print
 
ALTO ARAGÓN - PATRIMONIO

Ayerbe y Alberuela irán a juicio por sus ermitas


12
El Obispado de Huesca reclama la propiedad de la primera y en el segundo caso es la localidad quien demanda a la Diócesis



P. B.
13/02/2020

HUESCA.- El juez deberá decidir la titularidad de las ermitas de Nuestra Señora de Casbas de Ayerbe y Nuestra Señora del Castillo de Alberuela de Tubo en sendos litigios con el Obispado de Huesca. En el primer caso, es la Diócesis oscense quien lleva a Ayerbe a los tribunales y en el segundo, el Ayuntamiento monegrino es quien presenta la demanda para recuperar un bien que considera suyo.

El alcalde de Alberuela de Tubo, José Manuel Penella, describe que "la Iglesia se apresuró en 2015 a registrar estas ermitas o iglesias como de su propiedad" a raíz de la ley hipotecaria.

En este caso, la ermita del siglo XVI "se encuentra dentro de una propiedad del Ayuntamiento, dentro del recinto de un castillo musulmán y el Obispado nunca ha tenido la posesión", afirma.

Y recuerda que en 2004, "se realizó un rehabilitación muy importante de la ermita de más de 120.000 euros con el Ayuntamiento, aportes y colectas de los vecinos y una subvención de Patrimonio del Gobierno de Aragón".

Según Penella, "nos llama la atención que una ermita que estaba hundida o en ruinas la haya reclamado el Obispado de Huesca". Por todo, ello el Ayuntamiento de Alberuela de Tubo interpuso una demanda jurídica para recuperar la propiedad de la ermita de la Virgen del Castillo en octubre de 2019 que sigue pendiente de resolución judicial.

A juicio del alcalde de la localidad monegrina, "la posesión y custodia de la ermita siempre ha sido del Ayuntamiento".

Recuerda que en el años 70 del siglo pasado, "los niños hacían obras de teatro para sacar dinero para arreglar la ermita" y en este siglo "se aportaron 150 euros de cada casa" y, a su vez, hubo una subvención del Gobierno de Aragón. "Al final se trata de un bien público de los vecinos del pueblo", subraya.

Según Penella, "para nosotros es indignante que la iglesia se registre la ermita como una propiedad". De hecho, recuerda que la actual y anterior corporación municipal aprobaron en pleno demandar la propiedad sobre este bien inmueble.

En el caso de Ayerbe, es el Obispado de Huesca la parte demandante que reclama como suya la propiedad del santuario de Nuestra Señora de Casbas.

El alcalde de Ayerbe, Antonio Biescas, recuerda que el Consistorio mantuvo reunión " siempre de forma muy cordial" y cartas con el Obispado de Huesca que reclamaba la ermita. "Nosotros dijimos que no íbamos a ceder esa propiedad porque podemos acreditar que es municipal en base a unos expedientes e informes que se han ido sucediendo desde hace años", manifiesta.

En este sentido, indica que el inventario municipal de Ayuntamiento de Ayerbe recoge que está inscrita desde 1977. "Se han desarrollado diferentes obras, actuaciones e inversiones en el inmueble con subvenciones públicas en las que se ha acreditado la titularidad y la propiedad del Ayuntamiento".

A su vez, indica que el Consistorio "se hace cargo del gasto corriente, el abastecimiento de agua, saneamiento y el suministro eléctrico y, aunque no otorgue propiedad, está en catastro a nombre del ayuntamiento".

Recuerda que tras cinco años de cierre del inmueble, desde el año 2012 "invertimos 160.000 euros, de los cuales 50.000 los aportó el Ayuntamiento y unos 70.000 el Gobierno de Aragón" con obras como el recalce y mejora de la cimentación y una nueva bóveda para sujetar la original.

Al final, explica Biescas, "el Obispado nos ha demandado la propiedad hace unas semanas y hemos empezado el proceso judicial".

 

OBISPADO DE HUESCA

 

El abogado del Obispado de Huesca, Joaquín Guerrero, indicó que en ambos casos "no se trata de echar un pulso al Ayuntamiento ni al pueblo" y "existe una ola de reivindicaciones de bienes de la Iglesia".

En la ermita de Alberuela de Tubo, "hay documentos del año 1600, 1900 y 2000 reconociendo la propiedad del Obispado" y existe documentación "sobre tradiciones o cultos religiosos pero no de la propiedad". Según el letrado, "el Ayuntamiento de Alberuela tiene documentación de la desamortización de 1865, con actas de excepción, que recogen que esta ermita era del Obispado de Huesca". Y presenta su extrañeza en que el Ayuntamiento de Alberuela "presente una demanda sin intentar dialogar".

Respecto al caso de Ayerbe, recalca que el Obispado "no puede renunciar a la propiedad" y de haber podido, "hubiera evitado este juicio".

El letrado explica que existen documentos que avalan la propiedad del Obispado. "Aunque el Ayuntamiento realice un contrato de arrendamiento para realizar unas obras poco valor puede tener si no es el dueño", subrayó.