print
 
ANIVERSARIO

Damián Iguacen cumple 104 años siendo "un referente para toda la Iglesia"


La residencia Saturnino López Nova, donde el obispo reside, albergó la celebración centenaria



A. R. M.
13/02/2020

HUESCA.- El que fuera obispo de Barbastro Damián Iguacen recibió este martes un homenaje con motivo de su 104 cumpleaños, que recogió haciendo un alegato hacia la alegría. "Que todo esto -en referencia a la celebración que tuvo lugar en la Residencia Saturnino López Novoa, donde reside- sea expresión de la alegría interior, el Señor nos quiere contentos, alegres, no bullangueros sino con esa alegría que es" expresión "del gozo de vivir el bien con Dios y todo el mundo. Eso es lo que quiere le Señor, por eso la alegría es una cualidad cristiana, los cristianos deberíamos estar siempre contentos".

El obispo, el prelado de más edad de España y uno de los más longevos de toda la Iglesia católica, afirmó recibir los años bien, sobre todo por la "espontaneidad" con la que se produce. "Hay un afecto y un amor que sale espontáneo. Me siento en el ambiente que he vivido toda mi vida, de entrega a los demás", señaló en un momento de la celebración.

El homenaje contó con la presencia de Julián Ruiz, obispo de las diócesis de Huesca y Jaca, quien celebró la eucaristía, y Nicolás López, vicario general de la Diócesis de Huesca. Continuó con varios momentos que intercalaron palabras de afecto y el cante de jotas en homenaje a la figura de Iguacén, conducido por la mano de Toño Julve.

Con palabras llenas de cariño y un auditorio entregado a la celebración por la honomástica centenaria, Julián Ruiz repasó la trayectoria de Iguacen, destacando su "papel de referente para toda la Iglesia" allá donde ejerció su labor, "caracterizado siempre por su sencillez su capacidad de sacrificio y su enorme generosidad. Un hombre extraordinario y un hombre de Dios".

Ruiz resaltó así mismo la labor pionera de Iguacen en cuanto a la sensibilización e información respecto al patrimonio cultural y al desarrollo de la pastoral de la salud, "estando próximo a los enfermos pero con una labor coordinada" con personal sanitario desarrollando así un "un concepto de salud integral que engloba la dimensión física y la espiritual", remarcó el Ruiz.

Damián Iguacen ha destacado, como manifestó Ruiz, "por ser una persona llena de luz interior, con un corazón muy grande y servicial. Ha sido capaz de iniciar trayectorias, que se han perpetuado en la labor que continúan los obispos de las diócesis en las que ha dado servicio", concluyó al término del acto.