. Por el momento los oscenses no han podido rascar en casa ante rivales de la zona alta, como Ademar y Cuenca, y por tanto será un partido complicado, pero habrá que ver si en las dos anteriores jornadas los resultados han sido positivos lo que podría significar en el plano anímico esa racha de buenos resultados.

Y de ahí al final de la primera vuelta y las vacaciones navideñas restarían dos partidos más. La jornada 14º supone una de las salidas más lejanas durante la temporada, la visita al Cangas.

Los gallegos son ahora mismo colistas con un punto menos que Bada. En su pista de O Gatañal hasta el momento han ganado un partido y han empatado tres, y por los puntos sumados hasta ahora por los pontevedreses y su rendimiento en casa, el partido es otra de esas buenas oportunidades de sumar fuera de casa, algo siempre complicado.

Para cerrar la primera vuelta, los oscenses reciben en el Palacio al Balonmano Nava, un recién ascendido y que apuntaba a Cenicienta pero que está protagonizando una temporada excepcional y que hoy por hoy navega por aguas tranquilas con ocho puntos. Los segovianos no serán un rival fácil pero de nuevo Bada tendrá que apelar a su fortaleza en casa para doblegarles, como ya ha hecho ante equipos también de zona media como son Anaitasuna o Benidorm.

Por tanto, una fase de partidos importante sobre todo para tener calma en vacaciones y cerrar la primera vuelta con un balance más positivo que hasta ahora. En esta remontada también debe contar el estado de la plantilla, puesto que los muchos lesionados van poco a poco reincorporándose al equipo y esa amplitud en el bloque debe ayudar también a sacar adelante todos estos enfrentamientos directos.