print
 
FÚTBOL
SEGUNDA DIVISIÓN

Kelme empieza a producir en China las camisetas del Huesca


El club oscense suspendió un viaje al país asiático previsto para el 14 de febrero y ha dado el "OK" a las muestras físicas y se han pedido 3.500 unidades



MIGUEL ÁNGEL BLASCO
15/03/2020

HUESCA.- Mientras en España se agudiza la crisis del coronavirus, en China, punto de origen, está superándose con las medidas que tomó el gobierno del gigante asiático. ¿Y qué pinta el Huesca en todo esto El asunto es que es en China donde se hace la producción de las equipaciones deportivas del club azulgrana a través de la marca Kelme, que es la que está asociada al club azulgrana con el contrato por cuatro años que ambas partes firmaron tras el ascenso a Primera División. La vinculación del esponsor técnico con la entidad oscense cumple su tercera temporada y quedará pendiente la próxima.

El pasado mes de noviembre se desplazó hasta la capital oscense un equipo chino de Kelme, con quien el departamento de diseño del Huesca mantuvo unas jornadas de trabajo para preparar la colección de camisetas correspondiente a la temporada 2020-21. El resultado de ese trabajo -que es necesario realizar con bastantes meses de antelación- se lo llevaron los chinos a su país.

Pero quedaba pendiente una segunda parte, la definitiva, con el viaje a China del departamento de diseño del Huesca, cuyo responsable es el consejero y Jefe de Productos Agustín Pueyo, y que desarrolla, además de tutelar la gestión de la tienda oficial del club, con todas las equipaciones del primer equipo, fútbol base, femenino y Genuine. En su equipo, Pueyo cuenta con Jorge Lasaosa, Luismi Lasaosa y el gerente de la entidad, Luis Sanclemente.

El viaje hasta China estaba previsto el pasado 14 de febrero, con la crisis del coronavirus en ebullición en aquel país. "En aquellas fechas el problema estaba en China y ahora lo tenemos en España", señala Agustín Pueyo. Por razones obvias se anuló el viaje a China pero no se perdió el tiempo y se han ido manteniendo reuniones periódicas con el equipo de Kelme España, que en China tiene su sede en la localidad de Jinjiang, en la provincia de Fujian, a unos mil kilómetros de Wuhan, el foco de la crisis.

La recuperación de la actividad en China y el trabajo que se ha estado llevando a cabo desde la distancia hace confiar al Huesca en que no debe haber dificultades extraordinarias para disponer de las nuevas indumentarias. "La visita, tal como ya se hizo el año pasado, servía para cotejar las muestras físicas de las camisetas de acuerdo al diseño que nosotros habíamos enviado. Una vez se hace esto, damos el OK y ellos inician la producción", comenta Agustín Pueyo.

El consejero y responsable del departamento destaca asimismo que esta temporada todo el diseño se ha llevado exclusivamente desde la SD Huesca con su equipo de trabajo.

Con los problemas de suministro que han existido en estas dos campañas precedentes, sobre todo en la del ascenso con un retraso más que notable, y con la crisis mundial de la pandemia que ahora aflora en nuestro país, se considera que "algo lo vamos a notar" en cuanto a los plazos de entrega. No obstante, "por nuestra parte, está todo en regla, los diseños ya enviados y cotejados, tienen el visto bueno y esperemos que lleguen a tiempo. De hecho, ellos nos dicen que no habrá retraso. Pero hay que reconocer que tal como están las cosas con el problema de la gripe, siempre surgen interrogantes. Y no es menos cierto que ahora la preocupación está aquí y no en China".

El Huesca ha realizado un pedido inicial de 3.500 modelos entre las tres equipaciones que dispondrá. En la medida que se vayan acabando las existencias, se pedirá reponerlas con vistas a la campaña de Navidad. Los cálculos para esta demanda de reposición se podrán ver en la primera o segunda semana de venta. "En esas primeras fechas ya nos podemos hacer una idea de qué camiseta tira más. Esta última temporada, por ejemplo, ya vimos enseguida que la tercera camiseta se iba a convertir en la superventas", observa Pueyo.

De hecho, tal como se informó en los datos ofrecidos en el Informe de Gestión de la última Junta de Accionistas el pasado mes de diciembre, la temporada pasada se vendieron alrededor de 8.300 camisetas con el "boom" del ascenso a Primera División. Hay que contar igualmente que con motivo de las visitas del Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid se hicieron unas camisetas conmemorativas, que tuvieron gran aceptación ya que se agotaron el millar de indumentarias madridistas y culés y el medio millar del Atlético.

El consejero azulgrana está convencido de que las camisetas diseñadas para el próximo año "gustarán" pero lógicamente lo convierte en "el secreto mejor guardado" hasta que en verano vean la luz.