print
 
BALONMANO - LIGA ASOBAL

Bada Huesca necesita mejorar a domicilio, tras no conseguir puntuar en la primera vuelta


El de León de este sábado es el primero de los ocho desplazamientos que le quedan



J. G.
12/02/2020

HUESCA.- Tras ganar en casa en el estreno de la segunda vuelta, Bada Huesca se enfrenta ahora a un reto más difícil, pero que necesita alcanzar para conseguir la permanencia: vencer a domicilio.

El equipo oscense no ha ganado en sus desplazamientos en lo que va de temporada y ni siquiera ha sido capaz de sumar un punto. El balance en las salidas es contundente: cero puntos de catorce posibles hasta el momento. Bada, junto a Cangas, son los peores visitantes de la ligay eso es lo que les ha lastrado y les mantiene en posiciones de descenso, pues en casa, aún han mantenido el tipo.

Y es algo que debe empezar a cambiar en esta segunda vuelta. Los puntos de casa son imprescindibles y deben escaparse muy pocos, pero deben ser complementados con algunas victorias fuera.

Además, dado el calendario, al equipo le quedan por delante ocho encuentros fuera de casa por sólo seis en el Palacio de Deportes.

El primer partido a domicilio será este sábado en la pista del Ademar León. Es una de las canchas más duras de la liga y, además, su propietario marcha segundo en la liga, pero Bada Huesca está obligado a intentar traerse la victoria y, más aún, teniendo en cuenta que tras este partido, visitará el Palacio de Deportes de Huesca el Barcelona, líder invicto.

 

FALTA DE CONSTANCIA EN LA PRIMERA VUELTA

 

En la primera vuelta, el Bada perdió en sus siete desplazamientos. La mayoría de las veces, después de partidos igualados. En algunos rozó un buen resultado como ocurrió en Puente Genil, donde cayó por 25-24 tras un gol en el último segundo del extremo Xavi Túa, tras un despiste oscense en un saque de banda.

Más dolorosa aún fue la derrota en Puerto Sagunto (28-27), donde el equipo oscense llegó a ir ganando por cinco tantos mediada la segunda mitad (16-21) y vio como el equipo local le remontaba.

Y en otras pistas el equipo dio la cara y peleó hasta el final, pero le faltó un punto de acierto en momentos concretos que le impidieron luchar por la victoria. Es algo que ocurrió en pistas duras como Granollers (29-25) o en Cangas (23-19), donde un mal comienzo no le impidió aspirar a la victoria hasta cerca del final.

En Irún la primera parte fue muy mala, pero el equipo reaccionó en la segunda e incluso estuvo a punto de entrar en la pelea por los puntos.

La visita al Barcelona fue otro cantar, con una abultada derrota (49-26) y el primer partido de liga en Santander tampoco fue bueno para los oscenses (27-22).

Bada Huesca va a necesitar en esta segunda vuelta más consistencia en su juego y más confianza en sus posibilidades para poder sacar puntos a domicilio, con la dificultad añadida que tiene.

Los equipos que visitará el equipo oscense en esta segunda mitad de la liga son el Ademar León, Benidorm, Anaitasuna, Cuenca, Valladolid, Guadalajara, Logroño y Nava.

No hay encuentros fáciles, pero dado que para el equipo oscense será complicado ganar todos sus compromisos en casa, donde además, juega el Barcelona la semana que viene, tiene que conseguir al menos acercarse a los seis puntos en esos compromisos.

Bada se mide a algunos rivales que pueden considerarse directos en la lucha por la salvación. Es el caso de Benidorm y Anaitasuna en este primer tramo y a Valladolid, Guadalajara y Nava en el tramo final.

Las visitas a equipos de la zona alta son las de León, Cuenca y Logroño, aunque el equipo está obligado a pelear por los puntos en todas las pistas de la competición.