print
 
DATOS ECONÓMICOS

El Huesca mantiene el cuarto tope salarial más alto de Segunda División


El club azulgrana lo ha subido 720.000 con respecto a septiembre tras el cierre del mercado de invierno



MIGUEL ÁNGEL BLASCO
13/02/2020

HUESCA.- El Huesca se mantiene en el cuarto puesto de los “topes salariales” de Segunda División, tras el cierre del mercado de invierno, según los datos facilitados este jueves por LaLiga.

El club azulgrana ha aumentado su techo de gasto en 720.000 euros. En septiembre era de 16.324.000 euros y ahora ha subido hasta los 17.044.000 euros. Una de las claves para hacer factible ese incremento fue la “liberación” de Musto y posteriormente de Jovanovic, además de las cesiones de Joaquín, Seoane y Dani Escriche. En contrapartida, han llegado Rafa Mir (con un elevado caché que se pudo hacer con la inyección de Musto) y Mboula. Bien entendido también que el Huesca, pese a disponer de más dinero, no ha completado ese techo y tiene líquido disponible por si aparece algún contratiempo.

Por delante de la entidad oscense se mantienen el Girona (que no ha variado su tope, con 29,2 millones), el Rayo ocupa la segunda posición con 21,06 (lo ha subido aproximadamante un millón) y el Almería es tercero con 18,8 (un incremento de unos 700.000 euros).

El club que más ha subido su techo salarial es el Deportivo de La Coruña, con un aumento de 2 millones de euros gracias al acuerdo alcanzado con Abanca. ElAlbacete es otro de los que más han crecido, con 1,4 millones de tope.

No presentan variaciones, además del Girona, el Sporting, Málaga y Numancia. Leves incrementos se aprecian en Extremadura, Alcorcón, Lugo y Ponferradina. Clubes como Racing y Mirandés han subido 800.000 euros, Cádiz y Oviedo 700.000, el Zaragoza 600.000, el Fuenlabrada 400.000, el Tenerife 300.000 y Las Palmas 200.000.

En la parte baja del “ranking” aparecen equipos como Elche, Numancia, Mirandés, Fuenlabrada y Ponferradina que están completando una excelente temporada.

Cabe recordar que el Huesca que logró el ascenso a Primera División en la temporada 17-18 tenía el sexto tope salarial más bajo de Segunda División, con 5,3 millones de euros.