print
 
ALTO ARAGÓN - RESCATES EN MONTAÑA

La Guardia Civil efectúa al menos cinco rescates este puente festivo


El accidente más grave causó la muerte a un vecino de Logroño el sábado en Loma Verde



D.A.
10/12/2019

HUESCA.- Los efectivos de montaña de la Guardia Civil han culminado un puente festivo con al menos cinco intervenciones. El accidente más grave supuso el fallecimiento el sábado pasado de un vecino de Logroño de 51 años, que se precipitó al vacío 200 metros cuando practicaba esquí de travesía en la zona de Loma Verde, en el término municipal de Aísa. Los dos compañeros con los que realizaba la actividad resultaron ilesos.

De las intervenciones realizadas durante el puente festivo, la última se llevó a cabo este lunes, tras recibir un avisto a las 13 horas, y fue de un senderista con un posible esguince de tobillo en peña Oroel, en el municipio de Jaca.

Además del rescate del esquiador fallecido el sábado en Aísa, el Sereim de Jaca, el helicóptero de la Unidad Aérea de Huesca y el médico del 061 rescataron ileso el mismo día a un vecino de Zaragoza, de 47 años, que se había quedado enriscado cerca del ibón de Iserías, en Canfranc, mientras realizaba senderismo con raquetas, y no se atrevía a continuar la marcha. Una vez localizado, fue evacuado hasta la estación de esquí de Candanchú donde continuó por sus propios medios.

Y el pasado viernes 6 de diciembre, los efectivos de montaña de la Guardia Civil realizaron otras dos intervenciones más.

En la primera, el Ereim de Panticosa, con el helicóptero de Huesca y médico del 061 rescataron a un montañero, vecino de La Puebla de Montalbán (Toledo), que había sufrido varias caídas en el descenso del pico Anayet, desde el corredor de los Franceses hasta la zona de barranco de Culibillas, en Sallent de Gállego, y había perdido el conocimiento.

Y en la segunda, el Sereim de Jaca rescató a un vecino de San Sebastián, de 48 años, por una lesión de tobillo, cerca de la cima de la Mesa de los Tres Reyes, en Ansó.