print
 
PATRIMONIO HISTÓRICO

El Castillo de Montearagón da a conocer secretos como su iglesia y la cripta


12
Un centenar de personas acude al primer día de visitas del Ayuntamiento y la Asociación



O. ISARRE
08/12/2019

HUESCA.- Un centenar de personas descubrió este sábado el interior de la iglesia y la cripta del castillo de Montearagón. Son dos espacios que están cerrados bajo llave todo el año salvo contadas ocasiones, como las de este puente festivo gracias a las visitas organizadas por el Ayuntamiento de Quicena y la Asociación de Amigos del Castillo de Montearagón.

Javier Belenguer, alcalde de Quicena y uno de los guías de la jornada, recalcó que la iglesia era "el centro del monasterio, era donde se hacía toda la vida, todo el "ora et labora"". Montearagón se fundó inicialmente como castillo en 1086 con el fin de conquistar la Huesca musulmana, idéntico propósito con el que se construyó el cercano Loarre, pero Montearagón pronto se reconvirtió en monasterio.

Una vez Wasqa cayó en manos cristianas en 1096, Montearagón perdió su utilidad militar al no estar en la frontera entre cristianos y musulmanes y "se convirtió en monasterio, uno de los más importantes del Reino de Aragón, que dio apoyo y sustento a la corona".

El primer lugar que se abre al público en estas visitas guiadas es la iglesia de la fortaleza, que también era "la capilla real de Montearagón, de la casa Aragón", mientras que el otro espacio que se descubre, la cripta, "guardó los restos durante 709 años de Alfonso el Batallador, ahora enterrado en la capilla de San Bartolomé de San Pedro el Viejo".

Explicó el alcalde, y guía durante estos días, que el traslado de los restos del monarca se realizó "unos años antes de la desamortización de Mendizábal (1836-1837) por seguridad. Visto que (Montearagón) iba a pasar a manos privadas, se exhuman los restos y se trasladan a San Pedro", explicó el primer edil de Quicena.

Y los hechos demostraron que el traslado de los despojos fue un acierto porque la propiedad privada que adquirió el castillo "lo desmanteló y expolió de una forma brutal y salvaje".

Las autoridades vieron venir lo que iba a pasar con la desamortización y también ordenaron el traslado de miles de archivos y documentos "muy importantes sobre la historia del Reino y la Corona de Aragón". Fue por esta razón por la que cedieron a la Corona de España "más de 2.500 archivos que hoy están en la Biblioteca Real".

Cuando el castillo ya estaba totalmente en ruinas y expoliado de arriba abajo, el propietario privado decidió devolverlo a la Corona de España, que, ante el avanzado estado de ruina del conjunto, "decidió derrumbar todos los edificios" del castillo. Los restos de esas demoliciones, hechas en su día para evitar males mayores, "son hoy los escombros que empujan los muros", uno de los mayores problemas de conservación del castillo, la estabilidad.

La visita no empezó en los lugares cerrados habitualmente al público, sino en el exterior, recorriendo el camino de ronda para explicar los accesos naturales al castillo y sus defensas, y la importancia y el papel histórico que ha desempeñado durante siglos Montearagón.

Tras una época dorada que va desde su construcción hasta aproximadamente el siglo XVI, llegó el "declive" de Montearagón. Además de los cambios políticos que redujeron su importancia, al castillo también se le echó encima la mala suerte: varios incendios, la desamortización y el expolio posterior... Y los inicios del siglo XX no le fueron mejor. Montearagón cayó en pleno frente de la Guerra Civil y fue "escenario de múltiples batallas". Tras la contienda fratricida, fue abandonado totalmente.

El conjunto histórico se sumió en un letargo del que empezó a desperezarse décadas después. En los 80, se fundaba la Asociación de Amigos del Castillo con la pretensión de que la Administración se moviera y sacara al castillo del estado de casi ruina total.

En los últimos 20 años, ha habido rehabilitaciones "continuas. "Independientemente del color político, siempre se ha invertido aunque menos de lo que quisiéramos", afirmó Belenguer, quien se mostró esperanzado por la inversión de 1,5 millones para el año que viene.

Las visitas gratuitas continuarán este domingo y el lunes a las 11 horas. El sábado, se tuvo que hacer dos grupos por la alta afluencia.