print
 
LA HOYA - RESERVAS HÍDRICAS

La DGA acuerda firmar el convenio para financiar el regadío social de Calcón


Satisfacción en la comunidad de regantes 24 años después de planificarse el proyecto, que beneficiará a 89 agricultores



M. J. LACASTA
04/12/2019

HUESCA.- El Consejo de Gobierno aprobó este martes la firma del convenio de colaboración con la comunidad de regantes para la financiación del regadío social de Calcón, en el entorno del embalse de Guara (conocido como el de Calcón). La noticia fue recibida con gran satisfacción por el presidente de los regantes, Jesús Escario, ya que este regadío lleva años de espera. De hecho, fue en 1995, es decir hace 24 años, cuando empezó a planificarse, y en 2008 cuando fue declarado de Interés General de la Comunidad Autónoma de Aragón por el Decreto 209/2008 de 17 de noviembre.

El regadío social de Calcón beneficiará a 89 agricultores de las localidades de Aguas (municipio de Loporzano), Ibieca y Liesa (término de Siétamo) y supondrá el desarrollo de cultivos leñosos en regadío, fundamentalmente almendro y olivar, en una superficie de 594 hectáreas, según los datos aportados por el Gobierno de Aragón.

El borrador del convenio establece que la Administración autonómica asume el 75 % de la inversión y la Comunidad de Regantes de Calcón el 25 % restante. La firma del convenio permitirá licitar la obra por importe de 5,7 millones de euros.

El presidente de la Comunidad de Regantes de Calcón no dudó en afirmar este martes que "el día que se firme el convenio será un día histórico para la zona", tanto por la cantidad de años que ha costado realizar todo el proceso -"la única queja que tenemos es la tardanza, porque para muchos ya ha llegado tarde", afirmó Escario- como por el desarrollo que, a su juicio, conllevará para la zona beneficiaria.

Jesús Escario recordó que el proceso de concentración parcelaria fue muy laborioso, arduo y largo. Una vez conseguida, únicamente queda la entrega de los títulos de propiedad a los propietarios y la firma del convenio que aprobó el Gobierno de Aragón, una vez que también está aprobado el proyecto del regadío social por la Administración y los regantes.

El proyecto, que tiene un plazo de ejecución de 30 meses, comprende la ejecución de obras e instalaciones correspondientes a las redes de riego a presión, telecontrol de la red y medidas restauradoras y preventivas de las posibles afecciones medioambientales.

Escario, que apuntó que se trata de un regadío "bastante específico", recordó que el embalse de Guara "costó mucho hacerlo" (el primer proyecto data de principios del siglo XX) y "también costó mucho poner en marcha la red de abastecimiento de agua" a las localidades de la zona.

No obstante, se mostró convencido de los grandes beneficios que este regadío aportará a la zona, por lo que desde las diferentes responsabilidades que ha tenido en la Administración (fue alcalde de Loporzano y es presidente de la Cámara Agraria Provincial) siempre ha trabajado por sacar adelante este proyecto.

En este sentido, no dudó en señalar que "el motor de desarrollo de esta zona pasa por este regadío" y "dentro de 15 años Aguas, Ibieca y Liesa no tendrán nada que ver con el resto de pueblos de la redolada". Por ello, dijo que el día que se firme el convenio, "que estábamos esperando con mucha ansia", apostilló, será "histórico" tras recorrer "un camino en el que se han quedado muchas penas, pero al final vale la pena porque este es el único motor de desarrollo que tenemos para la zona".