print
 
ATLETISMO - CONSECUENCIAS DEL COVID-19

De luchar por las medallas a animar a "quedarse en casa" por responsabilidad

Varios integrantes de Hinaco lanzan el mensaje solidario a través de las redes sociales



MIGUEL ÁNGEL BLASCO
16/03/2020

HUESCA.- Una docena de atletas altoaragoneses han visto frustadas sus aspiraciones al haber quedado suspendido el Campeonato de España Sub-20 (júnior) de pista cubierto, previsto en Sabadell. La Federación Española de Atletismo ya anunció el pasado lunes, a través de una circular, la suspensión o el aplazamiento de todas las competiciones programadas en estas próximas semanas.

Y entre esa docena había firmes candidatos a coronarse como campeones nacionales o a subir al podio de sus respectivas pruebas. Los zoitistas Teresa Santolaria e Iván Martín, la ballobarina Elena Daniel y los Hinacos Laura Pintiel, Mario Revenga, Pablo Delgado, Marco Sampedro y Pol Oriach eran valores seguros para el éxito. Tras el disgusto inicial por quedarse sin campeonato, todos han asumido que lo mejor ha sido quedarse en casa y solidarizarse con la salud global que se ha demandado y ahora la preocupación se centra en la incertidumbre que hay sobre la vuelta a la actividad. De momento no se pueden marcar plazos. Pero en el horizonte está la gran ilusión que todos anhelan, el Campeonato del Mundo de su categoría que se celebrará en Nairobi (Kenia) del 7 al 12 de julio. Los atletas de Hinaco ya han trasladado su mensaje "yo me quedo en casa" en las redes sociales.

Intec-Zoiti tenía como bazas a Teresa Santolaria e Iván Martín. Ambos estuvieron recientemente en el encuentro internacional de Minsk (Bielorrusia) y Santolaria logró la medalla de plata en el salto de longitud, para esa misma semana acabar cuarta en el Campeonato de España absoluto en altura. A la pista de Sabadell habría acudido como líder del ranking nacional de longitud. "Le dio rabia la suspensión porque ha hecho una temporada de pista cubierta muy buena y era su campeonato, para rematar todo el trabajo. Sin duda era una candidata. El jueves se confirmó la suspensión y fue un momento doloroso, pero es muy buena competidora y ya piensa en la temporada al aire libre", dice Dani Durán, que comparte con Gustavo Adolfo Becker la preparación de la joven oscense.

Ese sí que es otro dilema. La preparación que viene ahora y si van a estar mucho tiempo las instalaciones cerradas. "En casa solo se pueden hacer ejercicios de fuerza. Es una situación compleja y absolutamente desconocida. Pero no hay que volverse locos. Veremos qué se puede hacer y sobre todo cómo enfocar la preparación para que pueda ir al Mundial", apunta Durán.

El otro zoitista, el zaragozano Iván Martín, también acudía al campeonato como líder del ranking en triple salto. Y un tercer mosquetero de Zoiti, Pablo Hernández, había llegado con la mínima para el concurso de longitud, aunque sin más opciones que disfrutar de la experiencia y mejorar la marca.

La nómina más extensa para esta competición la presentaba Hinaco Monzón, con siete atletas, de los cuales cinco eran firmes candidatos al podio. Laura Pintiel lidera el ranking de 60 lisos; Mario Revenga, Pablo Delgado y Marco Sampedro figuran segundo, tercero y sexto en 60 vallas, todos ellos dirigidos por Richy Verdugo, y Pol Oriach, preparado por Phondy, dominaba en el 3.000 lisos.

"Se han quedado todos con la miel en los labios. Ha sido un invierno complicado por los problemas con la pista en Monzón y porque están acabando el Bachillerato y tienen la Selectividad. Pero aún así llegaban muy bien de forma y con las mejores perspectivas", comenta Verdugo sobre su grupo de atletas.

Es más, destaca que "en 60 vallas aspirábamos al triplete con Mario, Pablo y Marco. Nos hacía mucha ilusión porque hubiera sido histórico para el club y muy pocas veces se ha dado a nivel nacional". Así que no queda más que lamentar "no haber podido reflejar en su campeonato su estado de forma, cuando además renunciaron al Absoluto por estar en el Sub-20".

También estaban para ir, entre los entrenados por Richy Verdugo, Iris Millanés en pértiga y Vicky Sanclemente. A esta última le ha perseguido siempre el infortunio. No pudo ir al campeonato cadete porque saltó 5.27 y la mínima era de 5.30 en longitud y en juvenil se quedó en puertas en 60 vallas tras correr en 9.37 y le pedían 9.35. En su estreno en la categoría júnior sí había logrado la mínima en 60 vallas... y le suspenden la competición. Estaben pendientes de repesca Ruth Bardina en 60 vallas y Julia Pérez en pértiga.

Superado el "golpe" de la suspensión, los atletas de Hinaco ya están manos a la obra con la mirada puesta en el verano. Y además haciendo campaña con el "Yo me quedo en casa", mostrando imágenes de sus entrenamientos en sus domicilios a través de las redes sociales.

"Nos solidarizamos con la causa. La situación en el país es peligrosa y no podemos arriesgar a entrenar por una lesión grave que colapse el servicio sanitario por una negligencia. Los servicios médicos tienen que estar pendientes de lo que tienen que estar ahora. Así que la decisión es entrenar en casa con poco trabajo, intenso y corto, para no debilitar el sistema inmunodefensivo. Y en un par de semanas ya veremos qué planteamiento hay que hacer", afirma Verdugo.

En la misma línea se sitúa Phondy, que a este campeonato llevaba a Pol Oriach y a la fragatina Noemí García, ambos en la prueba de 3.000 metros. El albeldense vio cumplido su gran objetivo invernal, el título de campeón de España de cross, y no había preparado la pista cubierta. "Esto no ha sido un mazazo porque el objetivo principal lo tenía ya. Es cierto que tenía grandes posibilidades de repetir título en pista cubierta. Pero después del subidón que le dio el campeonato de cross, el mazazo ha sido ver que no puede entrenar y tiene que quedarse en casa. Es algo que cuesta digerir cuando tiene toda la ilusión de ir al Mundial", indica Phondy, preocupado ante "lo que viene" y cómo puede prepararlo. "Todo iba muy bien encaminado con las ligas, carreras de alto nivel e incluso el Campeonato de España absoluto. Este año pasa a los 3.000 obstáculos, con 7 rías y 28 pasos de vallas y es todo nuevo. En el caso de Noemí es lo mismo, con la idea de afianzarse. Veremos cómo acaba esto y ojalá volvamos pronto a la normalidad".

No obstante, coincide con lo expuesto por Verdugo. "Es fundamental no hacerse daño en un entrenamiento para no colapsar los servicios sanitarios. Todos nos movemos por objetivos, motivaciones y sensaciones. Y cuanto más exigente es todo, más se crecen los nuestros".

El CA Fraga, además de llevar a Noemí García, tenía depositada su confianza con la ballobarina Elena Daniel, segunda del ranking en 60 lisos (tras la montisonense Laura Pintiel). Su entrenador, Eloy Mur, pese a la firme candidatura de su atleta, reconoce que "nos hemos quitado un peso de encima porque el objetivo es que pueda ir al Mundial de Kenia".

Asume la situación que hay y admite la preocupación por la incertidumbre de fechas y plazos, sin un horizonte claro y con mucho trabajo para poder llevar a cabo los objetivos. "Habrá que buscar métodos de entrenamiento en casa, no queda otra", comenta Mur.