print
 
BROTE 2019-NCOV

El hospital San Jorge de Huesca hace pruebas diagnósticas a un paciente por el protocolo del coronavirus



Esta persona había estado en el norte de Italia y en las próximas horas se confirmará el resultado



D.A.
25/02/2020

HUESCA.- Un paciente ha sido ingresado y ha sido aislado en el Hospital San Jorge de Huesca este martes a última hora por los síntomas similares a los que describen los protocolos de detección del coronavirus (COVID19) que han establecido tanto la Organización Mundial de la Salud como las autoridades sanitarias españolas y aragonesas.

La persona que permanece en observación había visitado recientemente el norte de Italia y cursaba determinadas señales que indicaban la posibilidad de un proceso vírico sin concretar.

Por el protocolo establecido, el paciente ha ingresado en el Hospital San Jorge e inmediatamente se activaron los procedimientos para su aislamiento, la extracción de sangre, la realización del frotis para constatar el estado de las vías respiratorias y las pruebas diagnósticas que determinaron los doctores de acuerdo con los protocolos.

El material extraído ha sido remitido a Zaragoza para su análisis. En la capital aragonesa, se han habilitado laboratorios específicos para la eventualidad de coronavirus en las últimas horas. Anteriormente, todos los de Aragón se centralizaban en Majadahonda.

En las próximas horas, se determinará la posibilidad de existencia del coronavirus en el paciente y se adoptarán las medidas médicas precisas para su tratamiento hasta la curación.

En cualquier caso, las autoridades sanitarias aragonesas insisten en la importancia de mantener la serenidad porque muy probablemente la inmensa mayoría de los casos, cuando no la totalidad, darán negativo en las pruebas. La irrupción en Italia ha sido determinante para un cierto estado de nerviosismo en la población, que acude a las mínimas señales a los centros sanitarios.

Cabe recordar que el coronavirus Covid19 tiene una baja letalidad (inferior a muchas cepas de gripe) aunque su transmisibilidad es relativamente alta. Los casos graves se circunscriben a personas de una alta edad con problemas coronarios o respiratorios crónicos y que cursan con un agravamiento importante.

Es muy baja la gravedad en las personas con menos de cincuenta años y muy moderada hasta prácticamente los ochenta.

Para el resto de la población, en el caso de que fueran diagnosticados con esta afección, en las dos semanas posteriores a incubar la enfermedad se pueden desenvolver con una práctica normalidad.