print
 
CONSECUENCIAS DEL COVID-19

Montañas vacías de montañeros y excursionistas


El presidente de la FAM recuerda que ahora los recursos sanitarios son indispensables



M. J. L.
16/03/2020

HUESCA.- Las montañas del Pirineo van a permanecer vacías de montañeros y excursionistas en los próximos días. Las restricciones al movimiento de personas impuestas en el decreto aprobado por el gobierno debido al estado de alarma alcanza al mundo del montañismo y el senderismo, por las limitaciones que impone el obligado aislamiento social (entre ellas la prohibición de llegar en coche a la montaña a practicar una actividad deportiva o de ocio).

Ya el viernes, un día antes de la aprobación del decreto gubernamental que limita el libre movimiento de las personas, el Comité de Seguridad de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (Fedme) pidió a los deportistas y aficionados que limitasen o renuciasen a realizar actividades en la montaña para no aumentar la carga de trabajo en los hospitales en caso de sufrir un incidente o un accidente en el medio natural.

Este domingo, el presidente de la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM), Luis Masgrau, también señaló que a través de las redes sociales han recordado que ahora "no se puede salir a hacer montañismo", ya no sólo por ser de obligado cumplimiento sino "por sentido común", y que incumplir este precepto conlleva una sanción económica.

"Cualquier persona que esté corriendo en el parque o que se haga un esguince o una rotura de fibras y tenga que ir a un hospital está consumiendo recursos sanitarios que son ahora indispensables porque sabemos que la epidemia está en alza y que va ir incrementándose y los servicios sanitarios cada vez van a estar más desbordados", apuntó Masgrau.

En este sentido, insistió en que "cualquier pequeña patología que requiera asistencia va a entorpecer la asistencia de gente que la va a necesitar con mucha más urgencia", por lo que no dudó en sumarse al llamamiento de muchas voces que piden: "quédate en casa, que ahora además es de obligado cumplimiento".

Masgrau también recordó que la FAM cerró el viernes al público todos los refugios, "antes de que fuera de obligado cumplimiento". No obstante, los guardas siguen en los refugios para garantizar la realización de tareas como la obtención de datos meteorológicos o el mantenimiento de instalaciones.