print
 
70 ANIVERSARIO DEL IEA

Dueñas, Gari y Sabio, tres defensores del Instituto de Estudios Altoaragoneses


En su balance, resaltan la labor de la exsecretaria general Pilar Alcalde



J. NAYA
08/12/2019

HUESCA.- Con ocasión del 70 aniversario del IEA, este Diario ha hablado con tres de sus más destacados colaboradores, con el fin de conocer su opinión sobre la importancia de esta institución. Los tres, José Domingo Dueñas, Ángel Gari y Alberto Sabio, resaltan el importante servicio que presta el Instituto y la labor realizada por su secretaria general, Pilar Alcalde, recién jubilada.

"Es un centro fundamental en estos años, que nació en la época franquista, vivió la transición, vive la democracia y ha animado culturalmente la ciudad de Huesca y su entorno y que ha sido vanguardista en muchos aspectos. Sobre todo hay que pensar en el atractivo que tiene entre el público, que todo el mundo conoce el IEA. Me parece que es un centro muy vivo y que está prestando un servicio muy importante". Así habla Dueñas del IEA.

Él, que colabora en el área de Literatura, destaca la existencia del Centro de Estudios Senderianos y los dos congresos internacionales de 1991 y 1995 sobre Sender y su tiempo, que reunieron a los máximos especialistas sobre el autor. Y desde entonces, en la Biblioteca del IEA "se ha reunido prácticamente toda la obra de Sender y todo lo que se ha publicado sobre Sender, de manera que es un centro de investigación de referencia, es posiblemente el lugar del mundo que tiene más documentos, más cartas relacionadas con Sender, y donde hay pintura del autor donada por la familia, objetos personales, un montón de cosas".

Para Ángel Gari, "la dimensión real y de su desarrollo en lineas científicas y en una estructura más de nuestro tiempo, surgió cuando Carlos García le encargó a Agustín Ubieto Arteta que pusiera en marcha el IEA con unas nuevas directrices. Ubieto recondujo el Instituto, le dio una nueva estructura, lo democratizó y le dio unos objetivos científicos muy claros. Después el IEA ha llevado a cabo un apoyo fundamental a las líneas de investigación, que es un tema esencial por la investigación en sí y por la mucha gente que ha podido investigar. Se han realizado investigaciones muy notables".

Otro aspecto fundamental del IEA, para Gari, es "la Biblioteca y la digitalización. La Biblioteca del IEA en temas sobre el Alto Aragón es fundamental y los fondos digitalizados en estos momentos son esenciales para los investigadores". E igual importancia da al Sipca.

Añade que el Instituto "tiene un reconocimiento nacional", y recuerda que él ha colaborado "en la tradición oral, con investigación de calidad que fueron los libros de La sombra del olvido y con transcripciones, y aún quedan algunas por publicar, y un seminario internacional con varias convocatorias". También, habla de las Noches Mágicas, "que ha habido una oportunidad de traer a gente muy cualificada, especialistas de la literatura, de la antropología o de la historia, y han tenido una acogida francamente buena", y de los coloquios internacionales de las Piedras Sacras, "cuyos resultados acumulativos son de primer nivel".

Por su parte, Alberto Sabio, que coordina el área de Historia del IEA, opina que "si ha cumplido 70 años es por algo, demuestra que tiene una utilidad y que es un proyecto de largo alcance. Yo creo que entre los elementos de dinamización cultural de la provincia de Huesca es el más importante de todos, tanto el Instituto en su sede central en Huesca como los centros filiales que hay en distintas localidades". Como Gari, Sabio considera que el IEA "cuenta con una de las mejores bibliotecas de la provincia, seguramente la mejor".

Sobre el futuro, "es fundamental que el IEA tenga libertad e independencia de criterio con respecto a las alternancias políticas que pueda haber en la Diputación de Huesca". Es decir, el IEA es un organismo autónomo de la DPH "y lo de autónomo me parece que es importante mantenerlo, que no sea una correa de transmisión de los vaivenes políticos, sino que es una institución académica que tiene el origen en el CSIC y ese prurito académico está bien que lo mantenga".

De estos años, lamenta "que se suprimieran las ayudas a la investigación, no por falta de voluntad política, ni mucho menos, sino por el barullo administrativo, por un tema burocrático de cómo justificarlas".

No obstante, valora que ha habido importantes y variados congresos científicos, y que es un sitio donde hay asesoría en cuestiones patrimoniales. "Soy un defensor acérrimo del IEA", añade.

 

PILAR ALCALDE

 

De la ya exsecretaria general del IEA, Dueñas dice: "Pilar Alcalde ha sido fundamental en la historia del Instituto, donde ha trabajado 35 años. Ha sido una persona clave en todo este tiempo, que ha aglutinado fuerzas, que ha sabido templar, estimular, estar en su sitio,...".

Gari y Sabio coinciden al definirla como el "alma" del IEA. "Pilar -opina Gari- ha sido el alma del IEA desde su fundación con la dirección de Ubieto. Desde entonces ha sido el alma del Instituto y ahora esperamos que el IEA siga cumpliendo sus funciones como centro de estudios locales".

"Pilar ha sido el alma mater del Instituto. Merece un reconocimiento enorme a su trayectoria. Aparte del trabajo que ha hecho, destaca su bonhomia, que todo el mundo que ha venido al Instituto se ha ido enormemente satisfecho del trato personal dispensado". "Y además -comenta Sabio- ha tenido que apechugar con todo lo que ha sido la burocracia creciente, hasta que casi nos inunda".