print
 
RECONOCIMIENTO

Antonio Baldellou: "Entre todos hay que orientar Graus al turismo cultural"


12
El presidente de la Asociación de Amigos de la Peña recibió el Premio Esteban de Esmir por su prolífica década



ELENA FORTUÑO
16/12/2019

GRAUS.- Antonio Baldellou recibió el Premio Esteban de Esmir de Fomento de la Cultura en Graus, por su prolífica década como presidente de la Asociación de Amigos de la Peña. En su discurso de agradecimiento, en un abarrotado teatro Salamero, Baldellou animó a las asociaciones grausinas a seguir trabajando, pero siempre apostando por unificar esfuerzos. "Hay que orientar Graus al turismo cultural. Presentar el trabajo de cada uno conjuntamente y apoyándonos en las instituciones, que es lo que nos dijo el propio Esteban de Esmir", apuntó.

Tras agradecer el premio al Consistorio, que recibió de manos de la alcaldesa, Gemma Betorz, y el apoyo de su familia, en particular de su esposa, y de sus compañeros en el colectivo de amigos de la Peña, Baldellou aseguró que este premio "cierra un círculo" que comenzó en su adolescencia. Así, recordó cuando estudiando en los Jesuitas de Zaragoza, un profesor le preguntó por la Mojiganga grausina mientras explicaba los orígenes del teatro. A raíz de aquella pregunta, le habló de Graus, del Colegio de los Jesuitas allí, de Baltasar Gracián y de Esteban de Esmir sembrando en él una inquietud que le llevó a Graus. "Y acabé casándome con una grausina y haciéndome grausino de vocación", confesó. "Y me enamoré también de Graus, de su patrimonio, de su modo de trabajar, de ser, de su generosidad y de su cariño".

Orgulloso por el premio, deseó seguir siendo merecedor del mismo, por lo que se comprometió con los anteriores premiados y con el propio Esteban de Esmir. "Tengo un compromiso especial con este obispo que veía el futuro y se empeñó en fundar un colegio de jesuitas en Graus, en contra de los propios jesuitas, porque sabía que pasada la época de los monasterios, eso sería un foco de cultura para Graus".

Baldellou animó a cumplir el testamento de Esteban de Esmir, plasmado en su lápida, en la propia basílica de la Peña. "Lo cumplimos cuidando el patrimonio, porque él era amante de Dios y de su pueblo" y, en especial, esa basílica de la Peña en la que tanto contribuyó el propio Esmir, especialmente, y otros grausinos como José Escudero o Paco Asarta, citó. Destacó elementos como la cripta o la escalinata y, tras detenerse en el monumento, repasó la historia grausina a través de sus grandes nombres, "todo empezó con Ramiro I", dijo para enumerar a otros muchos como Joaquín Costa.

El técnico de Cultura de Graus, Jorge Mur, incidió en la relación entre Baldellou y Esmir y su trabajo por la Virgen de la Peña, a la hora de presentar al galardonado, de quien ensalzó "su capacidad de liderazgo y diálogo al frente de Amigos de la Peña".

También repasó someramente su amplio y brillante currículum, ya que Baldellou recaló al frente del colectivo tras abandonar su trayectoria profesional desempeñada con excelencia en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza, donde ejerció como doctor en Medicina y Cirugía, especialista en Pediatría, así como docente y autor de numerosas publicaciones médicas.

Un íntimo concierto de Jimmy J. Moore, acompañado a la guitarra por su hermana Rachel, cerró una emotiva y encantadora velada cultural en Graus.