print
 
REIVINDICACIONES LABORALES

Los trabajadores municipales inician sus movilizaciones ante las "imposiciones" constantes del Ayuntamiento de Huesca



Cerca de un centenar de personas se han concentrado este miércoles por la "pésima gestión" en personal y el Consistorio convocará reuniones con la plantilla



O. ISARRE
19/02/2020

HUESCA.- Alrededor de un centenar de trabajadores de todas las áreas del Ayuntamiento oscense se han concentrado este miércoles ante el palacio consistorial para denunciar las "imposiciones" del gobierno municipal en materia de personal. Convocados por la Junta de Personal y el Comité de Empresa, los empleados han iniciado así un calendario de movilizaciones que seguirá próximamente para protestar contra "la pésima gestión de personal por parte del alcalde y del equipo de gobierno".

Los trabajadores, con pancartas como "Alcalde subes tu sueldo recortando la plantilla" o "Servicios Públicos en peligro de extinción" y proclamas "Con Luis Felipe, todos a pique", han protestado por "la falta de respeto" en los procesos de consolidación de empleo. El planteamiento del equipo de gobierno ha sido muy criticado y casi 70 funcionarios interinos o laborales han presentado reclamaciones previas a la denuncia por abuso en la temporalidad. Muchos de ellos han estado en la concentración con pancartas indicando el número de años -15, 21 ó 25 por ejemplo- que llevan siendo temporales "en fraude de ley".

La falta de personal, las privatizaciones y el incremento de la carga de trabajo, así como unas instalaciones municipales en "estado lamentable" han sido varias de las reclamaciones más importantes. "La falta de personal en algunos servicios, como la Policía Local, es lo que más llama la atención y además aumentan los servicios y tenemos que hacernos cargo otra vez de la vigilancia de edificios municipales", ha declarado Ventura Mur, presidente de la Junta, que también ha aludido a la situación de las brigadas, "con cada vez menos personal y con cada vez más contrataciones externas". 

El presidente del Comité, Antonio Larraz, ha incidido en la situación de las brigadas, donde se hacen "pequeñas privatizaciones o externalizaciones" y "llegará un momento en el que estarán todas privatizadas". Larraz se ha quejado también de las condiciones laborales, ya que "muchas veces no hay ni material para hacer los trabajos; falta vestuario y EPI (equipos de protección individual) y los vehículos son obsoletos, muchos de más de 20 años".

Ambos han asegurado que el equipo de gobierno trata las mesas de negociación como "mesas de imposición" o meramente de información, con presentación de informes jurídicos sin dar tiempo a estudiarlos.

También se ha censurado la "injusta" valoración de los puestos de trabajo y la falta de desarrollo de la carrera profesional. Todo ello mientras "el señor alcalde sigue mirando hacia otro lado con el desprecio más absoluto hacia los empleados municipales".

El Ayuntamiento ha respondido señalando que seguirá atendiendo, "como hasta ahora", a las reuniones formales establecidas con la representación sindical (mesas de negociación y comisiones sectoriales). Además, el gobierno local ha anunciado que ha decidido informar "directa y personalmente" a todos los trabajadores del Ayuntamiento "de las decisiones que está tomando" en personal. En este sentido, el Consistorio convocará reuniones con los empleados de todos los servicios a partir de la semana que viene.