print
 
FÚTBOL - SEGUNDA DIVISIÓN

El martes, cumbre de LaLiga para ver escenarios


La suspensión de la Eurocopa será la llave para poder acabar la temporada



MIGUEL ÁNGEL BLASCO
15/03/2020

HUESCA.- Los clubes de LaLiga tienen previsto realizar el martes una reunión telemática para hacer un análisis de situación y ver qué escenarios se pueden contemplar para el final de la temporada con una docena de jornadas pendientes de disputar en Primera y Segunda División.

Restan por jugarse once jornadas en las dos categorías del fútbol profesional español y en el caso de Segunda habría que añadir las dos eliminatorias de playoff, cuatro partidos más.

Se considera clave la reunión que el mismo martes va a mantener la UEFA con las 55 federaciones que la integran para abordar la posible suspensión de la Eurocopa, prevista para el mes de junio. Para desahogar los calendario de las diferentes ligas continentes se antoja "fundamental" su aplazamiento. Tanto como imposible poder disputarla, teniendo en cuenta que es una edición especial ya que está repartida en doce países del viejo continente. A todas luces inviable con la crisis del coronavirus.

Una vez que la UEFA decida aparcar la Eurocopa para el próximo año, que tampoco supone un gran inconveniente porque el calendario de 2021 lo permite, será entonces cuando quede allanado el camino para las grandes ligas, entre ellas la española.

LaLiga el pasado jueves anunció la suspensión de "al menos" las dos próximas jornadas. En la misma tesitura está la Federación Española de Fútbol, que también paralizó dos jornadas las competiciones de ámbito estatal no profesional y que el próximo día 25 habrá una nueva reunión de la Comisión de Seguimiento para estudiar la situación en ese momento y las medidas a tomar.

Visto el cariz que ha tomado la crisis, y salvo algún milagro que cambie el decorado, existen opiniones mayoritarias que coinciden en que será necesario ampliar plazos y dar más tiempo para reanudar la competición.

De hecho, en el seno de los clubes de LaLiga ya se piensa que serán necesarios "un par de meses" para volver a ver fútbol en vivo y en directo. Por eso se espera que la UEFA y sus federaciones den el paso definitivo de la suspensión de la Eurocopa y empezar a pensar en fechas con las que ajustar los calendarios.

En el Huesca existe un pensamiento positivo para poder llevar a término la competición "al noventa por ciento" con las once jornadas pendientes y, en su caso, el playoff de ascenso.

Se mantiene la tranquilidad que el pasado jueves expuso en sus declaraciones el director general, Josete Ortas, que consideró "normal" la decisión de LaLiga de la suspensión de estas dos próximas jornadas ante la "situación excepcional" que se había producido.

Esta semana será importante ver qué pasos da LaLiga y qué escenarios puede contemplar, con diferentes alternativas, para llevar a término la temporada con sus 42 jornadas.

La "vía libre" que puede dejar la suspensión de la Eurocopa permitirá ganar el mes de junio e incluso no se descarta tener que jugar en julio. Pero todos coinciden en que cuando se reanude la competición habrá un verdadero maratón de fútbol para recuperar jornadas.

 

INTERESES ECONÓMICOS

 

No hay que olvidar que la paralización de la competición también acarrea graves consecuencias económicas para los clubes por el reparto de la "tarta" televisiva, amén de los ingresos por taquillas y los compromisos con patrocinadores y el perjucio que también pueden tener sus abonados.

De acuerdo con las cifras que se han manejado estos últimos días, si la temporada terminara ahora tal y como está, las pérdidas podrían rondar los 700 millones de euros entre la Primera y Segunda División. Así, los de la Liga Santander dejarían de ingresar 435 millones por derechos televisivos sobre un total de 1.664. Y los de la Liga SmartBank perderían 48 millones de los 185 asignados.

Por poner el ejemplo concreto del Huesca, al que le corresponden unos 9 millones de euros por derechos de televisión, dejaría de recibir 2 millones si no se reanuda la competición. Unas pérdidas irreparables para un club que se sustenta en buena medida -como casi todos- en los ingresos que percibe por los derechos de televisión que aporta LaLiga.

Se insiste desde el club azulgrana en mantener un clima de tranquilidad, en seguir las indicaciones de las autoridades sanitarias y en ver cómo evoluciona todo: la pandemia y los ajustes de los calendarios.